Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Encuentro y relanzamiento de la relación brasileño-argentina

ROSENDO FRAGA

Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

3
Encuentro y relanzamiento de la relación brasileño-argentina

El encuentro que tiene lugar hoy entre los presidentes de Brasil, Michael Temer, y de Argentina, Mauricio Macri, es el más relevante en al relación bilateral en aproximadamente un lustro.

La declaración conjunta que darán a conocer es extensa y completa y se constituye en una verdadera hoja de ruta para relanzar la relación, desarrollarla y profundizarla con un marco estratégico.

Pese a la afinidad política entre el kirchnerismo y el PT, la realidad es que durante el segundo mandato de Cristina no se impulsó la relación bilateral, más allá de las coincidencias políticas en ámbitos regionales, como la Celac, Unasur y Mercosur.

La situación de ambos países también influyó en ello. Brasil enfrenta desde 2015 una grave crisis política y económica, la que envuelve el final de Dilma y el comienzo de Temer. Argentina ha tenido un cambio de gobierno y un comienzo no fácil en términos económicos.

Pero la simultaneidad de Macri y Temer en el poder, crea una situación política que permite el relanzamiento de una relación, que para Brasil posiblemente sea la más relevante en el ambito sudamericano y que para Argentina resulta prioritaria por proximidad y asimetría.

Además, las circunstancias externas contribuyen a dar importancia a este encuentro. La irrupción de Donald Trump en el escenario global, lleva a los países de la región a impulsar las relaciones intra-regionales. La estructura institucional que logró organizar en la región Brasil en el siglo XXI, en la que Unasur, integrada por los 12 países de América del Sur y la Celac de la cual forman parte los 34 de América Latina y el Caribe, ha perdido eficacia dadas las diferencias políticas que han surgido en la región en el último año y medio. Para la Argentina, la llegada al poder de Trump, produce una crisis en el supuesto inicial se su política exterior que fue la recomposición de las relaciones con los EE.UU.

Se firmará una de las declaraciones bilaterales más completas. No sólo estarán los temas comerciales, donde la industria automotriz tiene un rol relevante y en la que todavía queda por resolver el desmontar cierto proteccionismo que se impuso durante el kirchnerismo. Los temas de ciencia y tecnología, jugarán un rol importante. Se reimpulsarán los acuerdos para emprendimientos conjuntos en materia aeronáutica. El tema migratorio tampoco estará ausente en momentos que Argentina adopta medidas y es cuestión es prioritaria en al agenda global. En materia de seguridad, la vigilancia y control de la frontera común tendrá atención. El intercambio cultural y educativo también estará presente.

Este relanzamiento de la relación bilateral, implicará también el del Mercosur, que viene enfrentando dificultades. Dar mayor dinámica a las negociaciones externas del grupo será otra prioridad, cuando la tasa de crecimiento del comercio exterior global ha caído fuertemente ya antes que ganara Trump.

Brasil y Argentina se han pronunciado individualmente contra el muro con México que impulsa el nuevo Presidente estadounidense y a lo mejor es oportunidad para una ratificación bilateral.

En una situación compleja, hay un dato a favor de que esta agenda prospere: Brasil, tras la peor recesión de su historia, en 2017 volvería a crecer y Argentina, tras una fuerte caída de su economía en 2016 este año crecería. Siempre es más fácil avanzar en la relación bilateral cuando las dos economías crecen que cuando sucede lo contrario.

La historia dirá si este encuentro adquiere la significación del que tuvieron los presidentes Sarney y Alfonsín a mediados de los años 80, o el Quadros y Frondizi a inicios de los sesenta, o el intercambio de visitas de los presidentes Vargas y Justo promediando los años treinta o el que realizaron los Presidentes Campos Salles y Roca en el tránsito entre el siglo XIX y el XX.

Pero la precisa y concreta hoja de ruta que sale de este encuentro, permitirá a los gobiernos hacer un seguimiento preciso de sus avances periódicamente y a la sociedad civil participar de este proceso.

Más notas de tu interés

Comentarios3
marmungi Mungiello
marmungi Mungiello 07/02/2017 02:23:32

José Garcia, seguí soñando, udes no vuelven nunca mas.

Jorge Ignacio Andreotti
Jorge Ignacio Andreotti 07/02/2017 01:16:09

Creo que las políticas de Mr Trump incentivarán la unión de Argentina y Brasil, y por fin podremos encarar temas juntos, como lo soñábamos con los brasileños en los años que yo viví en ese país.

José García
José García 07/02/2017 10:56:19

Estas medio gaga, que relanzamiento ni que ocho cuartos.....los reune el espanto de lo que estan haciendo en sus paises