U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

El drama de las Letes y las Lebac 2.0

El drama de las Letes y las Lebac 2.0

Desde que hace meses las Lebac empezaron a dar grandes dolores de cabeza haciendo subir la cotización del dólar, las autoridades han intentado tomarse con seriedad el desarme de la bomba que habían generado funcionarios de este mismo gobierno y decidieron entonces reemplazarlas por entero. Como eso no es ni fácil ni incruento, se tomó una batería de medidas entre las cuales figuran la colocación de Letes en dólares y Lecap en pesos.

Las Letes ya estaban también empezando a dar otra suerte de dolores de cabeza dado que su renovación se ha convertido en un problema en recientes licitaciones. A pesar de la buena voluntad de las autoridades, que tomaron la medida clave de subir los encajes bancarios, sin la cual hoy no estaríamos en valores de dólar como los actuales, sino muy superiores, la forma en que se coloca en el mercado las Letes y las Lecap dista mucho de ser un óptimo y hasta pueden llegar a ser, en un futuro no demasiado distante, un problema tan grave como lo han sido las Lebac. Veamos porqué:

En el caso de las Letes, las autoridades han venido permitiendo que las mismas se suscriban en pesos o en dólares. El problema es que se suscriban en la moneda que sea, la moneda de pago es el dólar. Ello acarrea dos problemas: el primero es sencillo de entrever: el Estado hace un ruinoso negocio tomando pesos para pagar dólares porque está cometiendo un error muy similar al que cometía el ex ministro Prat-Gay que tomaba dólares de deuda para pagar gasto corriente en pesos. Tomar pesos para pagar dólares equivale a vender dólares a plazo. Y eso es lo que en buena medida se está haciendo: se sacan pesos del mercado y se consiente el pago de dólares en lo que resulta una venta encubierta de dólares que figura en los papeles como "toma de deuda". Y esto se conecta con el segundo problema que existe hoy en la colocación de Letes cuando las mismas se suscriben con pesos. Como se toma como referencia la cotización del dólar mayorista 48 horas anterior al día en que se define la licitación, ello puede engrosar las ganancias de quienes compran las Letes con pesos, lo que equivale a ocasionar gravosas pérdidas al Tesoro. Y han sido muchas las veces en que se tomó deuda en pesos a pagar en dólares con diferencias de cotización del dólar de hasta 2%. Y ese 2% es una ganancia adicional que se obtiene en solo seis meses de quienes compran estos títulos públicos. ¿No se han dado cuenta las autoridades de esto? ¿Son ciegas acaso? No se puede pensar que no han visto estos problemas que ocasiona el dejar suscribir Letes en pesos para ser pagadas en dólares. Lo que ocurre es que desean mostrar cifras voluminosas de renovaciones de estas letras de corto plazo para evitar malas expectativas en el mercado financiero sobre el derrotero futuro del dólar. Por eso mismo las autoridades se equivocan. Eso es pan para hoy y hambre para mañana. Se están vendiendo dólares a futuro bajo la apariencia falsa de colocación exitosa de deuda. Cuanto antes se corte esta posibilidad de suscribir Letes en dólares con pesos, más ganará en consistencia el programa económico que, a fuer de ser sinceros hay que decir que hace agua por muchos frentes a la vez, y que al igual que el programa aprobado por el FMI en junio pasado, puede acabar realmente muy mal.

Pero las Letes no son el único título público que está agregando inestabilidad al plan económico tras la fachada de licitaciones relativamente exitosas. La colocación de las Lecap en pesos a plazos de 4 y 6 meses ha resultado en un engendro híbrido muy negativo. Veamos también en este caso porqué:

El objetivo de la emisión de las Lecap fue en un primer momento ayudar a absorber pesos que quedaran ociosos en el mercado financiero a raíz de la cancelación de las Lebac. Cuando esa medida se adoptó desde El Cronista hice saber el hecho de que los títulos emitidos por el Tesoro no tienen la característica que sí tienen los títulos emitidos del Banco Central de absorción monetaria. La causa es sencilla: los fondos que obtiene el Tesoro por la emisión de bonos en pesos son depositados en el Banco Nación, el cual, descontando los encajes de estos depósitos podía prestar el remanente. Al haber capacidad prestable de los fondos obtenidos a través de Lecap se perdía el efecto de absorción monetaria que sí tienen las Lebac. Cuando ello fue conocido, las autoridades modificaron el esquema e hicieron que el Banco Nación deposite en el Banco Central el 100% de los fondos obtenidos por la colocación de estas letras. No queda claro si el Tesoro cobra intereses del Banco Nación por el depósitos de estos fondos, o si el Banco Central se los remunera. Sin embargo, el lector puede quedarse con una imagen muy clara de lo que ocurre si se le dice algo muy sencillo: da lo mismo. Da exactamente igual si el Tesoro cobra intereses del Banco Central o del Banco Nación, porque lo cierto es que el Tesoro paga intereses por las Lecap. Si traslada luego ese costo al Banco Nación o al Banco Central es muy claro que "todo queda en familia". Los intereses de las Lecap son déficit del sector público los pague quien los pague: si el Tesoro, si el Nación o si el Central.

Dicho esto, cabe preguntarse: ¿Qué sentido tiene desarmar la bola de nieve de Lebac si en forma simultánea se intenta sumar esos pesos que se liberan en las nuevas Lecap? El cambio de una letra por otra es un mero cambio de manos. Es un alivio entonces que el mercado financiero no esté comprando masivamente estas Lecap porque sino muy rápidamente podríamos estar en la bola de nieve las Lebac 2.0 . Y queda sin contestación una pregunta adicional: ¿Qué sentido tiene que el Tesoro tome deuda para no utilizarla en el pago de sus gastos? Gran Pregunta. Ninguna respuesta. Claras muestras de la forma rudimentaria por emplear un término suave del pensar económico de las autoridades.

Más notas de tu interés

Comentarios22
josebarriorf Barrio
josebarriorf Barrio 13/10/2018 02:50:48

Hay-un-lenguaje-engañoso-que-oculta-la-trampa_Son préstamos al Gobierno para pagar otros préstamos.Que cuando lo hace un particular term‌ina en una estafa, porque son impagables.

Hugo Morand
Hugo Morand 13/10/2018 07:23:10

El Sr. Graziano regresa luego del ostracismo que le genero su propia visión de la economía y aparece como consejero o mas bien experto en lectura del diario del lunes. LA verdad es que el fue ...........y asi estamos

Energia Renovable
Energia Renovable 13/10/2018 10:10:00

que tomaste ? aca lo que fue es la bicicleta de Joe y Cavalo que lamentablemente aun sigue. Y estamos asi gracias a vivir anios y anios meta bolsos y manguear y tarjetear y bicicletear.

Energia Renovable
Energia Renovable 13/10/2018 02:16:35

el sr Graziano tiene sentido comun, aqui se esta cambiando una bola de nieve por otra,cuesta creer ya q sea solo ignorancia....cambiemos?de producir +cuando hablamos?

Albert Sorenga
Albert Sorenga 13/10/2018 03:13:08
Juan Techuno
Juan Techuno 12/10/2018 11:26:02

Tan ineptos son los economistas del gobierno? el FMI nos les advierte? también son ineptos?. La verdad revelada siempre la tienen los analistas?

Leandro Romer
Leandro Romer 12/10/2018 10:13:08

La bomba atómica quedó chica...

Hugo Morand
Hugo Morand 13/10/2018 07:31:03

HAce 3 años estan por explotar la bomba parece que La Porota no la armo bien, paciencia

Charly Cacecas
Charly Cacecas 12/10/2018 10:11:56

Que pasa con las LEBAC, se pueden seguir renovando, hasta cuando? conviene

Charly Cacecas
Charly Cacecas 12/10/2018 10:09:19

ZQHAX

Javier Alejandro
Javier Alejandro 12/10/2018 09:52:37

excelente como siempre walter

Hugo Morand
Hugo Morand 13/10/2018 07:32:22

No siempre Walter ya estuvo y fue un fracazo es lector del lunes.

El Àrabe De Trinidad
El Àrabe De Trinidad 12/10/2018 09:29:02

A los que comentamos las notas ayudemos a la comprension y posible solucion de la realidad, el articulo es muy bueno no hay necesidad de descalificar a nadie

El Naranjo Mecanico
El Naranjo Mecanico 12/10/2018 09:43:23

Comprension de la realidad???? Pedis demasiado!!!

cssapag Sapag
cssapag Sapag 12/10/2018 09:08:30

Y le faltaron las Leliq para completar el festival de bonos. Estamos gobernados por gerentes de mesas de dinero, no hay plan económico.

Ver todos los comentarios