Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Fusiones y adquisiciones de empresas: ante una nueva oportunidad

MARCELO CEBALLOS Director KPMG Argentina

0

Las fusiones y adquisiciones de empresas, M&A por sus siglas en inglés, son una de las alternativas dentro de las posibles estrategias de inversión que puede seguir una empresa con el objeto de cumplir su mandato tradicional de maximizar el beneficio para sus accionistas.

Los objetivos pueden ser diversos según el perfil del comprador pero normalmente apuntan a lograr una mayor integración, a diversificarse, a ganar mercados o a lograr sinergias, es decir a obtener mayor dimensión y competitividad. Desde 2008 las bajas tasas de interés a nivel internacional y el fácil acceso al capital impulsaron fuertemente el mercado de M&A a nivel internacional y en Latinoamérica, llevándolo a niveles record en volumen de transacciones.

Pero no ocurrió lo mismo en la Argentina básicamente porque a partir de 2011 se impusieron medidas macroeconómicas, como el cepo cambiario, que ahuyentaron cualquier intento de inversión de riesgo. Fue así como, con un mercado con escaso acceso al financiamiento y falta de programas económicos de estímulos a la inversión, el volumen de operaciones de M&A en el país cayó en todos estos años a niveles cercanos a los registrados en 2001.

Concretamente en la Argentina se han estancado las transacciones en los últimos años en volúmenes cercanos a los u$s 2000 millones anuales representando un porcentaje muy bajo del orden del 1,5% al 3% del total de lo que se operó en América latina. Las escasas acciones registradas aquí estuvieron relacionadas, principalmente, a la salida del país de grupos extranjeros o a compras de grupos nacionales siguiendo estrategias de largo plazo en industrias como el petróleo y a oportunidades puntuales en términos de precio y posicionamiento.

¿Puede modificarse esta tendencia a partir de los cambios que se están produciendo en la macroeconomía del país? Basta con hacer una proyecciones tomando en cuenta el crecimiento del Producto Bruto Interno de países comparables de la región, como Brasil, Chile, Colombia y Perú, y el volumen de operaciones de M&A registradas desde 2009 a 2014. Así se comprueba que si Argentina hubiese acompañado el comportamiento económico regional habría experimentado en monto de M&A aproximadamente 8 veces más de lo que recibió. En otras palabras, deberían haber ingresado u$s 16.000 millones anuales, lo que representa alrededor de 3 puntos del PBI actual (ver Gráfico)

En la medida que el país vuelva a transitar un sendero de crecimiento y que los actores económicos recuperen confianza en la sustentabilidad de la liberalización del movimiento de flujo de capitales con una mayor previsibilidad jurídica, cabe esperar un auge de capitales de riesgo que vuelvan a invertir en fusiones y adquisiciones de empresas con potencial de crecimiento, especialmente en sectores competitivos del país como los agroindustrial, energético, telecomunicaciones y de infraestructura.

Concretamente podríamos estar en el umbral de un movimiento gradualmente ascendente que podría elevar el nivel de actividad de M&A entre 5 y 10 veces los montos que hemos observado en los últimos años para que nuestro país se ubique en línea con los países de la región.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar