Viernes  20 de Octubre de 2017

Domingo de elecciones: la decadencia moral, el caso Maldonado y las pillerías de los intendentes

Domingo de elecciones: la decadencia moral, el caso Maldonado y las pillerías de los intendentes

Cuando una ex presidenta tilda de idiota al mismísimo presidente de la Nación o cuando la principal candidata porteña del partido de gobierno se permite banalizar una muerte por televisión, se hace presente con crudeza la Argentina de la decadencia moral que no termina de morir.

Se trata del país fracturado que se encaminaba a los tumbos a conseguir al menos un año de mayor estabilidad política y sobre todo económica, fruto de ciertos consensos que, por lo que se observó en Mar del Plata en el Coloquio de IDEA, ya están casi arreglados en el Congreso y que, ahora, se ha vuelto a enredar malamente alrededor del caso de Santiago Maldonado.

Aunque casi desde la subestimación los gurúes de la política suelen decir que cosas de este calibre no llegan al gran público y que poco han de afectar los resultados del próximo domingo, en general resultará bastante difícil para los votantes sustraerse al clima de pesadumbre que se ha gestado sobre todo desde la aparición del cuerpo a la vera del río Chubut, justo (para algunos no tan casual) durante la última semana antes de ir al cuarto oscuro.

Será bravo, entonces, decidir el domingo sin sentirse algo tironeado por un contexto que se ha llenado de venenos y suspicacias, un mundo de operaciones que discurre por las redes sociales y que replica el periodismo facilista, interesado o militante, disparando bolas cruzadas que es mejor no tomar nunca al pie de la letra ya que dejan picando más preguntas que respuestas.

¿Por qué se ordenó un nuevo operativo de rastrillaje aguas arriba? ¿Quién orientó al juez, la Prefectura o un testigo encubierto? Si antes hubo reticencia de los mapuches, ¿por qué no ahora, a sólo 300 metros de la tranquera de entrada del Pu Lof de la localidad de Cushamen? Si el cuerpo fue plantado, ¿quién lo plantó y cómo? ¿Nadie vio nada? Y la última, tétrica pero cierta y de tono político-electoral: ¿a quién le conviene el hallazgo?

Desde lo institucional, es sabido que comicios de este tipo tienen a priori muy poco glamour para lo que es la pasión argentina de votar conductores y no representantes. Sin embargo, se considera que en estas legislativas de medio término, salvo casos muy puntuales como la presencia de Cristina Fernández en la provincia de Buenos Aires, quedará bastante de lado esa mecánica, ya que para adelante se juega mucho más que un liderazgo individual. Más allá de los fanatismos por las personas, en la olla de las preferencias parece que los votantes pondrán en juego esta vez valores, reglas de la política y concepciones económicas que probablemente marquen un rumbo del país totalmente diferente al de los últimos años. En los extremos de la polarización que alentaron los dos espacios, el 22 se votará o bien por el país del ajuste y de la desaparición de personas, según el tremendismo de la oposición kirchnerista o por una Argentina normal que mira al mundo, según la óptica más que entusiasta del Gobierno.

Si bien los ciudadanos tienen una parada difícil con la elección y no habría que descartar por fuera de la polarización alguna tercera fuerza que arrime legisladores, desde el lado de los políticos las cosas se juegan también en clave de posicionamiento partidario. Mirando al justicialismo, que ahora Cristina abraza con una pasión verbal desconocida hasta hace poco tiempo, no será lo mismo para ella si quiere conservar algún peso específico dentro del PJ (donde formalmente ya no está) ganar o perder la elección por 20 mil votos que hacerlo por cinco puntos o para Elisa Carrió, dentro de Cambiemos, ganar por menos de la mitad de los sufragios en la Capital Federal o llegar al mítico 54% (o aún más) como le pronosticaban las encuestas. Todo tendrá su correlato posterior en cada interna.

Si se considera el caso de la ex presidente, el Frente para la Victoria o Unidad Ciudadana se presenta puro sólo en tres provincias (Capital Federal, Santa Cruz y Buenos Aires) y aunque no le guste, ella ha quedado reducida a ser la jefa de un distrito, poderoso pero distrito al fin, casi circunscripto a los votantes de los 19 partidos de la Tercera Sección Electoral bonaerense. De hecho, en los planes que llevan adelante los gobernadores peronistas junto a Miguel Pichetto y Diego Bossio en el Congreso para armar una oposición dialoguista con el eventual aporte de los bloques de Sergio Massa y de Florencio Randazzo, Cristina no tiene ningún juego. Es más, ella deberá cuidarse de no ser repudiada por sus pares del Senado, si algún juez pide su desafuero, lo mismo que la semana próxima puede ocurrirle a Julio De Vido en la Cámara Baja.

La clave bonaerense estará en ver qué hacen los intendentes del Conurbano que dicen apoyarla, ya que varios de ellos han repartido boletas en bolsitas plásticas que tienen como último cuerpo de la tira la lista de concejales propia, mientras que el resto de la boleta que irá a la urna se conforma a gusto del votante. Cerca de la gobernadora María Eugenia Vidal, le llaman a esta acción de los intendentes estrategia de supervivencia, ya que más allá de las ideologías partidarias o de las lealtades de circunstancia, esto es lo único que le interesa a cada jefe comunal para evitar sorpresas en el Departamento Deliberativo, durante los últimos dos años de gestión.

Tener la seguridad de conseguir la mayoría en el Concejo Deliberante no sólo pone al intendente a resguardo de juicios políticos que deriven en suspensiones o por causas más complicadas en remociones, sino que fundamentalmente se aseguran los votos necesarios para sacar a flote las tres leyes que anualmente los desvelan: el Presupuesto comunal, la aprobación del aumento de tasas y el aval a la rendición de cuentas.

También en La Plata aseguran por lo bajo que tienen un sistema de seguimiento muy puntilloso que permite saber cómo se comporta cada mesa en cada elección y también dicen que están jugando sus fichas políticas de modo casi quirúrgico. Cuando termine la elección será muy útil comparar los votos que sacaron esos intendentes supuestamente leales, en relación a los conseguidos por la boleta a senadora en el mismo lugar y si se da como el oficialismo cree que se va a plantear este turno, alguien deberá salir en el cristinismo a la caza de traidores, como alguna vez amagó hacer Mario Ishi.

Desde ya, que la ex presidenta ya utilizó la palabra fraude para caracterizar lo que ella supone tendrá dos vertientes para perjudicarla: esta manipulación, que podría caracterizarse como una violación de la voluntad del votante y la alteración de los datos en el conteo, tras la experiencia que mantuvo en vilo a Unidad Ciudadana hasta la madrugada de las PASO, para darla ganadora por 20 mil votos, cuando la picaresca comunicacional de Cambiemos ya se había adjudicado (sin decirlo, es cierto) la victoria.

Desde el gobierno nacional se expresa que creer que se pueden alterar los datos de las actas y sobre todo, el conteo definitivo es algo impensado, no sólo porque se han reforzado los elementos tecnológicos que permitirán mejorar la conectividad el domingo por la noche o tener disponibles más escáneres, sino porque habrá más gente para hacer los vuelcos de las actas.

Además, recuerdan que la suma de datos (que se hace por secciones y no mesa por mesa) será verificado de modo permanente por los apoderados de los partidos y está vez por la presencia de más de 100 observadores internacionales y jueces electorales de América latina, quienes ya están en Buenos Aires y hoy y mañana asistirán a una conferencia en la Cámara Nacional Electoral sobre el sistema y las modalidades de votación en la Argentina y que luego, el mismo domingo, tendrán libertad total para hacerse presentes en los lugares de votación o en el escrutinio que se hará en el CCK.

Si bien la duda electoral será saber el domingo a cuántas bancas llegará el Gobierno para que el presidente Mauricio Macri encare la segunda parte de su mandato y se le haga algo más sencillo al menos 2018, la sombra de Santiago Maldonado será un poderoso lastre político que teñirá toda la jornada de preocupación, reducirá los festejos de los ganadores y seguramente, les servirá a los que pierdan como bandera.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000056,000059,5000
DÓLAR BLUE4,651267,000067,5000
DÓLAR CDO C/LIQ-5,8367-69,6154
EURO0,214664,671664,9024
REAL0,209613,962214,0111
BITCOIN0,72718.053,08008.054,0300
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,337855,6875
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,639360,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,612961,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000056,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000132,00132,00
CUPÓN PBI EN PESOS5,63381,501,42
DISC USD NY-0,841581,3182,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL4,018030.759,2100
BOVESPA-0,3900105.422,8000
DOW JONES0,090027.001,9800
S&P 500 INDEX0,27632.989,6900
NASDAQ0,40008.124,1840
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,3233342,0839340,9816
TRIGO CHICAGO2,2893192,9045188,5871
MAIZ CHICAGO0,5105155,0135154,2261
SOJA ROSARIO0,0000240,0000240,0000
PETROLEO BRENT0,892059,950059,4200
PETROLEO WTI1,518054,170053,3600
ORO0,28901.492,30001.488,0000