Lunes  12 de Agosto de 2019

El mensaje de las urnas

El mensaje de las urnas

La victoria de la oposición marca un punto de inflexión en la accidentada peripecia política nacional de los últimos meses. Desafiando hasta los pronósticos más optimistas, Alberto Fernández y Cristina Kirchner ganaron las elecciones primarias en todo el país, en casi todas las jurisdicciones, en todos los grupos de edad y en todos los niveles socioeconómicos. Ha sido por cierto algo más que un voto de protesta o una expresión de bronca de la ciudadanía ante la situación injusta , casi intolerable, de polarización a la que ha vuelto a someterla la clase política. Ha sido muchísimo más que esa "simple encuesta" a la que aludieron hasta el final muchos periodistas y dirigentes políticos asustados ante el riesgo de las primarias. Las PASO han implicado, por lo pronto, una sonora llamada de atención tanto para el gobierno como la oposición y, para quien quiera oírlo, un mensaje rotundo en favor de cambios de fondo en la política argentina. Condicionará el desarrollo de la campaña final, que lleva a octubre y, muy probablemente, su resultado previsible.

Para cualquiera que haya seguido con algo de atención las tendencias de los últimos meses, los resultados están muy lejos de implicar una sorpresa absoluta. Mas allá de la aritmética electoral, una lectura atenta a las últimas encuestas proporciona buena parte de las claves que explican la magnitud de la derrota sufrida por el gobierno, ante una oposición que lucio en todo momento desorganizada, dividida y carente de un verdadero proyecto de alternativa. Veamos algunas cifras elocuentes en el sentido expuesto, provenientes, en nuestro caso, de los datos del Monitor de Tendencias Económicas y Sociales, difundidos por OPSM durante la última semana entre nuestros suscriptores.

A pesar de un mejoramiento leve en sus indicadores de desempeño, un 75.1 de la opinión consideraba hasta este viernes pasado como mala muy mala la situación económica y social actual del país. Varios indicadores complementarios remarcaban el clima adverso con que el gobierno llego a las elecciones. Reparemos por ejemplo en el 60.9 de juicios negativos y muy negativos ante el desempeño del Presidente Macri o el 52,4 que manifestaba su voluntad de oponerse al gobierno, en las urnas o en cualquier otro terreno. Un 68.9 juzgaba hace tres días como muy negativa la actitud y capacidad de gestión gubernamental en el plano económico y un 68.1 cuestionaba que la calma relativa del mercado cambiario pudiera interpretarse como una evidencia de control de la economía.

De allí la critica a las expresiones del presidente y de sus ministros en torno al tópico de que "las cosas han comenzado a cambiar en un sentido positivo", que alcanzó también en esta última medición 68.7 de rechazos. Para un 65.4 "el gobierno esta lejos de haber controlado la inflación". Un 56.5 juzgaba como negativo o muy negativo el legado que dejan los primeros cuatro años de gobierno de Kirchner. Los indicadores que podrían agregarse solo llevan a una conclusión clara: a 72 horas de las elecciones, el gobierno afrontaba uno de sus peores momentos, aun cuando la situación objetiva del indicador favorito de los mercados -el precio del dólar- permaneciera relativamente estable. La inflación, la sensación de descontrol de la economía y de muchos otros aspectos de la gestión gubernamental gravitaban sobre la decisión de gran parte del electorado.

Tampoco resulta sorprendente que las tendencias de voto presidencial indicaran en esta encuesta previa a las elecciones una diferencia mucho menor de 41 a 37 puntos en favor de la boleta opositora. . Una cosa es lo que la gente piensa sobre la mayoría de los temas de la economía y la política y otra cosa muy diferente la decisión concreta del voto. A la hora de votar el ciudadano combina muchas otras percepciones distintas, que suelen ir más allá de la coyuntura. Baste recordar las elecciones del 2011, cuando las percepciones ya muy negativas hacia muchos aspectos importantes de la gestión de Cristina Kirchner no impidieron una victoria de características extraordinarias. Para muchos, la falta de respuestas del gobierno no implica necesariamente un reconocimiento de las posibilidades alternativas a cargo de la oposición.

De allí la importancia que alcanzaron en esta oportunidad de las campañas negativas, el recurso compartido al miedo y la insistencia, sobre todo desde cierta parte del gobierno y de la prensa, en la estrategia de judicialización de la política, más allá del abierto rechazo que este tipo de enfoque viene suscitando desde siempre entre la mayor parte del electorado independiente. De hecho, una gran cantidad de indicadores altamente negativos hacia el gobierno no implicaban necesariamente una decisión de votarle en contra. De allí la resistencia de la mayor parte de los investigadores a proyectar el clima adverso al plano de la intención de voto. NO había casi indecisos, pero un largo 20% de los votantes adelantaba que sobre el final podía llegar a revisar su decisión inicial. Una cosa es pensar que el gobierno ha fracasado y otra distinta es optar por una fuerza de alternativa. Los gobiernos duran en el poder exactamente hasta el momento en que la oposición demuestra estar en condiciones de resolver mejor los problemas básicos que el gobierno ya no puede resolver.

En las condiciones actuales del país, este dato es central. La presencia de un alto porcentaje de soft voters o votantes "blandos" suele acompañar los procesos de declinación de los partidos, el clima de desalineamiento doctrinal y partidario de la gente, el vacío de ideas en las campañas y la ausencia de líderes carismáticos o que generen al menos una mínima confianza. Sin estímulos ni compromisos establos, los votantes pueden y suelen adaptar su voto a consideraciones estratégicas de ultimo momento. Es lo que parece haber ocurrido en las elecciones de este domingo, con ciertos electorados clásicos, como el radical, que esta vez volvió la espalda a sus dirigentes, y opto por un voto combino el escepticismo, la bronca y el desencanto frente a una alianza política ya dese hace tiempo agotada. Las elecciones de las provincias gobernadas por el radicalismo como Corrientes, Jujuy o Mendoza, o el voto en los grandes distritos del país como Buenos Aires, Córdoba o Santa Fe, demuestran acabadamente que Juntos para el Cambio no contó esta vez con los votos, los fiscales, la logística y la infraestructura de movilización del radicalismo. Lo que le ha quedado es apenas el esqueleto básico, representado por los votos del Pro.

Otro factor adicional de gran importancia para analizar el mensaje de las urnas es sin duda el papel de los gobernadores. Contra todos los presagios e hipótesis de muchos analistas, los gobernadores se movilizaron en apoyo de la oposición. Acompañaron a Fernández con su logística y su formidable capacidad electoral, demostrada a lo largo del año en sucesivas elecciones provinciales votar. La boleta corta no sirvió para dosificar su compromiso opositor. Muy por el contrario, sirvió más bien al revés para reforzar el voto por la boleta presidencial de la oposición.

El mismo fenómeno ocurrió en el distrito decisivo. Los intendentes bonaerenses desecharon cualquier tentación de jugar a dos puntas como tantas otras veces. Acompañaron a Fernández y Kicillof dejo de ser un cuerpo extraño, para convertirse en una expresión síntesis de una coalición como es el Frente de Todos, integrada por 24 partidos y dos docenas de organizaciones sociales. En este punto, el comportamiento de gobernadores e intendentes ratifica la idea de que la unidad del peronismo ha llegado para quedarse, sobre todo si la campaña que va hasta octubre no agrega hechos nuevos que conmuevan ola delicada arquitectura bordada por los equipos de Cristina Kirchner, reforzada en sus posibilidades electorales con un candidato de las características de Alberto Fernández. El movimiento táctico del gobierno incorporando a Miguel Pichetto no bastó para conmover un proceso de reunificación afirmado a lo largo de 11 elecciones provinciales y consolidado por el nuevo pacto federal y el concurso de los intendentes bonaerenses.

El mensaje de las urnas vuelve a ser un mensaje de cambio. UN cambio hacia una política con contenidos y unidad de sentido, capaz de dejar atrás una visión cínica que deja fuera del debate todos los grandes temas que preocupan a la gente. La lógica es muy simple. Una coalición gubernamental dividida, insegura y ahogada por sus fracasos económicas fue incapaz de poner en la balanza lo mucho y muy bueno que ha logrado hacer en muchos campos importantes. Quedó paralizada en su capacidad de innovación. Apenas logro articular algunos reflejos defensivos. No bastaron para que una oposición, unida en la base, aunque dividida en sus dirigentes volviera a arrebatarle la iniciativa y la sometiera a una derrota que cuestiona muy seriamente su capacidad de recuperación. Los interrogantes que quedan abiertos comenzarán a despejarse con gran rapidez y los próximos días serán el escenario de un tipo de política que jamás hemos experimentado.

No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000057,500062,5000
DÓLAR BLUE2,621768,000068,5000
DÓLAR CDO C/LIQ0,4770-75,0760
EURO-0,290865,877665,9175
REAL-0,047714,243814,2510
BITCOIN-3,69857.328,19007.330,0000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000045,1250
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,754456,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,724157,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000047,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)1,2500162,00160,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,84032,402,38
DISC USD NY0,764379,1078,50
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,027033.247,3900
BOVESPA1,1100107.496,7300
DOW JONES0,390027.766,2900
S&P 500 INDEX0,21753.103,5400
NASDAQ0,16008.506,2110
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,5827329,1318331,0608
TRIGO CHICAGO0,9823188,8627187,0255
MAIZ CHICAGO0,0000145,0729145,0729
SOJA ROSARIO0,00000,00000,0000
PETROLEO BRENT-0,531563,630063,9700
PETROLEO WTI-0,938958,030058,5800
ORO0,20501.466,10001.463,1000