Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El círculo rojo

Imagen de LEANDRO ZANONI

LEANDRO ZANONI Periodista especializado en tecnología y nuevos medios

0
El círculo rojo

Fue la primera en viajar al espacio, ganó más de 300 premios de diseño, vendió más de 130 millones de unidades en apenas 25 años y es una de las computadoras portátiles más famosas y queridas del mundo. Estoy hablando de la ThinkPad, creada por IBM en 1992 y que este mes está soplando sus primeras veinticinco velitas. Desde 2005 en manos de los chinos de Lenovo, los festejos de su aniversario fueron en la ciudad japonesa de Yokohama. Allí, en los laboratorios Yamato, nació la notebook que, por ejemplo, introdujo por primera vez, la pantalla TFT a color de 10 pulgadas, un disco rígido de 120 MB y un procesador 486, el más potente de la época.

En el medio del teclado, entre las teclas G, H y B, sorprendió con un punto rojo. ¿Qué es eso? se preguntaban en 1992. Eso ea el mouse, que en realidad no fue fabricado por IBM sino una década antes por Ted Selker en el ya famoso Xerox Palo Alto Research Center (PARC) en California (el mismo donde Steve Jobs descubrió la interfaz gráfica, germen del sistema operativo que introdujo en la Macintosh de 1984). Ese botoncito rojo fue bautizado TrackPoint y hoy es el más famoso de la historia de la tecnología. Es una muestra más sobre cómo una idea un poco loca de algún ingeniero puede sobresalir entre otras cientos, sobrevivir por casi tres décadas y convertirse en un ícono, en una marca registrada. La gran ventaja del botón es que le ahorraba tiempo al usuario, ya que no es necesario sacar las manos del teclado para aprovechar todas las funciones que se activan desde un mouse convencional.

El botoncito rojo fue imitado (Sony vaio P), tiene un club de fans y Lenovo la convirtió en una pieza de marketing fundamental, ya que su comunicación desde hace años está basada en el TrackPoint. "Hayan o no usado una, cuando le decís a alguien que las ThinkPad son las que tienen el botón rojo en el teclado dicen rápidamente ahh si, si, ya sé cuales son. Y eso es una marca muy poderosa", explica Jerry Paradise, el actual director ejecutivo de Lenovo en los Estados Unidos.

Principios 90. Para el diseño de la nueva portátil, los de IBM fueron a buscar al alemán Richard Sapper, estrella del diseño industrial. Le pidieron que imaginara algo sexy. Instalado en Milán, Sapper había diseñado en 1972 la famosa lámpara Tizio para la empresa Artemide y muchos otros objetos y productos como relojes, sillas, muebles de oficina, electrodomésticos, bicicletas y televisores. Para la ThinkPad de IBM, orientada al sector profesional, entonces, se le ocurrió una caja color negra azabache, inspirada en Bento, la milenaria caja japonesa de madera dividida en compartimentos para llevar las porciones de arroz, pescado, frutas y verduras. Así nació en 1991 la bonita ThinkPad 700c.

La siguieron más de veinte modelos, una más disruptiva que la otra, como la que introdujo el CD ROM en 1994, el DVD, lector de huellas, pantalla táctil, etc. O rarezas como la bautizada butterfly por su teclado expandible. Perlas: en su concepción estuvo involucrado Tim Cook, el actual CEO de Apple y hoy el modelo descansa en el MoMa de New York. O la 550 de 1993 con impresora incorporada (el papel salía impreso por debajo del teclado). También hubo algunos fracasos, claro.

Hoy Lenovo es líder mundial en la categoría portátiles, compite con las históricas Dell, HP, Acer y Toshiba. Apuesta al futuro con modelos muy diferentes a las de los 90, pero con el diseño, la innovación y la durabilidad como los pilares claves que respetan a rajatabla. De la mano de productos como la X1 de fibra de carbono ultra resistente y liviana, o las 2en1 de la línea YOGA que se convierten en tablets, se plantan de cara al futuro. "Lejos de morir, las laptops tienen un porvenir fantástico, con Realidad Aumentada, Realidad Virtual, glasses, Big Data, IoT, etc. Movilidad total, conexión cuando y donde quiera, rendimiento y autonomía", dijo con la típica paciencia japonesa el ingeniero Arimasa Naitoh, el padre de la ThinkPad y actual VP de la compañía china.