Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Del asistencialismo arbitrario al consenso reparatorio

Soledad Carrizo, Diputada Nacional UCR - Cambiemos - Córdoba

Soledad Carrizo, Diputada Nacional UCR - Cambiemos - Córdoba

Resulta poco habitual durante las votaciones de la Cámara de Diputados, contar con proyectos que no presenten rechazos, pero más excepcional aun, que cuenten estos con la aprobación de todos los sectores políticos, muchos de ellos, situados en los extremos ideológicos entre sí.

Estas dos condiciones se hicieron presentes en la votación del proyecto del PEN tendiente al reintegro parcial del IVA a de los productos pertenecientes la canasta básica, lo cual habilita esa restitución del impuesto a sectores vulnerables, social y económicamente comprometidos, en un primer paso en el proceso hacia una ley con importante contenido social.

En los términos en los que fue aprobado, el proyecto propone un régimen de reintegro de una proporción del Impuesto al Valor Agregado correspondiente al monto de las operaciones que los consumidores finales abonan por sus compras -sin discriminación- de bienes en distintos comercios, siempre que estos estén registrados e inscriptos de forma correspondiente y que dichas compras se hagan mediante el uso de tarjetas de débito o equivalentes.

No obstante, el verdadero consenso de esta medida no se manifiesta sólo en la ausencia de rechazos durante su votación en el recinto, sino en el amplio tratamiento y estudio que este proyecto recibió de forma previa dentro de las comisiones de trabajo. La apertura al diálogo y el enriquecimiento de su articulado fue el producto de un arduo trabajo previo durante el cual se recibieron observaciones, críticas y recomendaciones de todo el arco político y se concretaron más de 13 reformas con respecto a su redacción original lo que permitió lograr un acuerdo.

Las críticas que recibió se fundaron en la incapacidad de este proyecto para reducir la pobreza tildándolo de medida asistencialista aislada; en las dificultades que traía para sus beneficiarios el hecho de admitir únicamente el uso de medios de pagos electrónicos y el reducido uso de este medio por parte de los jubilados; pero sobre todo porque no resultaba suficiente para sanear la difícil situación del país.

El error de estas críticas consiste en reproducir el paradigma del asistencialismo parcial, sin atender que esta propuesta constituye un puntapié inicial para un proceso de transformación y reparación más amplio buscando aliviar la pérdida del valor del salario a los sectores más afectados y también promover la formalización de la economía. La apertura al diálogo y el desarrollo de políticas sociales con consenso, el acogimiento de observaciones y criticas sin importar el color político, ha permitido atender a un reclamo histórico sobre el impacto negativo de impuestos como el IVA y sobre todo avanzar en procesos de modernización y educación a la población.

En esta instancia solo resta esperar del Senado una reflexión positiva sobre los beneficios de este proyecto y acompañar con su aprobación a un gobierno que hoy pretende reemplazar El asistencialismo arbitrario por un consenso reparatorio.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar