Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El operativo ‘seducción’ que puede habilitar el pago a los holdouts

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda recibió ayer por la mañana al gobernador del Neuquén, Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino, junto al senador y titular del gremio de los petroleros Guillermo Pereyra. Por la tarde estaba prevista una audiencia de Rogelio Frigerio con el pampeano Carlos Verna que finalmente no se hizo aunque en Santa Rosa el senador del PJ Daniel Lovera proponía debatir la Ley Cerrojo y la de Pago Soberano. Mañana el que llegará a Gobierno será el chaqueño Domingo Peppo quien tiene reunión justo dos días después de la visita del ex gobernador Jorge Capitanich que como intendente de la ciudad capital, Resistencia, almorzó con el Presidente Mauricio Macri junto a otros intendentes (Ver página 4). Capitanich impulsó en el PJ de Chaco la aprobación de una cláusula para que los legisladores nacionales voten en contra del acuerdo con los buitres pero ayer no tuvo empacho en volver a la Rosada para hablar de gestión. Peppo elogia por estos días el Plan Belgrano Norte y el impulso que podría dar al desarrollo regional. Parafraseando a San Josemaría, ‘obras son razones y no buenos amores’ bien podría ser la consigna de los gobernadores que reclaman por la coparticipación y la reactivación de la obra pública. La gobernabilidad (una condición mutua) y las obras son las razones por las que avanza el diálogo entre Cambiemos y la oposición, más allá de los argumentos filosóficos sobre la ‘racionalidad’ y el rol que corresponde ejercer a quien ganó y quien perdió la elección. En Cambiemos la misión diaria es alinear de a uno a los gobernadores antes de la reunión de todos ellos con Frigerio el próximo jueves. Ni Gutiérrez, ni Verna ni Peppo están en la lista de apoyos incondicionales pero sí entre los posibles colaboradores.
La lista de los que han definido públicamente su respaldo la lidera el salteño Juan Manuel Urtubey, seguido por el chubutense Mario Das Neves (seducido el viernes pasado por la visita de Macri) y desde ayer y sorpresivamente el entrerriano del Frente para la Victoria Gustavo Bordet.
Suma a favor Juan Schiaretti, el sucesor de José Manuel De la Sota en Córdoba, quien celebró que Macri haya "tomado el toro por las astas".
En el Senado la tarea podría ser más difícil que en Diputados. Allanó el camino Miguel Ángel Pichetto, dialoguista más allá de su molestia por el discurso de Mauricio Macri en la Asamblea del 1 de marzo. Como Bordet ayer, el domingo sorprendió el senador Juan Manuel Abal Medina, de las filas del kirchnerismo, al pedir públicamente que los diputados den quórum y se presenten al debate.
Las matemáticas se imponen y por eso la necesidad de sumar a Verna y sus dos senadores. También se apunta a convencer a los de Tucumán (con más chances después de que el gobernador Juan Manzur avalara la posibilidad de "estudiar la viabilidad" del acuerdo); los de la fueguina Rosana Bertone (que viajó a Roma con Macri en su visita al Papa) y los de La Rioja (debilitados por la derrota del PJ el año pasado).
En la lista de inciertos figuran aún los senadores de San Juan, a cuyo gobernador, Sergio Uñac, Cambiemos no le pierde pisada mientras el diputado José Luis Gioja resiste por decisión propia y presión del Frente para la Victoria. La definición de Omar Perotti, senador justicialista por Santa Fe, es hoy más imprescindible que lo que el gobernador Miguel Lifschitz pueda empujar a favor del gobierno nacional en la cámara Baja. Perotti dijo hace cuatro días: "Me parece que no hay que pagar en bonos sino que debe pagarse en efectivo" al referirse a la obligatoriedad de cumplir la sentencia judicial.
Del operativo ‘seducción’ no se salva ni Gerardo Zamora, ex vicepresidente provisional del Senado y marido de la gobernadora Claudia Ledesma Abdala. Férreamente en contra la lista se achica: Alicia Kirchner y Gildo Insfrán no dan el brazo a torcer en una pelea con frentes individuales y un frente donde todos los gobernadores piden se adelante el pago de coparticipación aglutinados en el recuperado Consejo Federal de Inversiones, más conocido como CFI.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Ricardo Avila
Ricardo Avila 09/03/2016 06:53:11

mucho plabrerio para decir algo obvio. EN diputados será aprobado y en senadores también. CFK ya perdió el mando, salvo de un reducido grupúsculo de fanáticos.