El polo tecnológico, una respuesta del Estado en favor de los jóvenes

Con la visita del Presidente Mauricio Macri, la UNLaM puso oficialmente en funcionamiento las instalaciones del proyecto que vincula a la Universidad con la industria del software para la instalación de las empresas del sector y el empleo de 600 estudiantes de Ingeniería. El Polo Tecnológico, cuenta con 2200 metros cuadrados donde van a poder estar 20 empresas por turno, mañana, tarde y noche, con 250 alumnos en cada horario. Estamos realmente muy satisfechos y conformes.

Gracias a una asociación entre el Departamento de Ingeniería de esta casa de altos estudios y empresas de software, los alumnos tendrán la posibilidad de trabajar en el mismo lugar en que estudian y buscar soluciones a problemáticas del ámbito tecnológico y académico actual. Los estudiantes, se formarán y trabajarán "desarrollando soluciones" y "nuevos productos" tecnológicos y de software. El estudiante va a cobrar una remuneración por lo que haga y, en el caso de que este diseño de software sea nuevo en el mercado, cobrará además un adicional.

En un edificio de 4200 metros cuadrados con laboratorios de informática, el Centro de Desarrollo e Investigaciones Tecnológicas de la UNLaM (Polo tecnológico) cuenta con veinte laboratorios distribuidos en dos plantas con una capacidad total de 300 posiciones laborales en simultáneo, y la posibilidad de generación de más de 600 puestos de trabajo.

Este nuevo modelo educativo implica una mejor articulación ente el sector público y privado, mejorando los planes de estudio y en el caso de las carreras tecnológicas e ingeniería, direccionando el desarrollo y las investigaciones. Esto coloca a la universidad al servicio del desarrollo de la ciencia y la tecnología, y logrando una educación pública de excelencia, que la que va a resolver los problemas estructurales de las mayorías populares. Siempre que la Argentina creció, lo hizo de la mano de la educación pública. El actual desarrollo de la tecnología y la ciencia, que alcanza incluso la robotización a nivel mundial, nos obligan a soluciones creativas, para incrementar las fuentes de trabajo, ampliar la formación y producción de tecnología en nuestros jóvenes es la mejor manera de hacerlo.

A más eficiencia y mejores respuestas de la educación pública superior, mayor será la autonomía política, académica y económica de las universidades. Nuestra Universidad, viene siendo precursora en articulación con el sector privado encontrándonos entre los primeros puestos de articulación, manteniendo actualmente convenios con más de 269 empresas privadas. También UnLaM es líder en su tasa de graduación, el porcentaje general indica que en las universidades públicas, de cada cien estudiantes se reciben 22, y en las privadas, se gradúan 37 de cada cien. En nuestra Universidad, se reciben 55 de cada cien chicos. La gestión de la educación pública, inteligente y eficiente, es posible. Los resultados, están a la vista.

Tags relacionados

Más de Columnistas