Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Economista se busca: Cavallo critica a Prat-Gay y el dólar ‘artificialmente’ bajo

Cavallo_PratGay

Cavallo_PratGay

Voz que viene ganando adeptos, el ex ministro de Economía Domingo Cavallo parece haber intensificado la vehemencia de sus declaraciones. El esmeril está a la orden del día y a Cavallo no le gusta Pra-Gay, Aranguren y Cabrera. En las últimas horas, el propio Cavallo desnudó una dinámica que había trascendido: que es el propio presidente quien marca el rumbo en materia económica.

"Es un error de Macri pensar que puede ser su propio ministro de Economía. Menem también arrancó con muchos funcionarios opinando de economía al principio, pero luego las discusiones eran antológicas", esgrimió en las últimas horas.

Pra-Gay no es hombre de Cavallo. La relación entre ellos es inexistente. Por esa razón el ex ministro y responsable de la gran crisis económica y social que afectó a la Argentina a comienzo de siglo se toma atribuciones. Por ejemplo, dice que Federico Sturzenegger, el titular del BCRA debe sostener las tasas de interés altas porque el ministro Pra-Gay no hace su trabajo como corresponde. En opinión de Cavallo, Pra-Gay debería, en principio, desautorizar a todo aquél que busque estirar el déficit fiscal, incluido el propio presidente. Es más: pide a un "hombre fuerte" en Economía.

Lo alto de las tasas no sólo enfría la actividad económica. Para el ex ministro de Menem y De la Rúa, los altos rendimientos que pagan las Lebac (por encima del 28% anual) deprimen "artificialmente" el dólar, asignándole valores que, sostiene, aprecian la moneda mucho más que en un modelo de tipo de cambio fijo.

Esto ha deparado un escenario donde al inversor o al ahorrista le resulta más atractivo especular con generar retornos en pesos. El dato es que lo hace generalmente a corto plazo, para tener movilidad en caso de necesitar volver al dólar.

Con un tipo de cambio levemente por encima de los quince pesos, la expectativa de que el tipo de cambio nominal se aprecie ha alimentado este comportamiento, también de la mano del blanqueo de capitales y de un real que alcanzó en Brasil los valores máximos del año en los últimos días. A eso también hay que sumar los datos que indican que el ritmo de desaceleración de precios va en aumento, lo que da lugar a un incremento en la tasa real.

Cavallo piensa que la reducción de los niveles de tasa que viene aplicando Sturzenegger va a permitir que el precio del dólar suba hacia fin de año para acercarse a los 16 pesos, una reacción que según el ex titular del BCRA no debería provocar aumentos en la tasa de inflación por cuanto los precios de los bienes comercializables internacionalmente ya están valuados a ese tipo de cambio.

Sin embargo, evalúa que en la medida que subsista la situación del atraso cambiario, sería ‘desleal‘ avanzar con una apertura de las importaciones. "Es importante que la baja de tasas sea más rápida, para que el dólar converja a un nivel más de equilibrio de mediano plazo", opinó en una entrevista al portal Infobae.

En el Gobierno lo dejan hablar. Saben que Cavallo es crítico de la gestión de Pra-Gay porque piensa que el ex JP Morgan puso en marcha un débil ajuste fiscal que encima produce efectos recesivos mayores a los necesarios porque se basa más en el aumento de la recaudación impositiva que en la desaceleración del crecimiento de los gastos.

Es más: el propio Cavallo le ha hecho llegar al Gobierno la recomendación de una estrategia de aliento a la oferta basada en la eliminación o reducción de impuestos distorsivos que, según el ex ministro, podría ayudar a una recuperación más rápida del nivel de actividad económica.

La receta de Cavallo señala que debería eliminarse el impuesto a las transferencias financieras; el impuesto a los ingresos brutos en las etapas intermedias de producción; el impuesto a las ganancias ficticias de las empresas que genera la falta de ajustes por inflación y los impuestos sobre la nómina salarial.

El error que marca es que el clima recesivo que se percibe, sobre todo por la caída del consumo y de la producción industrial, es resultado no sólo de la política monetaria sino también de la política fiscal. Dice que se está produciendo un ajuste fiscal, pero más por el lado de los ingresos que de los gastos.

Más notas de tu interés

Comentarios3
1urangaesteban uranga
1urangaesteban uranga 29/08/2016 06:27:01

Tiene razón Cavallo... pero. Ni él pudo bajar en la Argentina el gasto público. Y a este gobierno ni siquiera le han permitido acercarse a un valor menos absurdo de las tarifas regaladas de luz y gas.

1urangaesteban uranga
1urangaesteban uranga 29/08/2016 06:20:33

Tiene razón Cavallo... pero. Ni él pudo bajar en la Argentina el gasto público. Y este gobierno ni siquiera le han permitido acercarse a un valor menos absurdo de las tarifas regaladas de luz y gas.

1urangaesteban uranga
1urangaesteban uranga 29/08/2016 06:34:05

Y eso que cualquiera que tome una boleta de 2001, anterior al desbarajuste de 2002 y la multiplique por 34 que es lo que subió el sueldo mínimo, o toma la carne, las propiedades, los pasajes, vería que le da un valor superior al propuesto por Aranguren