Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

¿Estamos alineados los argentinos?

Desde el último encuentro de reflexión Argentina Visión 2040 -Agronegocios como motor de desarrollo- y ya pasados 10 meses de este nuevo ciclo de gobierno, muchos argentinos estamos ansiosos por ver los cambios que visionamos el 30 de noviembre pasado.
Les propongo que reflexionemos sobre esto: en aquellas ocasiones de nuestras vidas en las que logramos algo que creíamos inalcanzable; seguramente fue porque lo hicimos con pasión, fortaleza y templanza para continuar cuando nos pensamos perdidos. Ahora bien, si muchos de nosotros logramos triunfos individuales, ¿qué nos pasa como país?, ¿cómo hacemos para alinearnos y construir entre todos una nueva Argentina?
Dejamos atrás 8 años que esperemos nos sirvan como un gran aprendizaje. Hoy tenemos el desafío de reconstruirnos pensando qué país queremos ser. ¿Dónde estamos?, ¿cuál es el trabajo, cuál es el desafío? Para lograr ser exitosos en esa definición, tenemos que tener en cuenta las distintas perspectivas de cada uno de los stakeholders involucrados y alinearnos para resolver el problema.
Desde la visión de los agronegocios como stakeholders, no podemos dejar de preguntarnos:
¿Estamos viendo lo que viene?
¿Que llegará primero? ¿La producción de alimentos claves (sobre la cual hoy la Argentina tiene ventajas comparativas) con nuevas tecnologías en distintos ambientes o el cambio climático que las erosione?
¿Cuándo no queremos reconocer la tecnología de una semilla, estamos mejorando nuestra posibilidad de resolver el problema o empeorándola?
Pasamos de un Ministerio de Agricultura a uno de Agroindustria. ¿Somos conscientes de lo que eso implica?
¿Seguiremos descontando precio para exportar una pasta, un aceite de oliva o un vino versus Chile o Italia, o empezaremos un trabajo de desarrollo?
¿Año a año la leche y su cadena, destruirá valor o seremos grandes exportadores de queso y sus derivados?
En nuestro cluster sobra talento tranqueras adentro. ¿Cómo hacemos para redireccionar ese talento y tener una mirada global?
Las nuevas tecnologías y sistemas complejos para mejorar el agro mundial ¿las lideraremos desde Argentina cobrando por ello o pagaremos para tenerlas?
En la adversidad ¿abandonaremos o seremos persistentes?
El año pasado ‘cambiamos’. ¿Cambiamos? ¿Estamos evolucionando?
Como país abrimos una ventana de oportunidad. Animémonos a transitarla. Pensemos que este año lograremos entre todos los argentinos empezar a discutir otras cosas. Pues cada año que pasa equivale en desarrollo perdido a varios años de la década pasada.
Entonces, yo te pregunto: como dirigente, empresario, académico, emprendedor, político, estudiante, trabajador, ama de casa, ejecutivo y argentino: ¿cuál es el trabajo?, ¿cuál es el desafío?, ¿cuál es tu reflexión?