Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Gas, blanqueo y desarrollos energéticos que prometen equilibrar la ecuación

Gas, blanqueo y desarrollos energéticos que prometen equilibrar la ecuación

Cuál es la clave de los próximos meses? ¿Rebotes, brotes verdes o el éxito del plan antiinflacionario?

Hay quienes apuestan a que, además de la recuperación que experimentarán algunos sectores -no todos- en la economía en 2017, una de los epicentros que tendrá el Gobierno en su avanzada de política económica, es solucionar una ecuación alarmante: en 2016 la fuga de capitales ascenderá a u$s 15.000 millones, no muy por debajo de los u$s 21.400 millones de 2011 pero superior a los u$s 11.500 millones de 2010.

Un análisis de la cuestión aporta varias lecturas. Por un lado, la vuelta del crédito y un flujo positivo de capitales hacia el país aportarán una entrada neta de divisas que permite financiar inversión, acumulación de capital, aumento de la capacidad de producción, generación de empleo y crecimiento económico. Sin embargo, con problemas fiscales de fondo, el movimiento resuma lentitud: según la consultora Economía & Regiones que conduce Diego Giacomini, hace seis años que el consumo no responde porque el financiamiento del Estado (vía impuestos récord, inflación o deuda que encarece la tasa de interés) hace que los argentinos tengan los bienes y servicios más caros de la región.

La secuencia se completa con un costo de capital más elevado (el más elevado de la región), con lo cual los proyectos de inversión muchas veces no son rentables.

Así, gran parte de esta ecuación podría reducirse a que el financiamiento del déficit fiscal ya sea con inflación o con deuda aprecian al tipo de cambio real. "Este aumento del endeudamiento sube la tasa de interés en el mercado doméstico y también el riesgo país, atentando contra el crédito, la inversión y el crecimiento", señalan en E&R.

Además, la elevada tasa de interés doméstica retroalimenta la apreciación cambiaria, alimentando las expectativas de inflación y devaluación. Las mayores expectativas de devaluación se traducen en fuga de capitales, lo cual deprime aún más el consumo, la inversión y el nivel de actividad.

Sin embargo, hay más. A los u$s 15.000 millones de fuga de capitales en los que podría terminar el año, hay que sumarle el pago de intereses de deuda por u$s 6.373 millones para el 2016, por lo que se tiene una "salida" neta de divisas por u$s 21.373 millones este año.

Factura energética

Por supuesto, la ecuación energética sigue siendo importante, ya que en los últimos años, la Argentina importó energía por más del 50% de las reservas del Banco Central.

Según el economista Alieto Guadagni, la Argentina es uno de los pocos países del mundo caracterizados por su gran dependencia del abastecimiento energético de origen gasífero. En rigor, mientras en el mundo el gas satisface apenas la tercera parte del abastecimiento total energético, en nuestro país el gas es el principal insumo primario energético, ya que representa nada menos que la mitad del total del consumo de energía.

Según Guadagni, hoy un grave problema es el retroceso que ha tenido el sector gasífero desde el año 2003, ya que en aquél año nuestra producción de gas era 19% mayor a la actual, toda vez que la población creció casi el 15% desde el 2003 y el PBI más que se duplicó. El otro dato es que la utilización de gas para generar electricidad aumento 80% entre el 2003 y hoy. A la vez, hacia el 2003 el nivel de reservas era el doble que el actual.

En el sector piensan que en la evolución futura de la producción gasífera jugará un papel central el tipo de financiamiento elegido para hacer viable el aumento en la producción.

En este sentido, el dato es que para el Gobierno, el blanqueo podría traer cierto alivio.

Es que en esta segunda etapa -que ha emplazado la suscripción de los Fondos Cerrados hasta fines de este mes-, se encuentran bajo análisis de la Comisión Nacional de Valores (CNV) más de una treintena de Fondos. Vinculado con lo anterior, el Grupo Galileo, junto con INTL CIBSA como agente colocador y al Banco de Valores como agente custodio, han presentado el fondo común de inversión cerrado Gainvest Gas Natural 3.0 Infraestructura, con el que se busca captar u$s 70 millones de dólares en el marco del régimen exteriorización de capitales Ley 27.260.

El fondo brinda la oportunidad de invertir desde u$s 250.000 en la aplicación de las tecnologías de Gas de Tercera Generación o Gas 3.0, patentadas y probadas por Galileo, que independizan el aprovechamiento de las fuentes de gas de los condicionantes de escala planteados por las generaciones tecnológicas precedentes, especialmente por los gasoductos. Fundamentalmente, porque con esta nueva generación no se requiere de grandes volúmenes productivos ni de elevados niveles de demanda para que la explotación y el transporte de gas sean operaciones rentables y, a su vez, porque se incorpora energía mientras se eliminan o reducen impactos ambientales desde el pozo al consumo.

La agenda del Fondo estará marcada por tres proyectos Gas 3.0 que ya están siendo ejecutados por la compañía en el aprovechamiento de pozos no conectados al sistema de distribución nacional: por un lado, la incorporación de nuevo gas natural argentino a través de la captura del venteo y del desarrollo de áreas remotas.

Por otro, la licuefacción del gas natural en los pozos para su posterior transporte y/o distribución a través de la tecnología de ‘gasoducto virtual‘. Por último, la generación de energía eléctrica mediante el consumo de gas natural licuado (GNL).

Según los expertos, el Fondo resulta atractivo porque la captura del venteo introduce un cambio radical en la producción petrolera, puesto que elimina el desperdicio de gas natural y el impacto ambiental asociado a su liberación a la atmósfera durante los períodos de "testing" o en la fase de producción de los pozos.

Con esta iniciativa, la firma espera incorporar recursos gasíferos que hasta el momento ni siquiera son contabilizados como reservas.

Además de lo novedoso del proyecto, y focalizado en los consumidores, el segundo desarrollo tiene por objetivo distribuir esos recursos localizados en áreas remotas y fuera del alcance de los gasoductos. Para lograrlo, estaciones móviles licuarán el gas natural en el área de los pozos para convertirlo en GNL y habilitar su transporte carretero en cisternas criogénicas.

La asociación entre esta modalidad de transporte de gas sin tuberías y la producción de GNL, permitirá inyectar nuevo gas en los gasoductos troncales, así como también distribuirlo con una logística idéntica a la de los combustibles líquidos.

Con esto último, se procura gasificar a poblaciones aisladas en zonas rurales, a las que sería imposible llevar gas de otra forma, disponer de gas todo el año en industrias y reemplazar a los combustibles tradicionales, más contaminantes y costosos, en el transporte de cargas y en la generación eléctrica.

En ese marco y como punto de partida de un amplio proyecto de generación a nivel nacional, el tercer proyecto se propone construir una central termoeléctrica alimentada por GNL que garantizará el flujo inicial de capital de los proyectos de captura de gas, licuefacción y transporte.

Con respecto a los Fondos Comunes Cerrados, son aquellos que están previstos en la Ley de blanqueo, es decir, que una vez reunido el dinero estimado inicialmente se cierra el acceso para inversores adicionales.

Esa legislación permite que los fondos puedan dividirse, uno para aquellos que blanquean, otro para inversores comunes. A la vez, el fondo puede ser de renta fija o de renta variable: en el primer caso, existe un bono que se emite en dólares a una tasa fija mientras que en el segundo caso, no hay un retorno asegurado.

Más notas de tu interés

Comentarios3
Jorge Ignacio Andreotti
Jorge Ignacio Andreotti 21/12/2016 06:45:16

¿Cuanto va a costar ese gas recuperado de los venteos, licuado, transportado a temperatura bajo cero, regasificado y por fin ser consumido?

Jorge Ignacio Andreotti
Jorge Ignacio Andreotti 21/12/2016 06:34:33

Otra pregunta: ¿Qué porcentaje del consumo total del país representa el volumen total del gas a ser recuperado?

Alejandro Goncalves
Alejandro Goncalves 20/12/2016 10:56:45

Guarino, payaso importante, empleado de Cristóbal López (o sea de CFK) en C5N.