Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En la carrera de las expectativas, lo más razonable es lograr el mejor empate

En la carrera de las expectativas, lo más razonable es lograr el mejor empate

A medida que se acerca febrero, el Gobierno y los gremios se preparan para la primera pulseada paritaria de magnitud. El inicio del ciclo lectivo en marzo impone cerrar una negociación en 30 días, aunque el escenario de conflicto claramente la puede alargar. La Nación le transmitió a las provincias que esta vez no fijará un piso testigo e impulsó a los gobernadores a replicar el esquema pactado por la provincia de Buenos Aires con los estatales, que traduce un valor fijo de 18% pero con una cláusula de indexación si la inflación supera un valor promedio trimestral de 4,5%.

La pregunta que se hacen los analistas es quién va a ser el responsable de fijar las expectativas que pondrán marco a este debate. La pretensión gremial apunta a recuperar algo del salario real perdido en 2016. Pero al mismo tiempo el mercado laboral todavía no mostró una recuperación plena. Las mediciones oficiales revelan que en los últimos tres meses hay mejoras contra el mes previo, pero en el año la pérdida de empleo privado es cercana a 70.000 puestos.

El Gobierno sabe que el comportamiento del consumo está atado a la posibilidad de que se recupere el poder adquisitivo. Pero si las paritarias se acercan a 30%, el riesgo es que haya un nuevo fogonazo inflacionario y los sueldos otra vez queden retrasados. Por eso en este caso, el mensaje que trata de transmitir el oficialismo (en el caso docente, con el apoyo de los gobernadores, ya que los recursos públicos tienen los mismos límites para todos) es que lo mas conveniente en esta carrera, es apostar a un empate que no genere desequilibrios. La economía tiene mejores perspectivas para 2017, pero todavía es muy temprano para gastar a cuenta. Es cierto que la CGT, como el resto del sector gremial, se ha comportado hasta el momento con gran prudencia. La Casa Rosada tendrá que ver ahora si encuentra mecanismos de diálogo efectivo.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar