U$D

JUEVES 23/05/2019

Empleo: dilemas que cumplen 100 años

ARIEL VÁZQUEZ

Responsable de la Licenciatura en Recursos Humanos de UADE

0
Empleo: dilemas que cumplen 100 años

Como cada año, el 1° de Mayo conmemoramos el Día Internacional del Trabajo en honor a las reivindicaciones obreras de fines del siglo XIX, que demandaban una jornada limitada de 8 horas diarias, dado que por esa época las personas solían trabajar más horas y no había ninguna regulación al respecto. En aquel entonces, el presidente de Estados Unidos Andrew Johnson, ante las presiones de movimientos obreros anarquistas, promulgó finalmente una ley donde se establecía ese límite horario como jornada diaria de trabajo.

Los empresarios de la época no estaban acostumbrados a este tipo de limitaciones, y en la ciudad de Chicago los industriales se negaron a acatar la ley. Esto disparó en una protesta obrera masiva, como nunca antes se había visto. El no reconocimiento del derecho a huelga por las empresas, en muchos casos, se tradujo en represión. La policía castigó a los trabajadores con disparos provocando la muerte de muchos de ellos. En 1886 la justicia de Estados Unidos terminó condenando a 8 obreros, los llamados "mártires de Chicago", culpados de ser los responsables del conflicto. Siendo las condenas para ellos: la muerte en la horca, cadena perpetua y trabajos forzosos.

Han pasados muchos años de este episodio y en Argentina seguimos teniendo una alta de tasa de precarización laboral y trabajo no registrado (35%) donde, después de 100 años, todavía en muchos casos siguen sin respetarse los límites a la jornada laboral y a la legislación vigente. El mercado de trabajo está polarizado entre perfiles calificados y aquellos que por diferentes motivos el sistema formal no logra incluirlos.

En el marco de la cuarta revolución industrial que estamos atravesando, los trabajos están cambiando. Los empleos del futuro están vinculados a la Inteligencia artificial, machine learning y big data. Las máquinas no solamente reemplazan tareas manuales sino que también pueden tomar decisiones. Estas características atraviesan en mayor o menor medida todas las profesiones.

¿Podrá la tecnología mejorar la calidad del empleo? Los optimistas sostienen que a mayor volumen de tecnología se va a generar más riqueza y se necesitarán menos horas de trabajo, por lo que los trabajadores podrían pasar a tener una jornada laboral de 6 horas. Los más pesimistas sostienen que la precarización es inherente al sistema económico vigente y por eso se explican casos como la tercerización que plantean las economías de plataforma.

La única realidad pareciera ser que seguimos teniendo los mismos dilemas que hace 100 años atrás, tal vez a menor escala, pero focalizados en los sectores más vulnerables y desprotegidos de nuestra sociedad.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping