Destruir su compañía puede ser su único plan para su futuro

Hay una vieja historia griega que cuenta sobre un ave que tenía una larga vida y que se regeneraba cíclicamente para nacer nuevamente una y otra vez desde las cenizas de su predecesor. A esta ave la llamaban Fénix o en inglés Phoenix.

La universidad francesa INSEAD ha creado un Proceso o Dinámica para ejecutivos para conducirlos en un ejercicio donde diseñan un escenario futuro que incluye la peor de sus pesadillas para su compañía. Luego piensan como sería la mejor defensa para esta pesadilla, y finalmente escogen algunas armas para estar mejor preparados por si llegara a ocurrir algo de este escenario. Por este Proceso ya han pasado más de 1500 ejecutivos.

A continuación, les detallo este Proceso que conducimos con ejecutivos de compañías de este país y otros países de Latinoamérica, donde la inestabilidad es algo corriente, más allá de este especial año de pandemia.

Etapa 1: agitando nuestras mentes

Deben repasarse nuestros mitos, verdades, cultura, o esas frases, tipo declaraciones, que condicionan la realidad, nuestro comportamiento y nuestras decisiones que afectan esta realidad. Gráficamente empezaremos desde la punta del iceberg para adentrarnos en aguas profundas donde nos preguntaremos por qué hacemos lo que hacemos, y sobre todo, por qué la organización no cambia cuando necesitamos que cambie.

Una excelente herramienta para esta Etapa 1 es la que creó en el 2000 el investigador Sohail Inayatullah que representa precisamente un iceberg con varias capas. Cuando más abajo vamos, más respuestas encontramos a cada “por qué . Despojadas nuestras cegueras para interpretar lo que vemos o sentimos, podemos avanzar a la siguiente etapa con menos distorsiones.

Etapa 2: analizando tendencias

Ahora podemos analizar conjuntamente las tendencias que sentimos con señales débiles o fuertes.

El Covid-19 aceleró la tendencia de trabajar remotamente, pero también exageró los miedos. La adherencia a todo lo digital se incrementó, como así se incrementó la necesidad de la socialización. Nuestros hijos están recibiendo educación cognitiva via Zoom o Meet pero dejaron de recibir educación emocional por la falta de contacto con sus amigos.

En otro orden, observamos como se habilitaron trámites en forma digital como nunca en la historia. Desde lo ambiental, vimos como se aceleró el cuidado del medio ambiente, cuando descubrimos el azul nítido del cielo y la transparencia de las aguas; y desde lo social, cómo nos cuidamos entre nosotros, y sobre todo, a los adultos mayores.

De más está decir que las compras digitales explotaron, y se empezaron a comprar artículos que casi no se compraban en el pasado, como un par de zapatos o ropa que debía probarse antes de comprar.

La pregunta que debemos hacernos en esta etapa es cómo impactan estas tendencias en nuestra organización. ¿Favorecen estas tendencias nuestros productos o servicios, o los desfavorecen?  

Pasemos a la Etapa 3, habiendo analizado el impacto de cada una de estas tendencias sobre nuestra organización.

Etapa 3: diseñando el peor de los escenarios

Ahora pasaremos a la oscuridad. Debemos pensar que situaciones deberían darse para que nuestros productos o servicios sean completamente prescindibles para nuestros clientes, o peor aún, que nuestros clientes sientan que nuestros productos hacen daño a la sociedad o al medio ambiente.

Por ejemplo, una nueva tecnología, o una tendencia que exponga mi producto como dañino o una ley que exponga el alto contenido graso de mi producto y pueda verse perjudicial para la salud.

En este ejercicio, debemos fusionar varias tendencias, como la tormenta perfecta, que hagan, literalmente, desaparecer la organización. Este es el peor momento emocional para los participantes, el más catártico. Pero aguantemos… el sol saldrá durante la Etapa 4

Etapa 4: armando la resistencia

El grupo ahora deberá identificar soluciones para cada una de las amenazas de la Etapa 3. Pueden ser nuevas tecnologías, alianzas, formas de ingreso, tercerizaciones, nuevos clientes o productos y hasta nuevos Modelos de Negocio.

Es muy saludable animarse a explorar nuevos Modelos de Negocios basados en datos y nutridos con proyectos con beneficios socio ambientales. Terminar esta Etapa con el mismo Modelo de Negocio sólo mejorado no es una buena señal de disrupción para enfrentar el escenario apocalíptico de la Etapa 3. Los nuevos Modelos de Negocios son la innovación hoy que será el commodity del mañana. De hecho, uno de estos Modelos de Negocios puede reemplazar al actual en su totalidad.

Etapa 5: introduciendo el "ADN Fénix"

Con todas estas ideas y soluciones para enfrentar el peor escenario, volvemos a nuestra organización. Sus líderes deben analizarlas, seleccionarlas, priorizarlas en el corto, mediano y largo plazo, y finalmente, buscar fondos o financiarlas. Luego deben incluirlas en el Plan Estratégico actual como proyectos de Transformación Estratégica de Sostenibilidad del Negocio.

¡A no desanimarse! Varias de estas ideas serán confrontadas y rechazadas, sobre todo, por personas que no participaron de este ejercicio. Pero…. el ADN de la organización cambiará para no volver a ser como antes.

 ¿Y sabes qué?

La tormenta perfecta, de concretarse, sólo será una lluvia leve para la cual estarán preparados, y tu organización no tendrá que ser el Ave Fénix que tenía que llegar a ser cenizas para resurgir…

Tags relacionados

Más de Columnistas

Noticias del día

Compartí tus comentarios