Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El clima en Washington tras la victoria de Trump: ¿llegó el Brexit americano?

Entre la sorpresa y los temores, EE.UU. inicia un histórico cambio de ciclo.

Imagen de JORGE SOSA

JORGE SOSA Washington, enviado especial

0
El clima en Washington tras la victoria de Trump: ¿llegó el Brexit americano?

Washington madrugó hoy con un cachetazo electoral a la clase política dirigente. Al “establishment”, como se les dice aquí a los referentes que mueven las políticas de la Casa Blanca y el Capitolio. “¿Llegó el Brexit americano?”, se preguntaba un profesor de estudios internacionales en una de las tantas charlas de consultas que sucedieron estos días en medio del dramatismo de la definición electoral.

La posibilidad de un triunfo del polémico Donald Trump estaba en el menú de alternativas de los analistas. Pero una cosa son las posibilidades y otra los hechos. Y los votos produjeron el cimbronazo. Hasta ayer mismo, funcionarios y operadores del partido demócrata creían que, aún con una disputa abierta en Florida, triunfando en un puñado de estados clave Hillary Clinton podía garantizarse la elección frente a ese fenómeno político llamado Trump. Pero la realidad les mostró su peor cara.

Esta mañana, las primeras miradas en Washington reconocen un histórico cambio ciclo y se esperan con ansiedad las primeras señales de Trump sobre qué actitud tomará y cuáles serán los principales miembros de su equipo (algunos ya emperazon a circular, como el del experimentado legislador Newt Gringich para Secretario de Estado), para poder determinar hasta qué punto se parecerá su explosiva campaña electoral con la presidencia que adoptará a partir de enero próximo, cuando Barack Obama le deje el Salón Oval.

Los demócratas no escucharon el reclamo las demandas económicas de la clase media y buena parte de la clase trabajadora. Hillary no tuvo un mensaje contundente ante ese descontento”, fue una de las primeras lecturas que se hizo hoy del resultado por parte de quienes tienen contacto asiduo con asesores de ambos Trump y Hillary.

El voto de hastío hacia la falta de soluciones por parte de la clase dirigente parece ser el contenido de las urnas que le dio la presidencia a una figura ajena a las estructuras partidarias.

Los conocidos think tanks de la capital estadounidense estallaron de llamados de consultas, especialmente desde Lationoameríca, incluso de la Argentina, con una pregunta económica: ¿qué pasará con el comercio y el prometido flujo de inversiones en un escenario más restringido? Lo primero que aumentó de precio en Washington fueron los GPS de la política.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar