Jueves  13 de Agosto de 2020

El riesgo sigue, pero en julio los plazos fijos le ganaron a la inflación y al dólar

El riesgo sigue, pero en julio los plazos fijos le ganaron a la inflación y al dólar

La renegociación con los acreedores se llevó gran parte de la atención económica del año. Si a las idas y vueltas de la deuda se le suman las decisiones políticas con implicancias directas en la economía, como las políticas de asistencia a los más vulnerables y a las empresas en crisis, los otros temas de la economía claramente quedaron en un segundo plano. Y uno de los que quedó en segundo plano fue la inflación. 

Con una economía con tantos problemas y en el medio de la pandemia, la inflación en baja es un punto a favor del Gobierno. También hay que tener en cuenta otras comparaciones que son positivas. Por ejemplo, en julio la tasa de los plazos fijos superó a la inflación proyectada anual y también a la tasa de devaluación. En este último punto hay que aclarar que se habla del tipo de cambio oficial. 

¿Ahora, por qué le ganaron? Porque si bien la inflación anual marcó 42,5%, la inflación enero a julio fue de 15,8%, número que puede estar por abajo del 33% anual, salvo, claro está, un aumento de los precios por encima de la inflación promedio en los próximos meses.

De todos modos, lo que viene es una proyección y lo que está, una realidad. Esa realidad marca que con una inflación en baja. el Gobierno tuvo un aumento de precios de casi 16% en siete meses. Tal número habla de la Argentina, pero no habla de un país con una economía normalizada.

También es cierto que julio fue un mes donde muchas actividades volvieron a restringirse respecto a junio y la parte final de mayo, cuando los comercios tuvieron cierta apertura. Específicamente, el endurecimiento de la cuarentena se aplicó entre el 1° y el 17 de julio, mientras que las dos semanas restantes del mes volvieron al esquema previo.

Siempre según los datos que difundió el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), los bienes subieron un 2,3%, más del doble que los servicios, que avanzaron un 1,1%. Los precios estacionales aumentaron 0,9% y los regulados, un 0,5%. La medición núcleo creció 2,5% y por primera vez en 11 meses se colocó 0,6 puntos porcentuales por encima del nivel general. Aunque en marzo había sido mayor, de 3,1%, el nivel general de 3,3%. 

Pero si la inflación en baja, pero aún muy alta, está en el radar pero no es el principal problema que tiene la Argentina es porque recuperar la economía y los empleos perdidos se va a convertir en un desafío mayor que bajar la inflación a un dígito. En el actual contexto de pandemia a nivel mundial, todavía no se ven los daños reales que dejará el coronavirus en el país. 

La buena noticia de la semana fue que en la Argentina se producirá al menos una de las vacunas, y que probablemente esa vacuna pueda aplicarse a la población en el primer semestre del año próximo. Esto es más que una verdadera inyección de confianza, algo que también se necesita para encaminar el país.

Shopping

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology