Miércoles  08 de Noviembre de 2017

Estados Unidos no sabe qué hacer con el Nafta

Estados Unidos no sabe qué hacer con el Nafta
Ante los épicos delirios de política comercial que acumula el gobierno de Donald Trump, a los que acaba de sumar la propuesta que hizo saltar la térmica de la cuarta sesión ministerial del proceso creado para modernizar el NAFTA (ver mi columna anterior), no haría daño contar con una detallada explicación del Presidente Mauricio Macri acerca de cómo se propone navegar en esta clase de escenarios y sobre los fundamentos y acciones que contempla su plan para reinsertar el país en el mundo.

A contrapelo de lo que dijeron algunos portavoces de nuestro país, no son muchos los que hoy auguran una buena perspectiva de progreso en el campo de la liberalización del comercio global. Hace pocas horas (4/11/2017) el Primer Ministro de Australia, Malcolm Turnbull, advirtió, a boca de jarro, que "...existe el riesgo de que las crecientes tensiones entre los mayores poderes comerciales las que existen entre el asertivo capitalismo de Estado de China y el populismo de los Estados Unidos puedan socavar la estabilidad del sistema de reglas que provee la Organización Mundial de Comercio y su mecanismo de solución de diferencias" (traducción no literal de este columnista).

En un plano más restringido, la Argentina tampoco puede descartar que la absurda receta que Washington llevó al NAFTA reaparezca en la eventual negociación de un acuerdo de libre comercio bilateral como el que gestiona el Ministro de Producción. El titular del USTR, embajador Robert Lighthizer, acaba de confirmar que las ideas que su gobierno desea incorporar a la modernización de ese tratado norteamericano, son las que servirán para juzgar y aprobar cualquier otra negociación pasada, actual o futura.

Por esas y otras razones, conocer los insumos que sirvieron para construir las expectativas de la Casa Rosada en materia de comercio e inversión, no resulta un ejercicio vocacional. Sin entender esa lógica, o sin saber cuándo y cómo llegarán las medidas para recomponer la competitividad, además de las que ya figuran en el plan de reforma fiscal, facilitación de gestiones y otras actividades de lenta maduración, no parece viable llevar a la práctica este rompe-cabeza. El cálculo del exportador y del importador surge del tipo de cambio efectivo en dólares.

El contexto no admite gran margen de error. En América del Norte, los gobiernos de Canadá y México comparten la profunda inquietud de las casi todas las fuerzas empresarias y políticas de la región, cuyos líderes perciben que la Casa Blanca tiende a destruir, no a enriquecer el NAFTA.

Los mayores grupos de interés de Estados Unidos dialogan abiertamente con el Congreso para pedir que éste obligue al Presidente Trump a respetar los lineamientos fijados en la Ley sobre Autoridad para la Promoción del Comercio (que vence en julio próximo), conocida como fast-track, a que detalle por anticipado y sin vueltas sus ideas, y a impedir medidas que supongan el bastardeo del NAFTA, a cuyo amparo se registró una expansión del 300% en el intercambio regional.

La doctora Mireya Solís, una co-directora sectorial de Brookings Institution, acaba de publicar, el 24 de octubre pasado, una breve nota titulada América Primero es una Estrategia Comercial Perdedora, en la que formula un sintético inventario de las medidas que aplicó el gobierno Trump en materia de política comercial.

Solís hace notar que Washington no sale de proyectos como la Asociación Transpacífica o del ninguneo (algunos dicen abandono) a la OMC para trabajar en acuerdos hegemónicos bilaterales, sino que hasta el momento se limita a reactivar opciones proteccionistas y de desfachatado unilateralismo (bajo la Ley de Comercio de 1974, y su famosa sección 301 y la 232 sobre seguridad), en abierta violación del Acuerdo de Marrakech que estableció la OMC (Artículo XVI:4 y disposiciones complementarias; observación nuestra).

La existencia de esta irregularidad legal es un tema que llegó a una sesión informal del Consejo General del GATT, durante el año 1994, meses antes de establecerse la OMC. Alcanza con el bilateralismo y con debatir la nada, o exteriorizar complacencia por decidir la nada, para consolidar la actual vida vegetativa del Sistema Multilateral de Comercio.

Pero la gota que en los últimos días rebalsó el vaso en la cuarta sesión ministerial sobre el NAFTA, fue un paquetito encabezado con tres medidas centrales, no las únicas, presentadas por el titular del USTR.

Esa propuesta incluye: a) elevar de 62,5 al 85% el contenido de producción regional necesaria para gozar de los beneficios arancelarios del NAFTA, y la obligación complementaria, totalmente nueva, de constatar un 50% de producción nacional con el mismo propósito, lo que las ensambladoras automotrices calificaron de inmediato como un total despropósito y una forma de quitar viabilidad y competitividad a la industria, ya organizada con las combinaciones más eficientes de cadenas de valor; algunas mencionaron que, bajo esas condiciones, será más rentable y viable importar que producir en América del Norte; b) crear una cláusula de disolución del NAFTA (sunset clause) tras un ciclo de cinco años, si una de las partes considera insatisfactorias sus actividades o resultados, como por ejemplo los saldos deficitarios del comercio exterior; y c) eliminar el mecanismo de solución de diferencias (artículo 19 del Acuerdo).

Va de suyo, que un gobierno serio no puede pedir un aumento desbocado de integración regional y nacional y, al mismo tiempo, exigir una cláusula que desalienta las inversiones, al matar toda previsibilidad y certeza jurídica a largo plazo. Y si bien la eliminación del mecanismo regional de solución de diferencias es igualmente polémico, al menos tiene una justificación filosófica: el riesgo empresario, en un mercado capitalista, debe recaer sobre las espaldas del sector privado, no del Estado.

La quinta sesión ministerial para la modernización del NAFTA se realizará en México, entre el 17 y el 21 de noviembre, y promete mucho. Sobre todo porque los colaboradores de Trump son conscientes de que se metieron en un pantano de estupidez; que Estados Unidos exige un rebalanceo de los derechos y obligaciones del NAFTA con la finalidad de bajar su déficit comercial, pero no quiere compensar ninguna de las concesiones regulatorias que pide; y porque nadie ignora que la modernización del NAFTA es un debate sobre proteccionismo regulatorio, o más bien sobre eliminación de regulaciones, al igual que lo era la hoy congelada Asociación Transatlántica con Europa.

Además, Washington es un demandeur obsesivo de standards laborales y ambientales (tiene litigios bajo los acuerdos individuales con Perú, México y Guatemala entre otros), que desconoce selectivamente en su territorio y nunca saca el dedo del renglón en materia de ambiciones sobre propiedad intelectual. Y ya que hablamos del Ministro Cabrera, sería provechoso saber que hizo o va a hacer el Estado para actualizar los mecanismos de defensa de la competencia (dumping, subsidios y salvaguardias y sobre propiedad intelectual, además de alentar a sus colegas a revisar las regulaciones sanitarias).

Aunque objetado por China, la Unión Europea efectuó un interesante progreso sobre defensa de la competencia (la descripción fue colgada en internet el año pasado y los textos gozan del beneplácito del Euro-Parlamento). Paralelamente, el USTR entregó un trabajo de unas 200 páginas para fundamentar los motivos por los que no se debe conceder a ese país el status de economía de mercado, segundos antes del viaje de Donald Trump al Asia, el que incluye un espinoso diálogo con Beijing.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000056,000059,5000
DÓLAR BLUE0,000063,000063,5000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,1021-68,6642
EURO0,044464,271864,3062
REAL0,033713,937513,9416
BITCOIN-2,73698.134,00008.134,1000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,882057,1875
C.MONEY PRIV 1RA 1D-3,225860,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-3,174661,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000057,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000132,00132,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00001,581,58
DISC USD NY-1,058884,1085,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-1,461031.798,1100
BOVESPA0,1800104.301,5800
DOW JONES0,890026.787,3600
S&P 500 INDEX0,99562.966,1500
NASDAQ1,24008.048,6490
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,7709342,9107345,5746
TRIGO CHICAGO-0,7339186,3825187,7604
MAIZ CHICAGO-1,1942154,7182156,5882
SOJA ROSARIO0,0000244,0000244,0000
PETROLEO BRENT-0,808858,870059,3500
PETROLEO WTI-1,194352,950053,5900
ORO-0,81791.479,50001.491,7000