Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Favorecer el ordenamiento tributario para avanzar y crecer

Imagen de GASTÓN FOSSATI

GASTÓN FOSSATI Director Ejecutivo de ARBA

0

La provincia de Buenos Aires, a partir de la decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal, impulsa la adhesión al sinceramiento fiscal concretado por el Gobierno nacional con la convicción de que esa medida permitirá restablecer el vínculo con los contribuyentes, dinamizará la inversión y sentará las bases para el crecimiento.

Según determina el proyecto de Ley, que fue aprobado por el Senado provincial, aquellos contribuyentes o responsables de tributos que declaren tenencias de bienes, tanto en el país como en el exterior, quedarán liberados en jurisdicción bonaerense del pago de los impuestos sobre los Ingresos Brutos, Transmisión Gratuita de Bienes, Sellos y Tasas Retributivas de Servicios, en actos u operaciones en que eventualmente pudieran corresponder.

Del mismo modo, no se aplicarán retenciones sobre los fondos depositados en las cuentas bancarias especiales abiertas en el marco de la ley nacional.

Todo esto implica que quienes se sumen al sinceramiento no deberán pagar ningún impuesto provincial retroactivo y los bienes que exterioricen sólo comenzarán a tributar una vez que sean declarados.

Además, como medida complementaria a las facilidades para contribuyentes que muestren voluntad de exhibir sus tenencias, y en línea con la ley nacional que prevé un esquema de regularización de obligaciones tributarias, ARBA solicitó a los legisladores provinciales la aprobación de un plan de pagos de carácter excepcional orientado a los agentes de recaudación de los impuestos sobre los Ingresos Brutos y Sellos que, en caso de ser sancionado, regiría hasta el 31 de diciembre de 2016.

Los agentes de recaudación, que son empresas que colaboran con el fisco al retener o percibir dinero de terceros como pago a cuenta de impuestos, no se encontraban incluidos dentro del plan único y permanente de pagos que alcanzó este año al resto de los contribuyentes, dado que se necesita para ello una norma específica que habilite el régimen de facilidades.

Por eso, ahora el fisco propone a los legisladores que se les conceda a estas empresas un tratamiento equitativo, de manera que tengan la oportunidad de componer su situación mediante un programa de regularización, tal como sucedió con los demás contribuyentes.

Así como el sinceramiento favorece el ordenamiento de quienes poseen tenencias sin declarar, esta iniciativa actúa en un sentido idéntico, ya que amplía ese universo al incluir dentro de los alcances de la normalización tributaria a contribuyentes que adeudan impuestos.

En concreto, de aprobarse esta herramienta que será tratada en la Legislatura, la Provincia podrá brindar una solución a 3135 empresas que enfrentan problemas para saldar sus deudas fiscales, contribuyendo en forma directa a cuidar la fuente laboral de más de 230.000 trabajadores bonaerenses y sus familias, que dependen de la actividad de estas firmas.

La posibilidad que ofrece el Estado a las empresas y vecinos tanto para sincerar, corrigiendo conductas fiscales impropias del pasado, como para ordenar, poniendo al día las deudas tributarias, tiene como marco una institucionalidad muy diferente a la de los últimos años.

Hoy existen garantías de transparencia y las reglas de juego son coherentes y previsibles. Por eso, están dadas las condiciones para que los contribuyentes, en su conjunto, aprovechen la oportunidad, sinceren, ordenen y cumplan en forma voluntaria con sus obligaciones.

Quienes no asuman ese compromiso, enfrentarán de aquí en más acciones específicas de fiscalización y cobranza, así como las sanciones legales correspondientes.
El contexto confiable y positivo que garantizan las actuales gestiones de gobierno en la Nación y la provincia de Buenos Aires es inmejorable para que el sinceramiento y la normalización tributaria funcionen con éxito y permitan incorporar a la economía formal recursos que se encontraban fuera del sistema.

Esos fondos contribuirán a dinamizar la inversión y el nivel de actividad y, como consecuencia, tendrán una repercusión favorable en la recaudación de impuestos, posibilitando el desarrollo de nuevas obras y servicios que mejorarán la vida de los vecinos.

A partir de este acuerdo histórico, que vincula desde una nueva perspectiva al Estado con sus vecinos y empresas, se avanzará hacia un legítimo ordenamiento tributario que abrirá las puertas para la armonía y el crecimiento de todos los argentinos.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar