El gobierno que le pone número a todo nunca deja de pensar en la política

A la dirigencia que no comulga con Cambiemos le cuesta asumir que la gestión de Mauricio Macri está orientada por más lineamientos políticos de los que le adjudica el prejuicio. El trabajo de Jaime Durán Barba todavía es asociado con el marketing y los globos amarillos , y aunque no se puede decir que su opinión siempre es determinante, está claro que le inculcó un concepto central al equipo de la Casa Rosada: no perder nunca de vista a la audiencia.

Un político tradicional sabe que debe escuchar "la voz de la gente" y hacer contacto para lograr empatía. Los macristas cumplen con esa parte del libreto, al punto de forzarse a soportar algunos tragos amargos por simple disciplina (el ejemplo de esta actitud es el timbreo). Pero también miran y miden la opinión de la audiencia con la que se contactan a través de las redes y de sondeos. Y planifican su gestión para mejorar el nivel de respuesta. Esto significa, ni más ni menos, trabajar para el votante.

Después de ganar las elecciones de 2015, Macri aseguró que una de sus fortalezas fue la subestimación de sus rivales. Dos años y medio después, la oposición todavía no asocia el gradualismo oficial con resultados electorales. Pero lo real es que está presente en cada acto. Por eso el próximo viernes relanzará el Plan Belgrano con todo su gabinete en Chaco, una de las provincias gobernadas por un aliado del kirchnerismo que tiene una pobreza diez puntos superior al promedio nacional.

Cambiemos aspira a duplicar la cantidad de provincias bajo control en 2019, pero no quiere ganarse el favor del electorado con obras de pico y pala sino con planes que tienen bajo rating en el corto plazo porque son más complejos de concretar y de financiar, y porque su historial de fracasos hace que nadie le ponga fichas (como sucede con la renovación total del ramal Belgrano Cargas). Pero si todas esas propuestas salen en término, no habrá promesa electoral que alcance para combatirlas. Es hora de aceptar que ante un gobierno que se jacta de hacer números de todo, la primera cuenta que hace es la de la política.

Tags relacionados
Noticias del día