Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El aumento de coparticipación a CABA: ¿qué traspasaron, el Pentágono?

Horacio Rodríguez Larreta justificó el aumento de un 168% de la Coparticipación otorgado por decreto presidencial a la CABA con el financiamiento de la transferencia de la policía. Jorge Yoma disparó desde su Twitter: "¿Qué le traspasaron, el Pentágono?"
La pregunta irónica es pertinente: el Decreto 194/16 incrementa la coparticipación a CABA de un 1,40% a un 3,75%, aludiendo genéricamente a la necesidad de asegurar "el desenvolvimiento fiscal y patrimonial que permita continuar consolidando la organización y funcionamiento institucional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y proseguir asumiendo las competencias, servicios y funciones inherentes a su régimen autónomo. No identifica qué servicios y competencias, ni el costo que asumiría la CABA.
Además, con el decreto, el PEN emplea una herramienta de dudosa constitucionalidad. Si bien el art. 8 de la Ley de Coparticipación del año 1988 autorizaba al cambio del coeficiente por simple decreto para la entonces Capital Federal y el Territorio Nacional de Tierra del Fuego, la naturaleza jurídica y política de esas regiones cambió y, por lo tanto, tal potestad ha caducado. Ahora ambos funcionan como las restantes provincias, por eso su coparticipación debe establecerse por ley convenio (art. 75 inc.2 Const. Nac.).
Esa norma también cesó en su vigencia pues la delegación que establece no cumple con los requisitos del art. 74 de la CN de 1994: no informa plazo de vigencia, ni fija las bases de la delegación realizada ni trata cuestiones de administración o emergencia. El PEN tampoco remitió el decreto para el análisis del Congreso, como lo indica la ley.
El argumento del oficialismo de que solo se utilizan fondos de propiedad del gobierno federal no es válido. El Estado Central no gasta en sí mismo la totalidad de los fondos que el presupuesto le adjudica. Como surge del cuadro realizado por el Prof. Agustín Lodola (UNLP), el gasto que realiza la Nación se fija por el clasificador geográfico del Presupuesto. Según esta distribución para 2016, los fondos que ahora destinará el Gobierno Nacional para incrementar la coparticipación de la CABA se restarán a la inversión que debía realizarse en las provincias. Así por ejemplo la Provincia de Buenos Aires recibiría
$ 3452 millones menos de inversión nacional en su territorio.
La falta total de indicación de qué sectores de la Policía Federal se transfieren impide controlar la legalidad y justicia de la decisión del Presidente. Sin embargo, tratemos de llegar al costo aproximado de los servicios transferidos, en base a lo dispuesto por el Presupuesto Nacional 2016. La mayoría de los estudios estiman que la transferencia de costos no sería superior a los 8000 mil millones. Pero aún en la hipótesis más favorable para la posición del PEN, en la sección correspondiente a los créditos por programa, los dos servicios que habrían sido transferidos (Seguridad Metropolitana y Bomberos), sumarían 12.600 millones. Y en 2016 CABA recibiría $ 16.566 millones de coparticipación adicional. ¿Y dónde irán esos 8000 mil o 4000 millones de pesos adicionales? Nada se nos dice en el decreto cuestionado.
La decisión de Macri es inequitativa. Se apoya en el art. 73 inc. 2 de la CN, que dispone que la transferencia de competencias o funciones desde la Nación a las Provincias o la Ciudad de Buenos Aires debe hacerse con reasignación de recursos. Pero la Constitución claramente indica que ese traspaso de competencias y recursos debe ser "aprobada por ley del Congreso". Al mismo tiempo, en dicho artículo se impone que la distribución de recursos debe ser "equitativa, solidaria y dará prioridad al logro de un grado equivalente de desarrollo, calidad de vida e igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional." Se mire como se mire, la decisión presidencial ha violado esos principios de equidad y solidaridad. La CABA es una de las ciudades más ricas del mundo con, a valores de 2015, un PBI per cápita similar al de Suiza, Bélgica o Alemania. La Matanza, con 2,2 millones de habitantes en una superficie mayor, tiene un presupuesto para 2016 de $ 4219 millones, contra los 112.000 millones con que contaba la ciudad para sus 3 millones de habitantes antes del aumento de la coparticipación. Para tener una proporción similar de policías por habitante que CABA, La Matanza debería contar con 11.000 efectivos adicionales.
Y las ayudas no han sido equitativamente distribuidas ni por este gobierno ni por el anterior, incluso en materias tan sensibles como la de seguridad. Por ejemplo, la provincia de Buenos Aires ha duplicado (entre policías locales y bonaerenses) la cantidad de efectivos en los dos últimos años, y ningún aumento de ayuda federal se le ha otorgado.
El Ministro del Interior Rogelio Frigerio se comprometió a enmendar el decreto. Sería conveniente que el PEN modifique su conducta de estos primeros días de su gobierno: pegar primero y preguntar después; actuar sin dialogar para luego negociar desde el hecho consumado. #Cambiemos.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Están Espiándote
Están Espiándote 16/02/2016 09:55:29

Está claro que la intención es favorecer a las provincias aliadas y ahogar a las opositoras. Allí están los súper republicanos def.ecando sobre la Constitución y las leyes. RECUÉRDENLO CUANDO TODO DE VUELTAS

Nicolas Rey
Nicolas Rey 16/02/2016 04:36:33

Muy buen análisis!