Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Dólar, tasa, Lebac y la plegaria del ahorrista a “San Sturze”

Dólar, tasa, Lebac y la plegaria del ahorrista a “San Sturze”

La tan mencionada distancia entre el ministro Prat Gay y el epicentro del gabinete económico que constituyen los coordinadores Gustavo Lopetegui y Mario Quintana parece no ser tan dramática. Al menos así sostienen fuentes oficiales ligadas al ministro. En rigor, señalan que todos los pasos de Prat Gay “están consensuados con la Casa Rosada” y que los crucen con el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger tienen una raíz más metodológica que personal.

Pero más allá de la caja de resonancia que son las declaraciones de uno y otro funcionario, la economía sigue dando malas señales, entre ellas, la caída de la industria del 7,9% para julio y un retroceso fuerte del sector de la construcción. Con el consumo postergado, el mercado de creación de empleo estancado, los créditos caros –los bancos bajaron sus tasas de préstamos pero menos que lo que el BCRA bajó las suyas por las Lebac–, la pregunta de la inflación de agosto constituye, quizás, el único dato positivo de naturaleza macroeconómica que el Gobierno puede ofrendarle a su electorado y a la sociedad.

La baja de tasas de Sturzenegger a 28,25% para su Lebac a 35 días, le dio algo de alivio a Prat Gay, pero los sectores de la Unión Industrial y la CAME no ven con agrado que el titular del BCRA se tome tanto tiempo para recortar esa alícuota que le marca el costo al dinero, pero también el ritmo a la actividad. Para algunas palomas del Gobierno, esa tasa es demasiado alta para las perspectivas que dibujan las proyecciones del BCRA en materia inflacionaria. También se quejan que Sturzenegger emite, pero lo hace a un ritmo del 16,9% anual, cuando los precios treparon por encima del 40%.

Con ese cuadro de situación, el dólar aparece como un salvoconducto para aquellos que piensan que Prat Gay le ganará su pulseada a Sturzenegger, ya que si éste termina cediendo a la presión del ex JP Morgan y baja en forma rápida la tasa, existirá incentivo para resguardarse en el billete, máxime si se tiene en cuenta que la cotización de la divisa cruza una y otra vez –en ambos sentidos– los $ 15, pero definitivamente no se aleja demasiado de ese valor de referencia.

Así, “San Sturze” está en las plegarias de todos los ahorristas –pero no de aquellos que en lugar de hacer a bicicleta financiera se dedican a trabajar la economía real. De persistir su posición a mantener la tasa alta durante varios meses para cerciorarse que no se produzca un rebrote inflacionario hacia fin de año (podría tenerse además efecto tarifas), habría tasa real positiva y un salvoconducto seguro de regreso a la tierra del dólar, ya que la presión del billete es a la baja, con la gran liquidación del agro que se espera para 2017, el blanqueo en marcha y la salida permanente que hace el Gobierno a los mercados internacionales emitiendo bonos.

Más notas de tu interés

Comentarios2
David Iglesias
David Iglesias 02/09/2016 04:49:42

Existe una incógnita que no respondió la nota que me parece relevante tener en cuenta y es el aumento de las tasas de interés que prevee efectuar la Fed de EEUU. Cómo influiría eso en el tipo de cambio....

Andres Solo
Andres Solo 01/09/2016 04:38:50

Es una voz mesurada y de neto formato independiente, lo que se necesita a la hora de hacer una opción.