U$D

VIERNES 14/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Dujovne en su laberinto: crecimiento, ajuste y metas fiscales

Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne

Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne

-Por favor, podría indicarme qué dirección he de seguir?

- Eso depende – le contestó el Gato – de adónde quieras ir.

- No me importa el lugar... -dijo Alicia.

- En ese caso -le contestó el Gato-, tampoco importa la dirección que tomes.

- … a donde me dirijo – continuó Alicia-, ¡solo quiero llegar a algún sitio!

- ¡Eso es fácil! -le contestó el Gato- ¡No tienes más que seguir andando!

LEWIS CARROLL. Alicia en el País de las Maravillas.

I) Sobre el déficit fiscal 2017

Probablemente pocos recuerden una nota muy aburrida que escribí en septiembre de 2017 a poco de presentarse el Proyecto de Presupuesto 2018 titulada “Nota técnica sobre el Presupuesto: dudas e inconsistencias” donde manifestaba dudas sobre las estimaciones presentadas para el cierre del ejercicio 2017 de la Administración Pública Nacional (APN). En el cuadro 1, se presentan los datos de cierre del ejercicio 2017 según el “Informe de Ejecución Presupuestaria de la Secretaría de Hacienda. Base Devengado. Marzo de 2018” y las estimaciones del ministro Nicolas Dujovne de agosto del 2017 contenidas en el Mensaje Presupuesto 2018 sobre las que presenté objeciones.

Considerando los datos oficiales, los aspectos destacados en aquella columna resultaron acertados. En la elaboración del último presupuesto se subestimó el total de Prestaciones a la Seguridad Social, las Transferencias Corrientes, el Gasto de Capital y el Déficit del ejercicio 2017.

Gráfico 1
Gráfico 1

El déficit 2017 de la APN fue del 6,7% del PIB y no del 6,1% como estimaba Dujovne.

El dato del 6,7% puede sorprender a quienes recuerden la conferencia de prensa brindada por el Ministro el 17 de Enero de este año en el que habló de “Metas sobrecumplidas” y presentó números diferentes. Los números presentados en enero se basaban en los datos “base caja” del Sector Público Nacional (un universo apenas un poco más grande que la APN) y los números recientemente publicados por la Oficina Nacional de Presupuesto son “base devengado” de la APN. La forma correcta de medir el gasto y el déficit es a valor devengado. El déficit financiero 2017 de la APN fue de $ 688.000 millones y no de $ 645.000 millones como informó Dujovne en enero utilizando como fuente el informe de ejecución “base caja”. A este resultado le sumo los del PAMI, Fondos Fiduciarios y Otros positivo en $ 16.000 millones y alcanzó los $ 629 millones anunciados.

Por supuesto, el ministro sabe que el gasto se mide en “base devengado” y es incorrecto presentar los datos “base caja” para referirse al déficit y al total del gasto. Probablemente la práctica, bastante extendida, de relegar aspectos técnicos a necesidades comunicacionales explique la conferencia de enero. Sobre este y otros aspectos técnicos, al final,  agrego algunos párrafos que espero resulten aclaratorios y, ¡no aburran demasiado!

En el cuadro 2, se presentan los datos 2014-2017 en términos del PIB. En términos generales, es más sencillo disminuir el déficit en un año de crecimiento (aumenta el denominador). La disminución del déficit 2015 respecto del 2014 fue mayor a la observada en el 2017 respecto del 2016. En términos de resultados, el déficit disminuyó más en el último año de crecimiento de Cristina que en el último año de crecimiento de Macri.

Gráfico 2
Gráfico 2

¿Qué explica que el déficit 2017 sea un 1,7% del PIB mayor que el del 2015? Si miramos el cuadro 2, vemos que los rubros con mayores variaciones son:

Por el lado de los ingresos,

- Ingresos Tributarios: Cae del 11,45% del PIB en 2015 al 10,16%. Una caída del 1,3% del PIB.

Por el lado de los gastos,

- Intereses de la Deuda Pública aumenta un 1,23%.

- Prestaciones de la seguridad social (jubilaciones) aumenta un 0,84%.

- Las transferencias corrientes (subsidios) caen un 0,5% del PIB.

- Las transferencias de Capital caen un 0,7%.

Una manera de mirar estos números podría ser (no es la única posible): Si no se hubieran bajado los ingresos (entre otros por la baja de bienes personales, impuesto a las ganancias, retenciones, ganancia mínima presunta, etc.) el déficit 2017 sería del 5,4% y no del 6,7%. En realidad, el déficit sería menor ya que los intereses de deuda serían menores al disminuir la necesidad de financiamiento durante el período 2016-2017. Desde este punto de vista, surgen las preguntas inevitables: ¿Cuál fue la razonabilidad de tomar deuda para financiar baja de impuestos? ¿No se podría haber esperado a alcanzar un nivel de déficit razonable para discutir modificaciones impositivas que no se financien con endeudamiento? ¿Es razonable que nos endeudemos en dólares al 7% anual para financiar, por ejemplo, la baja del Impuesto a los Bienes Personales?  

II) Dujovne en su Laberinto

El presupuesto 2018 prevee un déficit financiero del 5,5% con un nivel de intereses de deuda e ingresos totales en términos del PIB similar al del 2017. Dujovne estima, además, un 2018 con un crecimiento del 3,5% con una expansión del consumo privado del 3,3%, un aumento de la inversión del 12%, de las exportaciones del 5,6% y una inflación promedio anual del 15,7%. Publicados los datos del 2017, el esfuerzo fiscal requerido para lograr este objetivo es mucho mayor al estimado en un contexto macro diferente al proyectado por el ministro. ¿Puede Dujovne ajustar el gasto primario en casi un punto y medio para cumplir con las metas fiscales? ¿Cuál sería el impacto sobre el nivel de actividad y la recaudación en un marco de crecimiento débil del resto de los componentes de la demanda agregada? Si en el 2017 logró una reducción de 0,5% del PIB en un marco de crecimiento, ¿cómo se lograria una reducción del 1,5%  en un 2018 con crecimiento en disminución?

Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne

La economía de un país debe pensarse desde una mirada sistémica donde la política fiscal se coordine con la política de ingresos, monetaria y cambiaria. El debate no es gradualismo sí o no.  En la columna publicada en mayo del 2017 titulada “¿Gradualismo para qué?” decia: “En una sociedad democrática, el debate siempre es gradualismo para qué y hacia dónde, con qué objetivos y herramientas, con qué secuencia temporal y, sobre todo, con qué grado de consenso político y social y con qué ganadores y perdedores”.

La única forma de reducir el déficit es en un marco de crecimiento sostenido. Sigue ausente una mirada sistémica de nuestra economía que enmarque un cronograma de disminución del déficit fiscal con impacto reducido sobre el nivel de actividad y coordinación con el resto de las políticas. Así como lo hice en ocasión de otras columnas, sin éxito, reitero la invitación al debate en el entendimiento de que miradas diferentes enriquecen el conocimiento de todos.

III) Nota técnica aclaratoria

El 17 de enero el Ministro Dujovne presentó los datos de cierre del ejercicio 2017 afirmando: “Sobrecumplimos nuestras metas en 0,3% del producto...” utilizando como referencia los datos del informe de ejecución 2017 “base caja” del Sector Púbico Nacional. En una nota de la semana pasada, el Secretario Pena afirmó: “El déficit financiero de la Nación en 2017 fue de $ 629.050 millones, que equivale al 6,1% de un PBI estimado de $ 10.282.182 millones”. utilizando como fuente el mismo informe. El gasto puede presentarse de varias formas, los dos momentos más importantes son: devengado y pagado. La diferencia entre estos dos conceptos se comprende mejor con un ejemplo. Si una dependencia publica compra computadoras el momento “devengado” es cuando recibe las computadoras y las empieza a usar, el momento “pagado” (o base caja) es cuando el proveedor de las computadoras recibe el pago en su cuenta. En muchos casos la diferencia temporal entre estos dos momentos es significativa. Según la ley de administración financiera un gasto se ejecuta cuando se devenga. En términos macroeconómicos y del impacto del gasto público y el déficit o superávit fiscal, el concepto relevante es el devengado. Cuando se aprueba la ley de presupuesto se autoriza a gastar un monto máximo en base devengado y el gasto y el déficit se presentan en “base devengado”. En síntesis, la forma correcta de presentar el déficit y el gasto es en “base devengado” como se hace en los cuadros presentados en esta columna.

La otra diferencia entre los números presentados en esta columna y los presentados por Dujovne y el Secretario Pena se refieren al universo institucional que abarcan. La administración Pública Nacional (APN) incluye la Administración Central (presidencia, ministerios, poder legislativo, etc.), los Organismos Descentralizados y las Instituciones de Seguridad Social (ANSES). El Sector Público Nacional le suma el PAMI, Fondos Fiduciarios y organismos menores. La razón por la que se presentan los datos de la APN en esta columna es porque son los últimos datos disponibles en base devengado. En esta columna, los cuadros presentados y las comparaciones de datos se refieren a la APN.

Desde el 2016, el gobierno cambió la metodología de presentación de las Rentas de la Propiedad, neteando los intereses intrasector público y presentando en forma separada las transferencias en concepto de utilidades desde el BCRA. Coincido con la presentación de las utilidades del BCRA en forma separada por aquello de “líquido y realizado” y porque permite una mejor comparación internual con comportamientos diferentes de este concepto. No coincido en el “neteo de los intereses” aunque en el resultado financiero la incidencia de esta presentación no tiene impacto. En ambos cuadros, agrego una fila con las transferencias de utilidades del BCRA que se pueden sumar al resutado financiero para alcanzar un resultado según la metodología anterior.

Comentarios6
Leandro Mora Alfonsín
Leandro Mora Alfonsín 11/04/2018 11:23:43

Siempre uso ese pasaje de ALicia; para un monton de cosas. Muy buenas tus notas, Gonzalo

Rudy Gasmansoro
Rudy Gasmansoro 14/03/2018 02:31:01

Por esas cosas de la vida, conocí las zonas "llaneras",hace años ya,,Era un HORROR,,,la cultura, forma de vida,infraestructura hacinamiento,un desastre humano.YO para nada MADURO,pero como?! RESOLVER ese desastre humano.?!.

Rudy Gasmansoro
Rudy Gasmansoro 14/03/2018 02:21:13

No hay otra !! que el gradualismo,pocos capaces!!!se adaptan,,,NI HABLAR DEL 99 %de la POBLACIÓN ARGENTINA.

Santiago Gancedo
Santiago Gancedo 14/03/2018 12:07:49

Excelente artículo. Sin duda una brisa de aire fresco

Santiago Gancedo
Santiago Gancedo 14/03/2018 03:59:57

Gerardo Martinez, gracias por la cita, no coincido en todas las propuestas que cita el artículo, pero estoy totalmente de acuerdo con su valoración referente al plan "de la libertad" y Cia.

Gerardo Martinez
Gerardo Martinez 14/03/2018 12:19:19

buscando internet encontre otro sobre el deficit fiscal que escribio año pasado: https://www.cronista.com/columnistas/Deficit-fiscal-realidad-y-realismo-20170825-0111.html muy bueno tambien

Más notas de tu interés