Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Enfoque: ¿ha superado la Euroárea su estancamiento económico?

Imagen de LUIS PALMA CANE

LUIS PALMA CANE Economista

0
Enfoque: ¿ha superado la Euroárea su estancamiento económico?

No cabe duda que a partir de la Gran Depresión 2008/2009 la Euroárea entró en un letargo económico, el cual se agravó con la crisis de deuda 2012/2013 y se tradujo en crecimiento prácticamente nulo para todo el período 2008/2015.

Esta crítica etapa de la economía de la eurozona, amén de ser consecuencia de las crisis mencionadas en el párrafo anterior, se vio agravada por los errores cometidos inicialmente a través de las políticas implementadas para contrarrestarlas; esto es: lentísima reacción en la baja de tasas por temor a un eventual impacto inflacionario, austeridad fiscal a ultranza y rigidez monetaria.

A partir de la mencionada crisis de la deuda, y ya con Mario Draghi a cargo del Banco Central Europeo (BCE), los errores iniciales -tanto monetarios como fiscales- comenzaron a corregirse.

En efecto, el nuevo presidente del BCE aceleró la baja de tasas las cuales, del 4,25% pre Gran Depresión, llegaron al actual nivel del 0%; se reemplazó la austeridad fiscal a ultranza, impulsada en su momento por el fundamentalismo monetario alemán, por una política fiscal neutra o levemente expansiva; mientras que la restricción monetaria fue contrarrestada con la puesta en marcha -a partir de comienzos del 2015- de una agresiva política de ‘Relajación Monetaria’ o ‘Quantitative Easing’ (inyección de dinero por parte del BCE mediante compra de títulos de deuda en el mercado secundario), la cual a la fecha más que ha triplicado la base monetaria.

No cabe duda que, de no haberse corregido oportunamente los errores cometidos inicialmente, habría sido altamente probable que el estancamiento 2008/2014 se hubiera convertido en una severa recesión. Ahora bien, las nuevas políticas: ¿sólo han evitado una recesión o, por el contrario, han dado lugar a partir del 2016 a una recuperación sustentable? Veamos:

Nivel de actividad: la economía se ha expandido moderadamente en 2016 (1,6%), previéndose que continúe la tendencia en 2017 y 2018 (1,8% en ambos períodos)

Mercado laboral: la tasa de desempleo, de un máximo del 12% a comienzos del 2014, ha descendido al nivel actual del 9,6%; estimándose disminuciones al 9,3% y 9,0% en 2017 y 2018, respectivamente

Inflación: el peligro de deflación prácticamente ha desaparecido, habiéndose registrado en enero pasado una suba interanual de precios de 1,8%

Política fiscal: la misma será neutral o levemente expansiva, manteniéndose como objetivo un déficit fiscal consolidado no mayor al 2%

Política monetaria: de acuerdo al BCE, la política monetaria se mantendría ‘acomodaticia’ (tasa de interés nula y continúa inyección de circulante a través del Programa de Relajación Monetaria ) ‘todo el tiempo que sea necesario’ a los efectos de evitar el peligro de una eventual deflación y lograr un crecimiento sustentable del orden del 2% anual

Del análisis anterior surge claramente que a la fecha la recesión ha sido superada y que los ‘fundamentals’ económicos permiten estimar que la misma se consolidará en el mediano plazo. Sin embargo, el éxito no está asegurado.

En efecto, actualmente existen claras incertidumbres geopolíticas que podrían afectar el escenario; entre otras: posible giro radical de la política comercial de los EE.UU. mediante un eventual esquema proteccionista; próximas elecciones en Holanda, Francia, y Alemania con posibilidades de buen desempeño por parte de los partidos euroescépticos, populistas y proteccionistas; turbulencias por la salida del Reino Unido de la Comunidad; agravamiento de los actos de terrorismo internacional y profundización de los actuales desequilibrios migratorios.

En síntesis. A la fecha, la Euroarea ha superado su estancamiento y se halla en plena recuperación, la cual - de acuerdo a los ‘fundamentals’ macro- es altamente probable que se consolide. Por su parte, los riesgos a la baja se dan principalmente a través de las incertidumbres geopolíticas actualmente en vigencia.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar