Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno jugará a la política, mientras espera que menor inflación y más consumo sean noticia en mayo

La posibilidad de que el modelo de crecimiento al que apostó el Gobierno, basado en inversiones y más comercio exterior, compense en el corto plazo el freno que mostró el consumo privado en el primer trimestre, todavía es débil. La ejecución récord que alcanzó la obra pública en lo que va del año ayudará a sostener una mayor demanda de bienes ligados a la construcción. Pero como reconocen los propios funcionarios, en ese rubro lo que mueve el Estado representa apenas 25%. El resto responde al impulso de los privados, y si bien había una alta expectativa por el potencial efecto derrame que podía generar el blanqueo de capitales, ese impulso todavía no se vio.

Del resto de los sectores que tienen planes de crecimiento, todavía es muy temprano para hablar de desembolsos con impacto reactivador. El BCRA registra ingresos de capitales crecientes, pero la mayoría corresponde a inversiones de cartera, que vienen para aprovechar la alta tasa de interés en pesos y solo incrementan la oferta de divisas, aplanando el tipo de cambio. El ministro de Energía, Juan José Aranguren, reseñó que en su área se adjudicaron inversiones por u$s 6500 millones, de los cuales u$s 4000 millones corresponden a energías renovables y el resto a energía térmica. Son reales y están en marcha, pero mueven más lento la aguja.

El comercio exterior aportará más dólares gracias al agro. La cosecha gruesa se terminará de liquidar en mayo aunque su efecto ayudará a dinamizar recién durante el segundo semestre. Las exportaciones de manufacturas industriales siguen atadas a Brasil. La buena noticia es que estimaciones de actividad del país vecino marcan una velocidad de recuperación incluso mayor a la argentina.

También habrá que esperar otro mes para que la inflación vuelva a estar debajo de 2%. Hasta que eso no suceda, el costo del dinero seguirá teniendo un impacto negativo en el nivel de actividad.

Por todo esto, la Casa Rosada le dará más atención a los primeros movimientos de la política electoral y a la agenda externa, mientras espera que los brotes verdes se vuelvan noticia palpable para todos.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Orlando Casabonne
Orlando Casabonne 24/04/2017 08:32:57

parece que el horizonte de este "analista" llega hasta mayo. Los lectores merecen mas y mejor.