Impuestos: cuestiones pendientes para fin de año y siete incógnitas hacia el 2016

El 31 de diciembre, en Argentina, caducan tres impuestos.

El primero es el Monotributo, que es importante para los pequeños contribuyentes ya que permite una mecánica sencilla de administración y pago, incluso a pesar que los parámetros de encuadre (ingresos, alquileres y consumo de energía) no se actualizan desde el año 2013, produciendo que más contribuyentes queden excluidos o pasen a tributar por las categorías más altas.

El segundo es el Impuesto a los cigarrillos.

Pero el más importante es el Impuesto sobre los Débitos y Créditos bancarios (conocido como Impuesto al Cheque) , que fue creado en el año 2001 como una medida transitoria, y que en la actualidad contribuye aportando el 10% de la recaudación impositiva.

En octubre del 2013, estos tres impuestos fueron postergados por medio de una ley, dándoles vigencia hasta el 31 de diciembre del 2015. Para que sigan rigiendo el Poder Ejecutivo debería enviar, antes de fin de año, un proyecto de ley para que el actual Congreso sancione la prórroga.

Previsiones del Presupuesto

Por otro lado, en el proyecto de Ley de Presupuesto, enviado al Congreso, para el año que viene se prevén los siguientes números:

1) Un crecimiento del 3% anual del PBI;

2) la cotización del dólar a $10,60;

3) una inflación minorista que llegaría anualmente al 14,50% y mayorista del 10,40%.

En cuanto a las estimaciones de recaudación se calcula que el Impuesto a las Ganancias tendrá un aumento del 27,8%, en comparación con lo recaudado en el 2015. El Impuesto al Valor Agregado llegaría a ser de un 26,40% más; el Impuesto al Cheque subiría un 24,20%, Bienes Personales un 23% y un 26% más en las Cargas Sociales.

Según el proyecto, los que más aportarían al PBI serían: el IVA (8,06%); las Cargas Sociales (8,01 %) y Ganancias (7,41%).

La inflación “verdadera”

En las proyecciones de los aumentos de los niveles de recaudación, seguramente se tuvo en cuenta la inflación estimada, sin embargo en todos los casos el aumento de precios no llega a la mitad del incremento que se proyecta para la recaudación de cada uno de los tributos.

De esta forma, queda como incógnita si la “verdadera” inflación para el año que 2016 se estima implícitamente dentro de la evolución que tendrá la recaudación tributaria; o si en cambio, el incremento estimado de la actividad económica –prevista por el aumento del PBI del 3%- será la que justifique el aumento proyectado del 27.70% en todos los ingresos fiscales.

En el proyecto no se prevén reducciones de impuestos, por ejemplo no hay aumentos en los importes de las deducciones personales para el cálculo de Ganancias, de los empleados ni de los autónomos. En las leyes de presupuestos de años anteriores, se contemplaba el incremento de las deducciones de Ganancias, pero a partir del año 2011, a través de la ley 26.731, el Poder Legislativo concedió, indefinidamente, la facultad al Poder Ejecutivo para modificar el mínimo no imponible, la deducción especial y las cargas de familia establecidas en la ley 20.628.

Emergencia económica y Código unificado

Asimismo, el 31 de diciembre vence la Ley de Emergencia Pública, en uno de sus artículos dispone lo siguiente: “Mantiénense derogadas, con efecto a partir del 1 de abril de 1991, todas las normas legales o reglamentarias que autoricen la indexación por precios, actualización monetaria, variación de costos o cualquier otra forma de repotenciación de las deudas, impuestos, precios o tarifas de los bienes, obras o servicios”.

Por último, quedará como tarea pendiente, en materia impositiva, la readecuación de todos los textos legales, de los tributos nacionales y provinciales, a lo que establece el nuevo Código Unificado, que ya rige desde el 1 de agosto de este año.

Las 7 dudas

Quedan muchas dudas referidas a todos estos temas, entre las que se encuentran las siguientes:

1) ¿El próximo Gobierno mantendrá o hará ajustes al presupuesto que se apruebe este año para el 2016?

2) ¿El tipo de cambio se mantendrá en 10,60?

3) ¿La verdadera inflación minorista alcanzará el 14,50%?

4) ¿La mayor recaudación calculada se origina en la verdadera inflación implícitamente estimada, o habrá un aporte realizado por el mayor PBI?

5) ¿Habrá modificaciones en los montos de las deducciones personales que se aplican para el cálculo del Impuesto a las Ganancias?

6) ¿Aprovechando el nuevo Código, se hará una reforma tributaria integral?

7) ¿Finalmente, regirá el ajuste por inflación impositivo y contable para las empresas?

Sólo el paso del tiempo dará todas las respuestas.

Tags relacionados