Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El smartphone ya cambia los métodos de pago

JUAN D'ALESSANDRO Global Business Manager de Softtek

0

La moneda, tan antigua como la civilización humana, está enfrentando una revolución sin precedentes. La noticia de Uber en Argentina debería haber despertado un debate de fondo más interesante que el que se agota en la polémica por el transporte: cómo quieren hoy los consumidores más jóvenes pagar por sus productos y qué les ofrece el mercado. En este sentido, así como la tarjeta de crédito transformó el mundo financiero, las nuevas tecnologías están creando formas innovadoras para abonar nuestros servicios.

Pagar un taxi con el celular, o transferir dinero ‘on the go’ desde una app, son deseos que surgen sólo gracias al boom de la movilidad. En Argentina hay más de 10,8 millones de usuarios de smartphones, que representan una penetración del 36% en el mercado total de celulares. Este porcentaje se eleva a 73% en el Reino Unido y a 75% en los Estados Unidos. Al respecto, la consultora Forrester indica que el 2018 será el año en el que el e-commerce tradicional se convertirá en mobile-commerce, ya que a través de las tablets, teléfonos inteligentes, smartwatches y otros wearables y se efectuarán más del 50% de las ventas online.

Tres tendencias

Cada vez más personas eligirán la tarjeta de débito o crédito para pagar, en lugar de hacerlo con billetes. A medida que más empresas sean mobile first, es decir, que cuenten con plataformas ideales para visualizar y realizar transacciones desde smartphones y tablets, crecerá el m-commerce.

Las redes sociales ya se están convirtiendo en una plataforma de pago. En los Estados Unidos hace tiempo que a través del Messenger de Facebook una persona puede enviar y recibir dinero de sus amigos y contactos. Otro ejemplo: en Groupe BPCE, que es el segundo banco más grande de Francia, es posible transferir fondos entre los usuarios a través de un tweet, sin importar los bancos con los cuales operen el remitente y el destinatario. Este servicio está disponible desde el 2014.

Ya están apareciendo nuevos actores que prometen impulsar la revolución del sistema de pago. Algunos son impulsados por empresas como Apple, a través de su servicio Apple Pay . Otros lanzamientos recientes para actuar como intermediarios entre los clientes, los bancos y el dinero son Venmo, Snapcash y Square Cash.