El Banco Central está autorizado a dar señales sin usar el gradualismo

Para el Banco Central, es una señal destinada a enfriar cualquier tipo de expectativas sobre una reversión del proceso de desinflación. Para otros sectores de la economía, la suba de 150 puntos en la tasa de referencia tiene un efecto directo: bancos y empresas estarán tentados a desarmar sus posiciones en dólares y volcarse todavía más al circuito de pesos, que ostenta un rendimiento real anual de alrededor de 5 puntos.

Este escenario potenciará el actual nivel de atraso cambiario, y golpeará en uno de los lugares más sensibles de la actual coyuntura económica: el rojo comercial y el déficit externo.

El Central no quiso dudar y por eso esta vez no actuó con tibieza. Después del 1,9% en septiembre, y con un aumento de 10% en los combustibles sobre el final de octubre, saben que este mes mostrará otro número difícil. Se trata de una decisión difícil, ya que si no se la balancea con otros movimientos oficiales que apuntan a dar señales de más largo plazo, el mercado podría especular con un efecto negativo sobre la actividad productiva.

El dólar bajo no solo es un problema para los exportadores de bienes industriales, sino que desincentiva las ventas al exterior de productos como la soja, cuya retención es uno de los factores que incrementó el rojo comercial.

Al presidente Mauricio Macri no le molesta que Federico Sturzenegger use munición gruesa para frenar la inflación (sí a otros funcionarios) porque el jefe de Estado pidió que su gestión sea juzgada por la baja en el nivel de la pobreza. Y hasta que no haya otra forma de medirla, la única herramienta para combatirla es atacando la suba de los precios.

Pero para tranquilidad del titular del Central, la Casa Rosada aportará en breve una nueva agenda para guiar las expectativas. El reformismo permanente tendrá su primera escala el lunes próximo, con la presentación en el CCK de los proyectos centrales (impuestos, educación, sistema electoral, blanqueo laboral, entre otros). Habrá que ver si el sector privado acepta que le hablen con el corazón, y no con el bolsillo.

Tags relacionados
Noticias del día