Impulsan nuevo perdón fiscal para los que tienen dólares sin declarar

Hoy el Gobierno recibirá a las autoridades de la Cámara Argentina de la Construcción. El objetivo es presentarle el proyecto de ley qué básicamente consiste en un blanqueo fiscal para volver a impulsar una de las industrias más golpeadas por la crisis y por la pandemia.

El proyecto en cuestión entrará en Diputados esta misma semana. En realidad es un blanqueo pero que se conocerá como "bloqueo fiscal". Es que lo que va a determinar es que quienes inviertan en construcción, ya sea locales como extranjeros, y no puedan justificar el origen de los fondos, simplemente queden habilitados y blanqueados para poder construir con el pago de un impuesto por única vez.

Quienes estarán a cargo de la presentación del proyecto serán el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El encuentro se llevará a cabo a las 18:30 en el Ministerio de Economía, confirmaron a la agencia NA fuentes del Gobierno.

Indicaron, además, que la reunión será de características similares al encuentro mantenido la semana anterior con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), en la cual se acordó la conformación de mesas técnicas para mejorar los niveles de actividad del rubro.

Está claro que el sector de la construcción es uno de los más golpeados por la crisis de la economía, situación que empeoró desde marzo, cuando comenzó al cuarentena. En el último año, la construcción perdió el 35% de sus empleos formales, cifra que representa a unos 150 mil trabajadores. A esta situación hay que sumarle los obreros informales.

Pero si la construcción puede cobrar un impulso con el nuevo proyecto, eso no significa que a Guzmán se le acabarán los problemas. El dólar, que antes era sólo potestad del presidente del Banco Central, Miguel Pesce, desde el lunes pasado forma parte del eje del Ministro. Y no hablamos del dólar oficial que se utiliza para el comercio. Se trata del dólar blue, el mismo que más allá de su ilegalidad, es el que le trae más de un dolor de cabeza al Gobierno. El motivo es simple: es un mercado chico el del blue, pero es el de referencia para el común de la gente.

Con ese panorama, Guzmán tiene como objetivo que quienes impulsen el blue pasen al mercado legal. Es decir, que compren dólares pero a través del dólar contado con liquidación o simplemente denominado CCL.

Guzmán quiere estabilizar la brecha. A eso apunta el Ministro, porque la magia no es lo suyo.

Por último, también sigue en juego la negociación con el Fondo Monetario Internacional  (FMI). La visión del Gobierno al oscuro panorama que pintó la titular del organismo, Kristalina Georgieva, no le cae mal. Puertas adentro creen que es bueno para poder negociar mejores condiciones.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios