Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Escenarios en las primarias de EE.UU. para el "sprint" final

A poco más de un mes para la finalización de las internas en Estados Unidos, Donald Trump y Hillary Clinton consolidaron su liderazgo luego de sus resonantes victorias en las elecciones realizadas este martes.

En la vereda demócrata las posibilidades de que la ex primera dama resigne su candidatura son escasas. El Senador Bernie Sanders sólo puede aspirar a vencerla si logra espectaculares triunfos en lo que queda de carrera electoral y superar a su rival en la cantidad de delegados "electos".

Luego deberá esperar que los llamados "superdelegados", que son cerca de 700 funcionarios y personalidades del partido, cambien de preferencia y decidan no apoyar a Clinton al tomar nota de la voluntad popular. Por ahora, la gran campaña del veterano candidato de izquierda sólo sirve para "marcarle la cancha" e imponerle temas y propuestas a Hillary.

El cómputo le otorga a la que aspira a ser la primera mujer en acceder al sillón presidencial 1650 delegados y 519 superdelegados. Sanders cuenta con el apoyo de 1348 delegados, pero sólo 39 superdelegados. El número mágico es de 2383 y quedan 1002 en juego

El caso republicano es más complejo. Trump logró un arrasador triunfo el último "supermartes" con porcentajes cercanos al 60% en los cinco estados en disputa. Pero esto no le asegura que para julio cuente con los 1237 delegados necesarios para imponerse. Hasta ahora logró 949 y quedan 502 a repartir. El problema es que todo el "establishment" del partido Republicano trabaja para que el empresario no logre el objetivo. Para eso sus rivales Cruz y Kasich firmaron un pacto de no agresión y así limarle posibilidades.

El complot en marcha quiere frenar el impulso del excéntrico candidato para que no logre la cantidad necesaria de representantes en la Convención, frustrar su candidatura y lograr vía libre para reemplazarlo. Pero la performance del líder en la contienda es cada vez más consistente y sus posibilidades crecen luego de cada ataque de sus co-partidarios.

La discusión acerca de quien sería su reemplazante es algo que aún no está resuelto, pero ese es un segundo paso que poco tiene de atractivo si no se logra el primero.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar