Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El día después del blanqueo

JORGE GEBHARDT Director del Depto impuestos de Aguirre Saravia & Gebhardt

0

Un tema central para el que partícipe del Sinceramiento Fiscal es cómo cambiará su vida tributaria. Por ejemplo, una persona física que quiera realizar inversiones en el exterior.
Tenencia de un inmueble: si lo afecta a la obtención de alquileres, la renta se encontrará gravada con el impuesto a las ganancias, pudiendo deducir los gastos de mantenimiento, impuestos, seguros, etc.; el resultado neto quedará alcanzado con la escala de tasas progresivas del gravamen hasta el 35%.

De abonarse impuesto a la renta en el país de radicación, podría tomarse como pago a cuenta del impuesto argentino; de afectarse a actividades de recreo y veraneo personal, puede corresponder el impuesto, dado que el arrendamiento presunto o valor locativo por los meses de veraneo neto de los aludidos gastos genera ganancia de primera categoría. El inmueble es un bien gravado con el impuesto sobre los bienes personales y debe considerarse su valuación a precio de plaza.

Tenencia de títulos y acciones extranjeros:

A) en forma directa. La renta y la percepción de dividendos de fuente extranjera están alcanzados por el impuesto; si se aplicara gravamen extranjero podría calificar como crédito del impuesto argentino. Si se vende, se aplicaría el impuesto a la tasa del 15% sobre la diferencia entre precio de venta y costo de compra, en moneda homogénea. La tenencia de dichos títulos y acciones está gravada con el impuesto sobre los bienes personales.

B) en forma indirecta, cuando las especies fueran poseídas por una sociedad ‘pantalla’ del tipo BVI o Panamá. Respecto del impuesto a las ganancias, sólo si la sociedad paga dividendos estarán gravados para el tenedor de las acciones, consecuencia de la legislación que definió que estas jurisdicciones forman parte de los denominados países ‘cooperantes’ en materia de intercambio de información fiscal. Las rentas obtenidas por el accionista tributan por el método de percibido en lugar de devengado; de allí la solución propiciada. La tenencia de acciones en la sociedad ‘pantalla’ está gravada con bienes personales.

Tenencia de fondos comunes de inversión extranjeros:

A) que por sus estatutos no abonan dividendos. Sobre la base de la legislación, sólo se encontrarían gravados los resultados de la enajenación de tales fondos a la tasa del 15% sobre la diferencia entre precio de venta y costo de compra en moneda dura.

B) los que abonan dividendos que están gravados con la escala progresiva del tributo; de existir gravamen extranjero, calificaría como crédito por impuesto abonado en el exterior. En todos los casos, la tenencia de dichos fondos está gravada con bienes personales.

Respecto a los dividendos, la ley del impuesto a las ganancias es controversial, dado que no sólo podrían calificar como tales aquellos aprobados por una Asamblea de accionistas, sino conceptos que podrían ser similares: el uso de una tarjeta de débito o crédito a nombre del accionista de la sociedad ‘pantalla’, la reducción del capital, etc.