Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El segundo semestre tardará más de lo previsto

ALDO PIGNANELLI  Economista del Frente Renovador. Ex presidente del Banco Central

1
El segundo semestre tardará más de lo previsto

El nuevo modelo económico de Macri se basa en tres directrices fundamentales: reconocer la inflación y bajarla; tomar deuda para financiar el déficit y realizar obras públicas; y recibir un shock de inversiones.

Ahora bien, la baja de la inflación no es un dato hoy de nuestra economía. Por el contrario, el acumulado a mayo es ya del 25%; bajar el déficit fiscal resulta muy difícil porque las decisiones que tomó el gobierno mantiene este déficit en el 7% del PBI (esto ya no es pura herencia sino que se debe a decisiones que ha tomado este gobierno); el endeudamiento es a tasa muy alta, resulta caro y no baja del 8% anual. Respecto de las inversiones, aquellas que se han publicitado responden a empresas que ya están instaladas en la Argentina tales como Coca-Cola, Fiat, GM y otras y reinvierten utilidades.

Respecto de nuevas inversiones, no será Europa la que traiga sus euros. Brasil y Chile no están pasando por sus mejores momentos. Así el panorama externo, nos quedaría Estados Unidos en donde se está viviendo un boom de consumo que está muy relacionado con la baja del barril del petróleo.

En este sentido, resulta extraño que vengan inversiones a un país que no tiene asegurada la estabilidad de la inflación, no tiene asegurado el equilibrio fiscal, ya comienza a sentir un dólar atrasado y no hay estabilidad social.

Con lo cual, el ‘shock de inversiones’ comienza a aguarse, a diluirse y el gobierno recurre a medidas extremas como el blanqueo de capitales, la emisión de bonos, o el endeudamiento a altas tasas.

Olvidemos que para este 2016 el gobierno de Macri pueda revertir esta situación tanto por las variables externas –ya comentadas– como por la situación interna. Imagino un GPS: Un Gobierno Para la Salvación. Dicho esto, volvemos a la propuesta original de hacer un verdadero Plan Económico, que al día de hoy y tras cinco meses de gobierno nadie conoce, un Plan de estabilización y un Consejo Económico y Social que acompañe este proceso.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Serapio Sergiovich
Serapio Sergiovich 20/05/2016 09:35:41

El segundo semestre traerá el fin de la inflación, pero se lo ha postergado para 2018