Jueves  16 de Abril de 2020

"Inteligencia cultural": qué necesitan las empresas para hacer de esta crisis una oportunidad

Hacen falta organizaciones cada vez más humanas. Empatía, flexibilidad, aprendizaje en la diferencia y otras capacidades prácticas de vuelven aún más centrales ante los cambios que impuso la lucha contra el coronavirus. 

"Inteligencia cultural": qué necesitan las empresas para hacer de esta crisis una oportunidad

JUAN MÉDICI

Director Ejecutivo AFS-Programas Interculturales Argentina & Uruguay

No hay dudas de que el mundo se está enfrentando a una situación que tendrá profundas consecuencias en todos los ámbitos de la sociedad: desde la forma de trabajar y relacionarnos, hasta la geopolítica y la economía a nivel global.

Sin dudas, podemos ser optimistas. La humanidad ha superado crisis terribles, y hoy tenemos los medios científicos y tecnológicos para poder enfrentar a este “enemigo oculto” que es el Covid-19. Pero, mientras dure esta “tormenta”, todos debemos adaptar nuestras acciones para sobrellevar lo mejor posible este tiempo, pero manteniendo (y reforzando) nuestros valores y cómo vivimos de acuerdo a ellos. Y las organizaciones no pueden quedar exentas de esto.

Para las empresas, la actual situación posee dos tipos de cuestiones diferentes, pero interrelacionadas: las eminentemente “prácticas” y otras de mayor profundidad respecto a su “forma de ser”.

Las cuestiones de índole práctico son aquellas que se refieren a cómo puede y debe una compañía seguir funcionando en un contexto de Aislamiento Social, siendo el home office el ejemplo más claro y que más se ha extendido en todo el mundo.

Sin dudas que el trabajo a distancia es una herramienta indispensable, que permite proteger a los equipos de trabajo mientras siguen conectados. Incluso se suele dar un mejor y más productivo uso del tiempo que en el trabajo in office.

Sin embargo, como todo, tiene sus puntos flacos. Siempre se siente la ausencia del otro, aunque lo veamos de manera virtual. La falta de contacto presencial dificulta la construcción y la contención de los equipos. Y, necesariamente, se pierden aquellos momentos informales (almuerzos, cafés en los pasillos) que tanto bien nos hacen a las personas. Sin dudas se puede mantener un buen espíritu de trabajo en equipo, incluso en las circunstancias más adversas,  y eso es algo sumamente positivo, pero la “Unidad en la Separación” sigue estando un escalón por debajo del contacto “frente a frente”.

Y eso me lleva al segundo tipo de cuestiones, que tienen que ver con la cultura de las organizaciones. Desde hace tiempo existe una tendencia hacia la “humanización” de las empresas, pero no cabe duda que esta pandemia a la que nos estamos enfrentando debe empujar a toda compañía u organización a poner cada vez mayor énfasis en su gente, y en generar contextos que puedan acompañarlas y contenerlas. Es indispensable que los líderes puedan planear cómo se transitará la crisis sin perder la esencia de la cultura y los valores de la organización, y hacer partícipes a sus equipos en cómo se transitará este tiempo.

Las organizaciones deben ser cada vez más “empáticas” para con sus colaboradores, clientes y las comunidades donde se encuentran, entendiendo sus situaciones particulares. Tienen que ser “flexibles”, para adaptarse (y acompañar a las personas para que se adapten) a situaciones impensadas como las que estamos viviendo. Esto puede incluso tener derivaciones “prácticas”: una organización puede, en este contexto, descubrir que ella misma y sus miembros poseen capacidades y experiencias que no había notado antes, y eso puede derivar en nuevas actividades y posibilidades de trabajo presente y futuro (el tan conocido refrán “crisis es igual a oportunidad”). Para poder lograrlo, es indispensable que al interior de los equipos y entre ellos y el liderazgo de la organización exista diálogo y escucha activa.

Como parte de una organización que basa su accionar en el  valor de cada ser humano, sea cual sea su origen y cultura, creo que, a fin de lograr organizaciones más humanas, es necesario dar algunos pasos más, profundizando en valores tales como la dignidad, el tomar las diferencias como un espacio de aprendizaje para crecer, la armonía, la sensibilidad y la tolerancia.

Asimismo, las organizaciones deben actuar “hacia afuera” en base a valores muy firmes. En nuestra organización trabajamos para formar “Ciudadanos Globales”, desarrollando su “Inteligencia Cultural” a través de experiencias educativas internacionales. Y creo que son aquellos valores que buscamos formar en nuestros participantes, los que deberían ser asumidos por parte de las organizaciones.

¿Qué características debería tener una empresa para ser “Culturalmente Inteligente”? En primer lugar, enriquecernos a partir de las diferencias, tanto entre sus colaboradores como hacia el resto de la sociedad. Por otro lado, deben ser conscientes de que existe un mundo “más allá del propio mundo”, a la vez que comprender que son actores responsables en sus comunidades directas, y también a nivel global (sobre todo, ante una situación de crisis tan extendida como la actual Pandemia). Finalmente, personas y organizaciones deben ser conscientes de que sus acciones impactan en el mundo que las rodea, adoptando los roles que les caben para proteger nuestro planeta para un futuro sustentable en todo sentido.

Para lograr eso a nivel de una organización, se debe fomentar una cultura de pensamiento crítico, cuestionando suposiciones y siendo flexibles. Para ello, es necesario generar confianza, ampliar las perspectivas y desarrollar habilidades prácticas en los miembros de los distintos equipos para comunicarse y colaborar con los demás. Se trata de habilidades sumamente necesarias y valoradas en la actualidad, y significan un gran crecimiento para las personas y, por extensión, para las organizaciones que éstas conforman.

Se trata, al fin y al cabo, de que personas, organizaciones y comunidades, puedan convivir de la mejor manera, abrazando las diferencias, y sabiendo que el mundo es más fuerte y mejor gracias a ellas. Así como las personas que desarrollan su Inteligencia Cultural también incrementan su capacidad de liderazgo, aquellas organizaciones que lo hacen estarán más preparadas para ser líderes en su propio ámbito.

Está claro que el mundo que surja una vez que esta pandemia se acabe será muy distinto al que conocíamos hasta hace apenas unos meses. Por eso es imperativo que todos, y especialmente las organizaciones y sus miembros, desarrollen este tipo de capacidades, que serán indispensables para que, más juntos en todo sentido, podamos seguir adelante.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000069,500074,5000
DÓLAR BLUE-0,7874122,0000126,0000
DÓLAR CDO C/LIQ1,1341-110,3590
EURO1,194980,974380,9928
REAL0,021813,306613,3117
BITCOIN0,07769.309,71009.313,3900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,210529,7500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-30,000010,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-28,125011,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000029,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000094,0094,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,44442,262,25
DISC USD NY-1,031471,0171,75
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL3,194042.747,5500
BOVESPA0,6200100.031,8300
DOW JONES2,090026.075,3000
S&P 500 INDEX1,44683.185,0400
NASDAQ1,500010.617,4430
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,8413324,8144327,5702
TRIGO CHICAGO-1,4466194,0068196,8544
MAIZ CHICAGO-1,6153131,8845134,0497
SOJA ROSARIO-0,8529232,5000234,5000
PETROLEO BRENT-0,115643,190043,2400
PETROLEO WTI0,049340,570040,5500
ORO0,37821.805,00001.798,2000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology