Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Inflación pone a prueba al mercado de la carne

Un mercado funciona cuando, entre otras cosas, los precios suben cuando aumentan los costos de producción y bajan cuando se reducen. No es esto lo que está pasando con la carne que subió cuando subió la hacienda en Liniers y permanecen las dudas respecto de su descenso, toda vez que la hacienda en pie ha descendido pero tales descensos no han llegado al consumidor. La evolución de los índices de precios de enero pondrá a prueba aquél funcionamiento.
La hacienda en Liniers subió 9,9% en noviembre, 14,4% en diciembre y se redujo 5,6% en enero, acumulando una suba en el trimestre de 18,7%. La escalada de precios comenzó a fines de noviembre pero mostró un ligero descenso a lo largo de diciembre. La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de la República Argentina (Ciccra) explicó el fenómeno en el descenso de la oferta explicado por el cierre del año fiscal para los ganaderos, el faltante de 300 mil terneros originados en inundaciones y el aumento de la retención de vientres derivado de los estímulos a la producción originados en la suba del tipo de cambio, quita de retenciones a la exportación de carne y disminución de derechos a la exportación de cueros.
Los ganaderos argumentan que han subido otros costos, incluyendo ‘electricidad, paritarias, alquileres’ y los carniceros sostienen que el precio relevante es el de los novillos livianos, porque ‘son los que mas se consumen’ Estos sin embargo subieron menos que el promedio de todas las categorías: 7,3% en noviembre, - 0,3% en diciembre y suba de 2% en enero, acumulando apenas un aumento en los últimos tres meses del 9,1%.
La carne en el mostrador no evolucionó de la misma manera. Subió según el Indice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires 4% en noviembre y 14,2% en diciembre, acumulando en el bimestre un aumento del 18,8%. Según el Indice de Precios al Consumidor de San Luis la suba fue mucho mayor y sobrepasó con creces a la hacienda: 6% en noviembre y 22,9% en diciembre acumulando en el bimestre el 30,3%. Si la carne tuviera ponderación de alrededor del 10% en la canasta del índice puntano, surge una conclusión importante cuando se examina el 6,5% de aumento de precios que se registró en diciembre en San Luis. La carne, que subió 22,9% según este indicador, incidiría entonces en unos 2,3 puntos porcentuales del 6,5 que aumentó el nivel general. Esto es: la carne explica mas de la tercera parte del aumento de precios de diciembre del indicador puntano.
El precio promedio de la hacienda comercializada en Liniers en enero fue de $ 21,293, por debajo del promedio de diciembre pasado, $ 22,558. En diciembre la carne en el mostrador subió mas que la hacienda en pie. En los últimos doce meses, según Ciccra, los cortes vacunos subieron 60,8%, la carne aviar 53,7 % y el kilo vivo en Liniers el 55,1 %. ¿Habrá bajado la carne en enero? ¿O será necesario corregir las imperfecciones del mercado?

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar