Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Dólar, tasas e informalidad: la receta del sueco que asesora a Sturzenegger

Dólar, tasas e informalidad: la receta del sueco que asesora a Sturzenegger

El Banco Central de Suecia es el más antiguo del mundo y, por esa misma razón, siempre motivo de reflexivos comentarios en el mundo financiero. Stefan Ingves, el economista favorito de Federico Sturzenegger, es el capitán de esa nave insignia fundada en 1668, que tiene a su cargo una tarea titánica: crear inflación.

Paradójicamente para la historia argenta reciente -y lejana-, el principal problema que enfrenta Ingves en su "extraño" país no es la alta inflación, sino la falta de ella, lo que le quita herramientas monetarias al equipo económico en caso de querer estimular la economía. Ese problema se traduce en un objetivo: lograr un mayor nivel de aumento de precios a un rango del 4% anual. Por esa razón el banco ha lanzado un potente programa para estimular la economía con tasas de interés negativas y compra de grandes cantidades de bonos del gobierno. Pero hay más: el titular del Riksbank (el banco central sueco) es hoy asesor personal de Federico Sturzenegger, al punto tal que él lo ha reconocido en forma pública recientemente.

La mención constituye toda una definición no sólo porque Ingves es conocido como una de las mayores autoridades en materia de inflación: Suecia ya es caso de estudio en el mundo como el país que ha desterrado el uso de dinero en efectivo. En rigor, no llegan al 2% del circulante total los billetes y monedas en esa parte del mundo y sólo dos de cada diez transacciones se realizan en efectivo mientras que el promedio en el mundo es del 75%. En la traducción, Suecia es hoy un experimento a escala de lo que será en opinión de muchos la economía del futuro próximo.

En este sentido, sabida es la dirección que hay tomado la entidad rectora con respecto a este tema: quiere copiar a Suecia. Preocupa la alta informalidad de la economía argentina. Para ello, en el Central trabajan en el estudio para aplicar diversos métodos de pago electrónico en el país.
Un desarrollo que se mira con atención, es el que está haciendo un equipo de I+D del Grupo Sicom, que tiene operaciones financieras en el norte del país, y que ha puesto a rodar con éxito la única billetera electrónica que existe en la Argentina llamada "SOS Móvil", para hacer pagos a través del celular, lo que, estiman, permitiría la inclusión financiera de millones de personas que hoy se encuentran en el sector informal de la economía y no acceden a los bancos.

Referido a esto último, los contactos incluyen no sólo a la secretaría Pyme que conduce Mariano Mayer -que bajo el ala del ministro de la Producción Francisco Cabrera, trabaja en numerosos proyectos de emprendedorismo de alto impacto inclusivo y tecnológico-, sino también a la GSMA, una organización que nuclea a la mayoría de las operadoras de telefonía del mundo, fabricantes de teléfonos móviles, desarrolladores de software y compañías de Internet, que viene monitoreando al funcionamiento de SOS-Móvil.

Si bien el presidente del Banco Central viene de admitir ‘tensiones‘ con el equipo económico, siempre aclaró que son "bienvenidas" y hasta hay quienes señalan en su entorno que esos mismos debates domésticos parecen haber cedido al transparentarse que el propio Sturzenegger cuenta con el aval más importante: el del presidente Mauricio Macri.

La convicción para mantener las tasas altas radica no sólo en que se busca acelerar los tiempos para bajar la inflación, sino también en que el principal objetivo político del Poder Ejecutivo en este momento es evidenciar que ese momento llega, mientras el resto del equipo económico ha largado a la calle medidas para compensar y amortiguar el impacto de la suba de tarifas, aunque en sectores puntuales de la economía.

Sin perder de vista que la apreciación cambiaria juega en contra, el trade del momento para algunos integrantes del Gabinete es sentarse a la mesa del ministro Prat Gay y pelearle la autorización para ejecutar los presupuestos ya que, huérfano de grandes metas, el propio funcionario es hoy el que, en su flemática compostura que ya es marca registrada, apunta a achicar el déficit. Sin embargo también hay sectores del Gobierno que "no se animan a gastar" porque no tienen tan claro cuáles son las prioridades, buscan una señal en ese sentido. El blanqueo también se cifra como una de las medidas que podría generar impacto y "ablandar" las restrictivas metas del déficit si bien la madre de todas las batallas para este año sigue siendo domar la inflación y recortar el déficit sin aplastar la economía. Eso sí: las elecciones están a la vuelta de la esquina.

Más notas de tu interés

Comentarios3
Raul Nieto
Raul Nieto 11/03/2017 10:28:27

Cavallo con todo su error de mantener la convertibilidad a toda costa instrumento parte de la bancarizacion de sueldos pero no se continuo menos informalidad mas recursos y tal vez menos impuestos

Raul Nieto
Raul Nieto 11/03/2017 10:26:08

Deficit e inflacion deben ser objetivos de todos y para bajar ambas debe toda la sociedad hacer un esfuerzo extraordinario y continuo Y todos debemos contribuir aun mas para mitigar el flagelo de la pobreza

jose boch
jose boch 23/05/2016 11:12:22

En 2015 a una ministra sueca le costo el cargo por haber abonado la compra de un chocolate con la tarjeta de gastos de gobierno .Igualito que aqui.