Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Presidente se arriesga a seducir al sur

Imagen de ANALíA ARGENTO

ANALíA ARGENTO Editora de Política y Opinión.

0

En la campaña del 2015 Mauricio Macri dijo haberse "enamorado" del norte argentino y cerró su campaña con magníficas imágenes desde Humahuaca. Todo un símbolo salir del populoso conurbano bonaerense y mostrar paisajes universalmente renocidos. En sus promesas de campaña incluyó insistentemente a una región casi siempre acostumbrada a gobiernos peronistas. Sólo en Jujuy logró un cambio de signo.

Ahora va por el sur, sin descuidar el norte argentino, aseguran sus operadores políticos.

La decisión es más simbólica que matemática en un país donde Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Capital suman casi el 65% del padrón electoral, frente al 3% que suman Neuquén, Río Negro y Chubut. Ni La Pampa ni Santa Cruz llegan al 1% mientras la última de la tabla es Tierra del Fuego con 0,39%.

Radical desde 1983 hasta hace seis años, Río Negro eligió en 2011 al peronista Carlos Soria y en 2013 a quien fuera su vice, Alberto Weretilneck, quien ahora busca potenciar un partido provincial como la vecina Neuquén, gobernada por el Movimiento Popular Neuquino desde la vuelta de la democracia, ininterrumpidamente. En Chubut, Mario Das Neves resiste desde el peronismo como en La Pampa lo hace Carlos Verna, ambos coqueteando cada tanto con Sergio Massa. En Santa Cruz podría ir por la renovación de su banca el radical Eduardo Costa, de peso en la tierra de los Kirchner que gobierna la hermana Alicia. Tierra del Fuego es del PJ pero Rosana Bertone es, como su par rionegrino y como Omar Gutiérrez del Neuquén, una interlocutora amable con la Casa Rosada. El desafío de Macri es revertir resultados adversos en la Patagonia, aunque sea mínimamente.

Para lograrlo está obligado a poner en marcha políticas económicas que reviertan la profundizada crisis de la fruticultura, el turismo y la actividad hidrocarburífera.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar