Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El ‘riesgo país’ de la conflictividad creciente y la economía en espera

Un mes después de asumir la Presidencia, Mauricio Macri pasó por Davos con la intención de sembrar la semilla de la confianza en la comunidad internacional de negocios. Allí, en los Alpes suizos, se encontró en el Foro Económico Mundial con un grupo de empresarios ávidos por conocer sus planes, antes de decidir si estaban dispuestos a concretar una inversión en la Argentina.

Pero mientras en los últimos meses el crédito se mantuvo abierto en el mercado financiero, el ‘riesgo país’ volvió a subir. Aquel interés inicial del mundo corporativo devino en cautela en la medida en que la realidad socioeconómica no respondía a las proyecciones anunciadas y la política, sobre todo en este 2017 electoral, aportaba su preocupante señal de alerta.

La inflación redujo su ritmo de crecimiento a la mitad, pero el consumo se derrumbó. Se levantaron las trabas al comercio exterior, pero las exportaciones cayeron. Se liberó el mercado cambiario, pero el fortalecimiento del peso le restó competitividad a la industria. Y la conflictividad creció. Todas variables que miran con recelo quienes deben decidir dónde iniciar un negocio o abrir una nueva fábrica.

Sin embargo, la leve recuperación que muestra la economía desde fines del año pasado y el éxito del blanqueo de capitales ofrecen números sobre los que el Gobierno se recostará hoy para, catorce meses después de aquel paso por Suiza y ya como anfitrión del capítulo regional del Foro, volver a presentar a la Argentina como una buena oportunidad de inversión más allá de las tensiones políticas.

Mientras los gremios lleven adelante el primer paro nacional contra la gestión macrista, los funcionarios le pedirán los hombres de negocios que confíen en el rumbo emprendido.

Recuperar la economía y bajar el ‘riesgo’ de un país envuelto en marchas, piquetes y huelgas es vital para disipar resquemores e intentar que el interés declamado se transforme en inversiones concretas.

 

Más notas de tu interés

Comentarios1
JOSE   MANUEL LEVY
JOSE MANUEL LEVY 06/04/2017 09:14:10

“ la Argentina como una buena oportunidad de inversión” cuando KANT ( transcendentalismo ) desplace a DESCARTES (innatismo) [ Iosele]