Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El comercio electrónico late fuerte pero no entra en los indicadores formales

Imagen de HERNÁN DE GOÑI

HERNÁN DE GOÑI Director Periodístico

1

Los indicadores más recientes del consumo masivo no son buenos. En septiembre hubo una caída real cercana a 4%, y si se notó una mínima mejora frente a agosto fue porque la desaceleración de ese mes fue mayúscula. Como contraste, ayer cerraron dos días de superofertas de venta online, que como todos los años superaron el récord del anterior. La pregunta que cabe hacerse es en dónde se cruzan estas dos realidades, ya que todavía no hay indicadores formales que absorban el creciente volumen del comercio electrónico y reflejen su peso en la economía.

La recaudación impositiva solo acerca una aproximación. Hay regímenes de percepción aplicados a las grandes plataformas y pagos regulares cuando se opera por las cadenas de retail o empresas grandes, pero hacia abajo ese mecanismo se vuelve difuso, porque hay una enorme cantidades de vendedores que están más cerca de la informalidad que de la legalidad laboral.

Este canal tampoco mueve la aguja en los indicadores de producción, ya que mucho de lo transado son servicios (turismo) o bienes importados (electrónica, celulares), un rubro en donde una parte considerable de lo ofrecido ingresó al país de manera irregular.

Tal vez el registro más cercano lo ofrezca las operaciones con tarjeta de crédito, el medio de pago favorito de los consumidores online. Aunque todavía no se pueda medir, sí está claro que desplaza compras de los canales tradicionales que están en retroceso. Hay más de un mundo para mirar a la hora de tomarle el pulso a la actividad económica.

Más notas de tu interés

Comentarios1
demian baus
demian baus 02/11/2016 06:35:18

Comprende una revolución comercial con injerencia en la industria y los servicios ! No sólo no pondera en los ratios, sino que por el contrario impulsa un sistema marginal y cerrado, el cuál va ir determinando hasta precios. Regularlo es vital