Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

‘Ella’ y un frente para confrontar con Macri

Imagen de ANALÍA ARGENTO

ANALÍA ARGENTO Editora de Política y Opinión

0

Cristina Fernández de Kirchner convirtió en un acto político su indagatoria ante el juez Claudio Bonadio. Se cuidó de no nombrar su presentación en términos judiciales y se refirió a la "manifestación que he hecho en el juzgado". Apuntó contra el juez y una parte de la Justicia a la que acusó de "complicidad", recordó causas como la de Papel Prensa y se comparó con Hipólito Yrigoyen y Juan Perón. Recordó los años de proscripción del peronismo y responsabilizó al Gobierno por su situación judicial. Se victimizó y en forma de defensa, atacó.

Más relajada que en algunas de sus apariciones como Presidenta, buscó mostrarse calma e incluso reprendió en una ocasión a la militancia por los insultos a Diego Bossio. "Así no van a convencer a nadie" dijo pero cada frase picante generó una reacción parecida entre los miles de concurrentes que gritaron consignas como "Macri, basura vos sos la dictadura".

Además de Bonadio, Mauricio Macri fue el blanco de la ex Presidenta por las causas judiciales que pesaron en su contra y de su familia y por los decretos de necesidad y urgencia que lleva firmados desde que asumió. "Vienen por los derechos adquiridos" advirtió y tras cuestionar a algunos medios pareció encarar un discurso diferente al que la caracterizó y al que por momentos pronunció pensando sólo en el núcleo duro del kirchnerismo.

Sin embargo eligió también como interlocutor al que se supone es el porcentaje del electorado que eligió a Macri como segunda opción entre la primera vuelta y el ballottage. "Un día sin diarios, ni radios, ni TV, ni medios electrónicos les pido, piensen en familia cómo estaban hace un año", propuso. Y convocó a un Frente Patriótico Ciudadano en el que incluyó a la militancia afín y más allá, por sobre el sector partidario e institucional que ayer le fue esquivo. "No se enojen con su vecino, su amigo, su pariente por cómo votó, eso nos divide y no sirve, tenemos que estar unidos", sugirió al admitir una grieta en la sociedad.

Su estrategia discursiva apuntó en parte al 51% de los argentinos que votó a Macri en noviembre, al alza de precios y los tarifazos, justo el flanco débil por el que el Presidente ha sufrido desde diciembre una caída de diez puntos en su imagen. Con intenciones electorales o no, lanzó este nuevo frente, en una clara jugada por sobre el ya casi en desuso Frente para la Victoria y ante un Partido Justicialista que para renovar autoridades deja prácticamente excluida a La Cámpora, su agrupación favorita.

La acompañaron militantes, intendentes, legisladores, ex funcionarios. Los que faltaron quedaron en evidencia: el ex candidato a presidente Daniel Scioli, que por radio un rato antes habló de "distintas formas de acompañar". José Luis Gioja, probable futuro presidente del PJ que apoyó sin estar. Unos cuantos intendentes bonaerenses y casi todos los gobernadores, además del encuentro que en Salta, al mismo tiempo, tuvieron Juan Manuel Urtubey y Macri.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar