U$D

MIÉRCOLES 24/04/2019

El Gobierno sintió el golpe, pero confía en revertir expectativas

Quiere mostrarse activo en resolver la suba de precios para descomprimir el creciente malestar social. Macri suspendió su visita oficial a Francia y Bélgica

Macri confía en que las nuevas medidas logren descomprimir el malestar social con los precios

Macri confía en que las nuevas medidas logren descomprimir el malestar social con los precios

"Cuatro, cómodo", fue la frase que salió de una oficina de Casa Rosada en la previa de que se conociera el dato de inflación de marzo. "4,5%", se escuchó en otro pasillo de Balcarce 50 el lunes, mientras se preparaba el paquete de medidas que el presidente Mauricio Macri y su equipo económico darán a conocer hoy para paliar la crisis. El 4,7% conocido ayer no sorprendió, pero sí fue por encima de lo esperado incluso para los pronósticos más fatalistas dentro del Gobierno. En medio de la difícil coyuntura económica, desde el Ejecutivo informaron ayer que el mandatario decidió suspender la visita oficial que iba a iniciar la próxima semana a Bélgica y Francia para "permanecer en el país en este momento", dijeron voceros gubernamentales.

No fue casual que Macri dijera el lunes que se esperaba "un pico de inflación", para preparar el terreno y como antídoto a la mala noticia que se avecinaba, casi un punto por encima del dato de febrero. A partir de ahora, graficaron en la Rosada, "la apuesta es generar un cambio de expectativas a partir de las nuevas medidas, mostrar que nos estamos preocupando para resolver la situación, que se está trabajando".

Y añadieron, en esa línea: "Necesitamos ir hacia un sendero de expectativas y de tendencia a la baja. Con las medidas de mañana apuntamos a eso. A reforzar con medidas complementarias la política fiscal y monetaria. Las medidas son imprescindibles y complementarias a lo que ya estamos haciendo", dijeron.

Cerca de Macri creen que de ahora en más se va a dar un cambio de tendencia en cuanto al alza de precios, aunque evitan dar números, para que posteriormente no queden como promesas incumplidas. Fuentes ejecutivas sostienen que también hay quienes plantean que la aspiración es de 2% mensual en la previa a las PASO, lo que sumado a los aumentos de paritarias y la suba de jubilaciones y la Asignación Universal por Hijo posibilitaría una recuperación del consumo que es clave antes de las primarias del 11 de agosto.

Lograr ese sendero decreciente es el principal objetivo de la mesa política de Macri, sobre todo para poder salir a jugar la campaña. En la actualidad, las dificultades que imponen el alza del dólar y la constante suba de la inflación privan al Presidente de mostrarse en plena actividad proselitista. Si bien en el macrismo siempre priorizaron la gestión por sobre la campaña, entienden que esta vez el escenario es muy difícil y, siendo mediados de abril, el camino electoral ya tendría que haber sido más desandado.

El dato que más fuerte pegó ayer, sin embargo, fue el que arrojó un balance interanual de inflación de 54,7%. En el intento de Macri por poner al tema como central en la agenda económica desde que asumió, esa cifra representa una derrota contundente. De aquel 28D de 2017 que proyectaba un 2019 con una inflación menor a un dígito se pasó a este primer trimestre por encima de ese objetivo.

En la comparación con 2017, el último año electoral, en el Gobierno diferencian algunos aspectos. "En aquél momento hubo enojo porque se conocieron datos malos de inflación o de dólar en la previa de las elecciones, tanto de las PASO como de las generales legislativas; pero era un contexto muy diferente, números más manejables, no como los de ahora", explican.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés