Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Empieza a normalizarse la discriminación geográfica eléctrica

Imagen de DANIEL MONTAMAT

DANIEL MONTAMAT Economista

0
Empieza a normalizarse la discriminación geográfica eléctrica

Las tarifas eléctricas eran mucho más caras en el interior del país que en la zona AMBA (Capital y Gran Buenos Aires). Sucedía que entre las distorsiones acumuladas en la anterior gestión de Gobierno, a los subsidios en la generación de electrones que beneficiaban a todo el país, los usuarios de la zona bajo concesión de Edenor y Edesur se beneficiaban con otro subsidio sobre el valor agregado de distribución. Las jurisdicciones provinciales habían venido actualizando el valor agregado de distribución (VAD), mientras que en la zona AMBA, de jurisdicción nacional, el VAD era subsidiado por el conjunto de los argentinos. Las facturas eléctricas en el interior eran entre 3 y 4 veces más caras que en la Capital y el gran Buenos Aires.

El aumento de los precios y las tarifas eléctricas que convalidó el fallo de la Corte (por razones de forma más que de fondo) incluye una suba de los precios mayoristas de la electricidad para todo el país (Resolución 6/2016) y una recomposición del VAD para las distribuidoras Edenor y Edesur (con tarifas congeladas en los últimos 14 años). El aumento en el precio estacional de la electricidad para todo el país fue de alrededor de un 200%, gradual si se tiene en cuenta que todavía se subsidia el 65% del costo medio de generar los electrones.

El aumento de las facturas en Capital y Gran Buenos Aires fue mayor (551% promedio en el sector residencial) porque en esta zona hubo que recuperar el VAD. El nuevo tarifario incluye subsidios focalizados por indicadores socio económicos que ahora benefician con una tarifa social a unos 3.600.000 usuarios eléctricos a lo largo y a lo ancho del país (la electricidad llega a 13.5 millones de hogares en la Argentina). Esos subsidios focalizados deberán sustituir los subsidios indiscriminados heredados que todavía subsisten y que han beneficiado más a los ricos que a los pobres.

Pero así como la tarifa social empieza a reducir la discriminación socio económica del subsidio indiscriminado, la actualización del VAD en la zona de jurisdicción nacional de mayor consumo comienza a normalizar la discriminación geográfica en el tarifario eléctrico.

Un estudio comparativo de tarifas residenciales en 14 jurisdicciones eléctricas del país da un valor promedio de 1,027 $/kWh (kilovatio hora). Las jurisdicciones de Córdoba, Catamarca, Santa Fe y Neuquén se encuentran un 30% por encima del promedio en el segmento T1R1 de menor consumo (150 kWh/mes), mientras que Edenor, Edesur y Mendoza se encuentran un 40% por debajo del promedio nacional. Esta disparidad se atenúa bastante para la tarifa T1R2 (300 kWh/mes).Para los de mayor consumo residencial T1R3 (601 kWh/mes) Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa están muy arriba del promedio.

Es en la categoría de los usuarios residenciales, donde, por las razones explicadas, más se han dado diferencias en el crecimiento porcentual respecto al tarifario anterior. En el segmento T1R2 se verificaron incrementos de 473% y 458% para Edesur y Edenor respectivamente, mientras que para el resto de las distribuidoras el incremento promedió el 50%. Los menores incrementos en esas categorías fueron los de las distribuidoras Epec (Córdoba), Edelar (La Rioja) y Edesal (Salta), que no superaron el 13% porque venían con ajustes altos del VAD desde hace varios años. Para las tarifas T1R3, los aumentos porcentuales fueron menores en Edesur y Edenor, el 292% y 275% respectivamente, ya que en este segmento el rezago del VAD era menor.

Con estos datos, según nuestros cálculos, un usuario T1R1 (bajo consumo) paga en el área de Edesur y Edenor menos de $ 100 por mes de electricidad, mientras que en el resto del país paga un promedio de $ 159 por mes; donde Córdoba, Santa Fe, Catamarca y Neuquén son las provincias que más cobran a esta categoría de usuarios con $ 193 por mes de promedio. El promedio nacional de la factura eléctrica en esta categoría de usuarios es de $ 150 por mes.

Para los usuarios de T1R2 (consumo medio), si están en el área de Edesur y Edenor pagan $ 175 por mes mientras que en el resto del país pagan $ 318. Sobresalen en esta categoría Córdoba y Santa Fe con
$ 394 por mes. El promedio nacional de la factura eléctrica en esta categoría de usuarios es de $ 298 por mes.

Los usuarios de mayor consumo T1R3 de Edesur y Edenor pagan $ 506 por mes mientras que en el resto del país pagan en promedio $ 679 por mes; sobresalen en esta categoría Epec de Córdoba con $ 952 por mes, seguido por La Pampa con $ 874 por mes, y Santa Fe con $ 830 por mes. El promedio nacional para estos usuarios es de $ 654 por mes.