Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Derechos humanos: examen reprobado para Argentina

MARIELA BELSKI Directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina

1
Derechos humanos: examen reprobado para Argentina

La gestión de Mauricio Macri tuvo la mala suerte de tener que rendir exámenes internacionales en materia de derechos humanos durante el 2016. Es que cada cuatro años nuestro país debe exponer cómo viene cumpliendo los compromisos que en materia de derechos humanos asumió al incorporar a nuestra Constitución los tratados internacionales.

Que el Gobierno no tiene como prioridad los derechos humanos no es novedad y esto quedó expuesto cada vez que el país hizo una presentación ante Naciones Unidas.

Hacia mediados de año, el Comité de Derechos Humanos (CDH) de la ONU fue contundente: reconoció la importancia del fallo ‘F.A.L.’ de la Corte Suprema de 2012 sobre aborto no punible y expresó su inquietud por los obstáculos que siguen restringiendo la accesibilidad del aborto legal. Sin embargo la provincia de Buenos Aires hizo caso omiso y dejó sin efecto un protocolo de atención de aborto permitido que días antes había aprobado el Ministerio de Salud y que daba claras instrucciones a los servicios médicos de cómo proceder en estos casos.

El mes pasado, Argentina fue evaluada por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de las Naciones Unidas (Comité CEDAW) y también se refirió a este tema. Aunque el Gobierno reconoció que los abortos clandestinos son la principal causa de mortalidad materna, no dio datos oficiales ni información concreta sobre qué acciones está tomando para implementar el aborto legal.

La gravísima problemática sobre violencia de género visibilizada, entre otras acciones, por las marchas #NiUnaMenos, le valió a Argentina la visita de la Relatora Especial de la ONU sobre Violencia contra la Mujer, Dubravka Simonovi. Tras su recorrida por el país, la Relatora llamó la atención sobre las "deficiencias considerables" del sistema argentino para hacer frente a la "cultura machista" y a los femicidios. En esa línea encomendó aumentar los escasos recursos humanos, técnicos y financieros para fortalecer el trabajo del Consejo Nacional de la Mujer.

La agenda de los pueblos originarios también fue eje para Naciones Unidas. En mayo, el Relator Especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, Mutuma Ruteere, alertó sobre las terribles condiciones de pobreza extrema, escasez de recursos y abandono que enfrentan las comunidades aborígenes en nuestro país.

Estas preocupaciones fueron difundidas por los expertos del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) durante la evaluación de la situación de los derechos humanos de las personas migrantes y de los pueblos aborígenes hace pocos días.

Argentina, un país que ha tenido un liderazgo histórico sobre la agenda de derechos humanos, se encuentra hoy interpelada por el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria; por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; por la OEA; y por pares internacionales, por la arbitraria detención de Milagro Sala.

La comunidad internacional evaluó al país. Los resultados son negativos. Es un imperativo insoslayable para quien, al asumir su mandato, mostró cierto interés en convertirse en un referente regional e internacional en materia de derechos humanos, que Argentina se tome en serio estas preocupaciones y determine como va a cumplir sus obligaciones internacionales.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Gonzalo Pavarin
Gonzalo Pavarin 22/12/2016 06:42:27

Esconderse detrás de los derechos humanos para robar