El equivalente a 8000 respiradores pasarán de Provincia a Capital por una ley

Es el monto que transferiría la economía bonaerense a la porteña cuando sea aplicada la ley de Teletrabajo sancionada la semana pasada.

El 30 de julio el Senado sancionó la Ley de Teletrabajo. Allí se establece un marco regulatorio específico para esta actividad, que será aplicado luego de 90 días de la salida del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Muchas cámaras empresarias y sectores involucrados presentaron objeciones a dicha ley, aduciendo que debía ser mejorada para que realmente se convierta en una herramienta de promoción de la actividad, pero estos cambios no fueron tenidos en cuenta.

En consecuencia, el texto aprobado fue objeto de muchas críticas con el principal argumento que traerá aparejado pérdidas de empleo y muy posiblemente generación de trabajo informal.

Pero saliendo de este debate, hay un punto que parece no haber sido tenido en cuenta por los legisladores, especialmente aquellos de la provincia de Buenos Aires (y otras), que podría ser altamente impactada por la pérdida de ingresos, en detrimento de la Capital Federal.

Veamos un poco. Asumamos que no se pierdan empleos, sino que las empresas que están interesadas que sus trabajadores se desempeñen total o parcialmente en sus casas particulares revean esta actitud ante el riesgo contingente y decidan volver a trabajar en sus oficinas centrales. Este es el escenario más probable, al menos en el AMBA.

Corrientemente de los 418.000 empleados en relación de dependencia que tiene el sector en Argentina, al menos unos 60.000 viven en el conurbano y trabajan para empresas ubicadas en capital (presumiblemente deben ser muchos mas pero no se tiene un registro minucioso). 

De acuerdo con relevamientos realizados, se esperaba que el 30% de ellos podrían seguir sus actividades de manera mayormente remota evitando viajes innecesarios. Esto es algo así 20.000 personas.  

Si tomamos el valor salarial abonado en el 2019 de acuerdo con el Ministerio de Trabajo, y consideramos que al menos el 10% de los ingresos se gastan en el lugar donde desempeña la labor (comida, viajes, compra de ropa, regalos, etc.), nos da que unos $ 5.200 millones dejarán de entrar a la economía provincial, porque serán gastados en capital.

Es una fortuna ¿no?

Para ponerlo en números mas entendibles, es el equivalente al valor de 8.000 respiradores, usando una terminología muy empleada por las propias autoridades provinciales.

Alguien debería decirle al gobernador Axel Kicillof que su par Horacio Rodriguez Larreta estará muy agradecido de semejante regalo. Y mis números podrían ser extremadamente conservadores.

De paso también habría que decirles a Jorge Capitanich, Juan Mansur, Gerardo Morales, Alberto Rodriguez Saa y muchos otros, que también perderán ingresos. Solo que será más grave aún, porque también perderán empleos, dado que una empresa que contrata de manera remota especialistas en esas provincias posiblemente deje de hacerlo. Y hay muchas personas trabajando en estas condiciones.

Tal vez sus legisladores no se dieron cuenta, o no sacaron las cuentas…Vaya uno a saber. Como sea, CABA agradecida. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios