Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Lava Jato y las propinas del fútbol

Imagen de DANIEL R. VIOLA

DANIEL R. VIOLA Abogado. Estudio Viola & Appiolaza.

0
El Lava Jato y las propinas del fútbol

La semana pasada, la Policía Federal de Brasil detuvo a un asesor del presidente Michel Temer, Tadeu Filippelli, y a dos ex gobernadores de Brasilia, José Roberto Arruda y Agnelo Queiroz, imputados de presunto fraude y desvío de dinero en las remodelaciones del estadio ‘Mané Garrincha’ en ocasión del Mundial Brasil 2014.

Según la denuncia, las obras fueron objeto de sobre facturación: un presupuesto de 600 millones de reales (u$s 180 millones) se convirtió en un costo final de más de 1500 millones de reales (u$s 454 millones). La hipótesis investigada es que funcionarios públicos junto a intermediarios simularon los procedimientos del pliego de licitación.

La Justicia de Río de Janeiro ya había embargado por 198,5 millones de reales (u$s 64 millones) a Odebrecht y dos constructoras vinculadas: Andrade Gutierrez y Delta, y a nueve funcionarios responsables de las reformas del estadio Maracaná, por irregularidades en la licitación y ejecución de las obras. Según la Fiscalía, la reforma del estadio Maracaná de Río costó un 75% más de lo calculado (1200 millones de reales, u$s 385 millones), aunque había sido remodelado para los Juegos Panamericanos en 2007.

En abril pasado se conocieron las confesiones de 77 ex directivos de Odebrecht, la mayor constructora de América Latina, quienes admitieron sobreprecios en 6 de los 12 estadios construidos o remodelados del Mundial 2014. Otros estadios están bajo la lupa tras haberse superado los presupuestos: Arena Pernambuco de Recife (u$s 170 millones, + 0,6%), Arena da Amazonia de Manaos (u$s 214 millones, + 30%), y Arena Corinthians de San Pablo (u$s 385 millones, + 46%). Según cálculos de la Justicia brasileña en base a las confesiones de ex directivos y de Emilio Odebrecht, patriarca de la familia, se habrían distribuido coimas por un valor de 450 millones de reales (u$s 145 millones).

Esa suma habría sido repartida entre políticos y partidos con representación parlamentaria, que figuran en una lista de casi 200 personas sospechadas. Los desvíos de dinero iban al financiamiento ilegal de campañas electorales y a retribuir ‘favores‘ por la adjudicación de obras públicas o aprobación de leyes beneficiosas para los negocios del grupo empresario.

Esas declaraciones se hicieron en el marco de ‘un acuerdo de colaboración’ en la mega causa judicial conocida como ‘lava jato’, donde se investiga una gran trama de corrupción que envuelve a ex presidentes del Brasil, ministros, diputados y senadores, por obras públicas con la participación de Petrobras y otras empresas estatales. El nombre en portugués, se debe a que los sospechosos usaban una red de gasolineras y lavaderos de autos para hacer circular ilegalmente sus recursos. Un ex director de Odebrecht, Luiz Eduardo Soares, fue quien declaró sobre la existencia de un ‘Departamento de Propinas’ (coimas en español) que utilizaba nombres de clubes o puestos de futbolistas en una contabilidad paralela, para disimular los sobornos que se pagaban.

‘Flamengo’ era apodo del Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva. Otros partidos políticos conocidos por sus siglas figuran en una nómina: Internacional (PMDB), Corinthians (PSBD), Sport Recife (PSB), Cruzeiro (PP), Vasco da Gama (PTB), Palmeiras (PPS), San Pablo (PR), Fluminense (DEM), Atlético Mineiro (PSOL), Bahía (PCdoB), Náutico (PSC), Botafogo (PSD), Santos (PRB), Gremio (PDT), Santa Cruz (PROS), Curitiba (Partido Verde) y Remo (Rede).

El candidato a presidente era nombrado como ‘atacante’, los candidatos a gobernadores ‘mediocampistas’, senadores y diputados recibían el apodo de ‘punta’ y de ‘volante’. La ley brasileña N 12.850 (02/08/2013) prevé que el juez podrá, a petición de las partes, otorgar perdón judicial, reducir en dos terceras partes (2/3) de una pena o reemplazarlo con derechos restrictivos siempre que la colaboración sea eficaz y voluntaria dentro del proceso penal. Esta facultad está supeditada al logro de ciertos resultados tales como la identificación de los coautores y partícipes necesarios, detalle de las prácticas delictivas, revelación de la estructura jerárquica y división de tareas, recupero parcial o total del producto de la acción delictiva.

A pocas horas del inicio del Mundial Brasil 2014, en medio de las protestas multitudinarias, Joana Havelange había publicado en Instagram: "No apoyo, no comparto y no vestiré de negro en ningún día de partido del Mundial. Quiero que la Copa se desarrolle de la mejor for ma. No voy a hinchar en contra, porque lo que tenía que ser gastado, robado, ya lo fue". La hija del expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ricardo Teixeira y nieta del expresidente de la FIFA, Joao Havelange, ya había revelado las ‘propinas’ del fútbol que hoy se investigan.