Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Cristina no quiere ir presa y el PJ ya sufre abstinencia de poder

Cristina no quiere ir presa y el PJ ya sufre abstinencia de poder

No fue la mesa chica de Mauricio Macri sino un periodista que lo suele criticar quien terminó de convencer al Presidente de que no solo Cristina Fernández, sino una buena parte del peronismo, preferiría que le fuera mal.

Y no ‘apenas’ que le fuera mal. Incluso, esa buena parte del peronismo, trabajaría, de manera más o menos solapada, para que no terminara en tiempo y forma su primer mandato.


A la ferocidad de la ex presidenta y su equipo de inteligencia impresentable, encabezado por Oscar Parrilli y el dipu-ñoqui-espía Rodolfo Tailhade, el periodista que habló con el Presidente antes de su viaje a España le encontró, a la feroz ofensiva, una explicación muy lógica.


Le hizo entender a Macri que el principal incentivo de Cristina, para intentar denigrarlo al máximo, es el mantenimiento de su propia libertad.


O para decirlo sin rodeos: la convicción de que será condenada por los graves delitos que le endilgan y que inexorablemente irá presa, a menos que un clima de incertidumbre, caos social y crisis de gobernabilidad interrumpa la dinámica de las causas judiciales.


Basta con observar a la señal de noticias de Cristóbal López, C5N, para darse cuenta del fin que persiguen Cristina y su ‘patrulla perdida’. Como muestra basta un botón. La semana pasada uno de sus periodistas subordinados ‘reveló’ que había cerrado una empresa de grifería sanitaria y que había despedido a sus 150 empleados. Pero la firma no solo no había cerrado sino que había anunciado, hace poco, una nueva inversión de u$s 1.500.000 para modernizar la planta y mejorar la calidad de su producción. Lo tuvieron que desmentir a las 24 horas, pero lo hicieron con menos énfasis de lo que plantearon el dato falso.


El mensaje apocalíptico que machaca con la palabra cierre, despidos, ajuste e hiperinflación, todavía no caló hondo porque sus principales voceros son Cristina, Luis D’ Elía, Fernando Esteche, Amado Boudou, Martín Sabbatella y Gabriela Cerrutti, entre otros.


Pero la foto de Máximo Kirchner junto a Fernando Espinoza y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, debería preocupar y mucho a quienes subestiman la capacidad de recuperación del Frente para la Victoria.


El otro gran motivo que explicaría la intransigencia del gremio docente y su negativa a comenzar las clases, la avanzada de la CGT y la ofensiva mediática y judicial para tratar de convencer a los argentinos de que Macri y sus hombres son iguales a Néstor, Cristina, De Vido, Ricardo Jaime, Lázaro, Cristóbal y los bolsos de José López es la ‘abstinencia de poder’ que tiene el peronismo y sus aliados en casi todas las variantes.


Porque no solo la ex presidenta sino una buena parte de lo que Kirchner denominaba el pejotismo (que incluye desde gobernadores en ejercicio hasta la mayoría de los intendentes de la provincia de Buenos Aires pasando por Daniel Scioli y otros que hoy hablan de ‘renovación’) intuyen que si el oficialismo gana las próximas legislativas y la economía empieza a crecer, de manera moderada pero sostenida, Macri podría gobernar durante ocho años.


Y eso es algo que no soportarían. Porque significaría, entre otras cosas, el fin del peronismo como una franquicia electoral casi invencible. Y sería, además, la primera vez desde la restauración democrática de 1983 que un presidente no peronista lograría la reelección.


Sobre este tipo de cosas hablaban los empresarios durante el viaje que hizo Macri a España y que culminó este fin de semana.


Los funcionarios del gobierno nacional no dejaron de destacar el carácter de visita de Estado y los propios periodistas españoles reconocieron que ni siquiera el propio Barak Obama, en su momento, había sido recibido con tanta pompa y semejante dedicación.


Pero los futuros inversionistas españoles pusieron las barbas en remojo antes de tomar decisiones.

Le hicieron saber a Macri que estaban muy contentos con el contraste entre él y Néstor y Cristina. Admitieron que invertir en la Argentina sería algo natural porque todavía hay medio millón de españoles que viven y trabajan en nuestro país.


Y confesaron que antes de hacerlo esperan que Argentina empiece a ‘consolidar el cambio de rumbo’ en la política económica.

Y que también aguardan octubre, para asegurarse que el populismo, en cualquiera de sus variantes, jamás regresará.


Un empresario argentino dueño de una compañía distribuidora de energía eléctrica y al que se lo considera más macrista que el propio Presidente le dijo a un problable inversionista, en Madrid: "Si querés esperar hasta después de octubre hacelo.


Pero para entonces, el piso para entrar será más alto, porque habrá muchos otros como vos que pretendan invertir en negocios que todavía no están maduros". Le dio el ejemplo de la inversión ejecutada en al área de energías renovables, que, según el propio Macri, alcanzó, desde diciembre de 2015, los u$s 20.000 millones.


El empresario argentino que cree en Cambiemos lo hizo para terminar de convencerlo de que el momento es ahora mismo.


El Presidente, mientras tanto, sigue corriendo contra el tiempo, y rezando para que sus hombres no sigan cometiendo errores de principiantes.


Todos los días llama a sus ministros para preguntar sobre los avances del Metrobús y el asfaltado de las calles de tierra desde la General Paz hasta el corazón de La Matanza. Todos los días se comunica con los hombres del área económica para preguntar por los datos positivos, y les pide que se los reenvíen a los responsables de tratar con los medios. Al ministro Rogelio Frigerio le dio más responsabilidad pero al mismo tiempo le ‘metió más presión’. Quiere que el ritmo de la obra pública se acelere al máximo. Y no solo en la primera y la tercera sección electoral de la provincia, donde se concentran las intendencias más cristinistas. También en el resto del país, y, en especial, en las zonas geográficas donde Cambiemos no ganó.


Además de la ingenuidad que le adjudican los peronistas a los máximos referentes de Cambiemos, el Presidente y sus ministros recibieron hace poco una noticia que los hace parecer más ‘tontos todavía’.


La mayoría de los ‘barones del conurbano’ como los gobernadores peronistas que están siendo beneficiados con obra pública que paga el Estado Nacional se presentan ante sus votantes como si fueran ellos los ‘hacedores’ y ‘financistas’ de los proyectos. Lo muestran así en la cartelera de la vía pública y la propaganda que distribuyen a los medios de comunicación. Uno de los hombres más importantes del gabinete, de extracción peronista, fue el que detectó la avivada y se la comunicó de inmediato al jefe de Estado. Después reflexionó: "Una cosa es ser distintos, y otra cosa pasar por boludos". Si Macri quiere ganar las próximas elecciones, debería comprender la diferencia cuánto antes.

Más notas de tu interés

Comentarios11
Guillermo Guerra
Guillermo Guerra 02/03/2017 09:21:11

cómo desmerece a este diario, que un periodista pagado por el gobierno escriba en una seccion. otro periodista rentado militante del pro.

mauro cabrera
mauro cabrera 01/03/2017 12:10:33

No tengo muchas palabras para describir este articulo sola una .MALO.. Sos muy pero muy mal analista politico...

Mariano Sonza
Mariano Sonza 28/02/2017 10:36:22

Esto es un periodista? Sos un vocero de tu patrón, empleador de tu mujer.

Hugo Mastroianni
Hugo Mastroianni 28/02/2017 10:08:26

Como siempre, el pensamiento lúcido de este brillante intelectual. ¡Qaué pluma! ¡Qué verba! ¡Qué sutil construcción de las frases! ¡Qué claridad en los conceptos!

Ariel Anibal Pastura
Ariel Anibal Pastura 27/02/2017 05:36:40

majul sorete , lacra este gobierno esta compuestos por lo las sonada de la patria contratista argentina es decir la mafia permanente de este país

Matias Sanchez Pastrana
Matias Sanchez Pastrana 27/02/2017 05:49:55

No tenes derecho a endilgarle "patria contratista" a un gobierno que vino a terminar con aquello que nació y se fortaleció con el peronismo de Menem y de los K

Un tiburón recién sacado del agua y puesto sobre cubierta sigue siendo muy peligroso. Pero el tiempo corre en su contra. Por eso los PeroKas están desesperados dando manotazos de ahogados, y peor aun, sin capi di tutti capi. ¨rubenardosain.wordpress.com¨

Un tiburón recién sacado del agua y puesto sobre cubierta sigue siendo muy peligroso. Pero el tiempo corre en su contra. Por eso los PeroKas están desesperados dando manotazos de ahogados, y peor aun, sin capi di tutti capi. ¨rubenardosain.wordpress.com¨

luis hugo alvarez
luis hugo alvarez 27/02/2017 11:12:07

Dán asco de forros. Troll's Comercial deberían llamarse

Mafalda Davicco
Mafalda Davicco 27/02/2017 11:01:50

Los Peronistas son golpistas, pero a vos se te acabaria el curro, no Luisito?

Ricardo Nandin
Ricardo Nandin 27/02/2017 10:56:06

Hay que reconocer que lo de pasar por boludo le sale 10 puntos a Macri !!!