De minoría a fuerza nacional, lo más saliente de un medio mandato con altibajos

Macri calificó de "extraordinario" lo hecho en dos años. Si bien ha logrado altos índices de aprobación, su gobierno intercaló aciertos con decisiones erradas. El caso Maldonado, la desaparición del submarino, decisiones al límite de lo constitucional y, sobre todo, la falta de claridad en la relación con la Justicia, resultaron los puntos más flacos de la gestión

"Nada de lo que se diga antes de la palabra pero, cuenta realmente", es una frase común, que remite a aquellos diálogos en los que tras una oración elogiosa se formula una crítica. En la publicación que compartió ayer en Facebook, el presidente Mauricio Macri utilizó una fórmula inversa para dimensionar los logros de sus dos años de gestión.

"Sé que estamos subiendo por un camino empinado. Pero lo que hicimos hasta acá es extraordinario", escribió. El cierre, con un adjetivo bien grandilocuente, busca explicar un contexto de adversidad del que, según el Presidente, todavía, con medio mandato cumplido, se está intentando salir.

Desmesurado, como mínimo, resulta el término extraordinario para calificar dos años de una gestión cargada de buenas intenciones, algunas llevadas a la práctica de manera exitosa, pero también repleta de pasos en falso que obligaron a replanteos tardíos y, sobre todo, de gestos ambiguos, o algunos nunca explicados, relacionados con temas urticantes para la opinión pública. Quizás lo único realmente extraordinario haya sido el contundente triunfo electoral de octubre, con un 41% a nivel nacional que consolidó a un gobierno que había llegado al poder tras imponerse en un ajustado ballottage.

Desde aquél 10 de diciembre de 2015, el termómetro del gobierno de Cambiemos fue la economía, con vaivenes que fueron moldeando disgustos o sonrisas en el Presidente, según el caso. Pero, tal vez a modo de estrategia, poco se habló de las decisiones políticas del Gobierno, que fueron muchas.

Sólo cuatro días después de asumir, Macri designó por decreto a Horacio Rosenkrantz y Carlos Rosatti como nuevos jueces en la Corte Suprema. Setenta y dos horas más tarde reculó ante una andanada de cuestionamientos opositores y, como marca la Constitución, envió los pliegos al Senado.

La Justicia jugó un rol determinante en la primera mitad del mandato presidencial. La Corte le puso un freno al tarifazo que el Ejecutivo concretó a principios de 2016, aunque se expresó en reiteradas ocasiones con fallos laborales que, para los críticos, fueron en línea del pedido de Macri de terminar con la "mafia de los sindicatos".

Lo más jugoso, sin embargo, estuvo en Comodoro Py. De los despachos de los jueces federales, con Claudio Bonadio a la cabeza, salieron resoluciones que derivaron en las detenciones de los principales funcionarios del kirchnerismo. Amado Boudou, Julio De Vido, Carlos Zannini y Héctor Timerman son apenas cuatro de una lista que ya superó los diez y que tiene en puntos suspensivos -decisión del Senado mediante- a la propia ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. La detención de Milagro Sala, presa desde enero de 2016, sigue motivando cuestionamientos de organismos de Derechos Humanos de todo el mundo, aun después del fallo de Corte que le mantuvo la prisión, preventiva, pero domiciliaria.

Macri asegura que no influye sobre el Poder Judicial. Lo cierto es que, en una Justicia que camina a dos velocidades, todos los reveses fueron direccionados hacia ex funcionarios y las causas contra los actuales prácticamente no prosperaron.

En materia legislativa fueron dos años de buscar consensos para aprobar leyes siendo clara minoría. Las últimas elecciones, con triunfos contundentes en los principales puntos del país, modificaron ese mapa, que fue tiñiéndose de amarillo en Diputados y en Senadores. Los proyectos de reformas laboral, previsional y tributaria, son apenas el comienzo de fuertes cambios que Casa Rosada espera aprobar en el ámbito parlamentario.

Otro aspecto clave para el Gobierno fue la relación que forjó con los gobernadores, en especial durante este último año. Con el respaldo que le significó haber ganado la elección de octubre, el Ejecutivo consiguió que se firme el pacto fiscal. Genera interrogantes, no obstante, saber qué postura tomarán en relación al paquete de reformas los mandatarios provinciales, que acaban de formar su propio bloque en Diputados.

En la coyuntura se colaron, especialmente en este 2017, temas sociales que le causaron dolores de cabeza, vinculados sobre todo a la problemática de la seguridad. La desaparición de Santiago Maldonado, en agosto tras una presunta represión de Gendarmería, y su aparición sin vida en la semana previa a las elecciones de octubre, expusieron como nunca por el manejo de las fuerzas a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, en la mira nuevamente tras la muerte, a manos de Prefectura, del joven Mapuche Rafael Nahuel. La pérdida del submarino ARA San Juan, con 44 tripulantes, es otro triste capítulo, todavía irresuelto, de un fin de año agitado por la intensa actividad internacional, en el marco de la undécima conferencia de la OMC, en Buenos Aires.

Tags relacionados

Más de Columnistas

Noticias del día
Mercado

El Tesoro de Joe Biden no devaluará al dólar

El Tesoro de Joe Biden no devaluará al dólar
La designada Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, sostendría en el Senado que no se propone generar competitividad a través del manejo de la cotización de la moneda. A su juicio, sería tarea del mercado

Cronista y Reuters