U$D

JUEVES 21/03/2019

Empresarios quieren ver antes de apostar a un cambio de tendencia

Empresarios quieren ver antes de apostar a un cambio de tendencia

Las andanadas que Donald Trump le dedicó a los responsables de la Reserva Federal de Estados Unidos al parecer hicieron efecto. El organismo comunicó ayer que en lugar de subir tres veces la tasa de interés en 2019, como tenía previsto, lo hará en solo dos ocasiones. No es la panacea que esperaban los mercados, pero es más realista que una capitulación completa de un ente que debe mantener su independencia del poder que habita en la Casa Blanca.

La noticia es buena para el mundo emergente, sobre todo porque alivia la presión que genera la salida de fondos en los mercados más chicos, cada vez que la Fed ajusta la tasa de referencia y dispara el "vuelo a la calidad" de los que buscan refugio en los bonos estadounidenses.

Bastante tenía la Argentina con el cronograma electoral como para tener que soportar tres subas de tasas. Con este escenario dependerá más de lo que hagan Macri y Cristina en los próximos 11 meses que de factores externos (siempre que Trump no reactive la guerra comercial con China).

Lo que se percibe en el ambiente empresarial es que la mejora en el contexto macroeconómico e incluso en el financiero hace poco por equilibrar el malhumor que causa la perdida de facturación y rentabilidad de la mayoría de los sectores ligados al consumo interno.

El refuerzo de las reservas proporcionados por China primero y por el Fondo Monetario ayer mismo (el organismo ya transfirió u$s 28.300 millones. casi la mitad del crédito acordado hace unos meses) no mueven la aguja. Tampoco la paulatina reducción del déficit externo gracias al repunte de las exportaciones. De hecho noviembre fue el primer mes en el que se incrementaron las cantidades vendidas de todos los rubros exportables. El Gobierno, de todos modos, ya sabe que en este juego primero será ver y luego creer.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés