Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Del mesianismo a los tironeos argentinos

DANIEL MUCHNIK

DANIEL MUCHNIK Periodista, escritor, licenciado en historia

Ver más notas del autor
0

Sin duda Macri y su equipo tuvieron un coraje especial para tirarse a la pileta del poder después de administrar ocho años la principal ciudad de la Argentina. Una cosa es Buenos Aires y otra, muy distinta, la Argentina, con el peso de largos e históricos errores políticos y económicos. Hubo y hay en el macrismo un toque de mesianismo -que se fundamenta en el optimismo como filosofía por sobre todas las cosas- que ahora requiere esfuerzos descomunales.

De todas maneras, cuando se presentaron en las presidenciales, ganaron. Ayudó el creciente temor al populismo desbocado del cristinismo y de su conductora que nos llevaban inexorablemente a copiar el modelo de Venezuela. Por suerte. Si el populismo hubiera sobrevivido el camino hacia el abismo estaba asegurado.

Quizás pensaban que eran menos riesgos los que tenían que afrontar, menos obstáculos que vencer. Recién algún par de meses después de asumir mostraron los datos del balance desastroso del cristinismo. Pero los datos reales eran más preocupantes de los que consignaron.

Hoy, la presiones de la realidad no les dan descanso. La amenaza social no cesa y promete multiplicarse, las marchas y bloqueos se van sumando. El 6 de abril será la huelga general en la que se promete apagar el país porque adhieren todos los gremios, incluido el transporte.

Seguramente que para gobernar sea necesario crear ilusiones (entre ilusión y sueño no hay diferencias). Aunque ello pueda provocar un boomerang peligroso. No es en vano que el ‘aguante’ de gran parte de la población ha achicado su margen. Del 54% de las encuestas al 46/45 y en descenso. Si esa estadística es valedera sería conveniente que puedan empezar a resolverse la problemática de arrastre y la actual.

Por lo que se vio de las promesas del gobierno, de achicar la inflación que mancha todo índice de mejora y la lluvia de inversiones , el proyecto no se ha podido cumplir. Se dice que los inversores esperan a las elecciones legislativas para decidirse y además aguardan que las protestas se terminen. El gobierno tiene muchos recursos naturales para ofrecer pero falta que mejoren urgentemente la infraestructura de transporte, la energética y la de provisión de insumos. Pero así como van las cosas, con la bullanguería de La Cámpora y de otras organizaciones todo tiende a estancarse y aparecen las dudas. Por sus dichos el Gobierno relativiza las consecuencias electorales de las marchas opositoras porque no tienen elementos de unión entre ellos. ¿Hace bien?

Lo único que está en calma es la relación con los gobernadores y un Parlamento que trabaja y que no está colgado de una nube, pero que Los Montoneros y otras organizaciones armadas hayan sido reivindicados en Plaza de Mayo, pertenecientes a un proceso idealizado por la juventud militante, financiada por los intendentes kirchneristas, demuestra que una parte de la sociedad no está decidida a ningún cambio. La bandera de los Derechos Humanos se ha embarrado y se ha politizado. Eso sólo se explica por la urgencia que tiene cierta oposición de presionar al gobierno y los jueces para evitar mayores castigos judiciales a Cristina Fernández, denunciada por lazos mafiosos y corrupción. Ella devuelve la pelota: "Es Macri el mafioso".

El único récord mundial que ha ganado la Argentina es el del blanqueo que superaran los u$s 120.000 millones. Supera al de Italia que llegó a 102.000 millones en 2009. El 90% de los argentinos que siguen teniendo propiedades en Punta del Este o en la costa uruguaya declararon sin chistar porque la AFIP también vigila allí. Todo dinero oculto se está dirigiendo a Miami. Desde 2010 hasta ahora, las inversiones argentinas allí han crecido un 500%.Quizás también allí llegue en el corto o mediano plazo la mano de la AFIP porque seguramente siguen vigentes los propósitos que firmaron Macri y Barack Obama sobre intercambio informativo. No obstante, más allá de todo, lo que se blanqueó alcanza a una tercera parte de la plata emigrada por los ciudadanos de este país a lo largo de los últimos años que alcanza a u$s 300.000 millones.

Estamos viviendo los meses decisivos hacia octubre, mes de las legislativas. Hay, señala un informe de la Consultora Abeceb, tres problemas a superar: la herencia recibida que sigue necesitando ajustes más los errores propios (el derecho de piso) más la tardanza de los resultados prometidos en llegar. Enfrentando también los contratiempos como el caso de los Panamá Papers, el Correo, las jubilaciones y el Caso Avianca y los vuelos low-cost. A eso hay que agregar la puja salarial que está recalentada al máximo. Más los cuestionamientos desde la propia coalición macrismo-radicalismo. La oposición se canaliza a través del cristinismo y algunos dirigentes gremiales, más intendentes que se bambolean de un lado para otro en el espectro de lealtades.

Este año, en estos meses, es evidente que la estanflación orada los cimientos donde se asienta el gobierno. El 40% de la industria tiene las máquinas paradas y el consumo ha bajado notablemente. Hay señales de recuperación en algunos sectores pero no son cifras para asombrar. Se apela a las cuotas, pero tampoco pasa nada. La inflación está alimentada por el ajuste de tarifas, por la batalla por mejorar salarios, por los precios que no se pueden sujetar. Cuanto más tiempo transcurra en encontrar la calma más bajará la lealtad al gobierno.