Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Crisis en AFA: una tienda que no sabe de milagros

Imagen de DANIEL R. VIOLA

DANIEL R. VIOLA Abogado-Socio Estudio Viola & Appiolaza

0
Crisis en AFA: una tienda que no sabe de milagros

Si la AFA fuera una empresa, estaría quebrada" declaró días pasados Armando Pérez, presidente de Belgrano de Córdoba y futuro candidato a la presidencia de la casa mayor del fútbol argentino. En tanto Luis Segura, actual presidente, dijo al ser consultado sobre un posible paro en la segunda categoría B Nacional: "No creo que ocurra, la situación de la B Nacional está complicada, es crítica. Si la AFA pudiese solventar los desajustes como lo ha hecho en todos estos años lo haría, pero la situación económica no lo permite porque tenemos una frazada corta. Este torneo se hizo muy federal. Hay muchos viajes y hoy el costo para los clubes es mucho más alto por la cantidad de traslados que tienen que hacer".

Los hechos se precipitaron la semana pasada, cuando All Boys, Chacarita Juniors e Independiente Rivadavia de Mendoza, recibieron menos dinero del pautado por los derechos de TV. Al llamado ‘plan de desendeudamiento’ aprobado por unanimidad en el Comité Ejecutivo, con una cuota prevista del 30% a descontar de las sumas a percibir, se le agregan embargos por otras deudas contraídas con terceros reclamadas vía judicial. La quita para All Boys alcanzó el 90% del total a percibir. "Está bien que nos descuenten lo que debemos, pero tendrían que habernos avisado porque esta deuda se contrajo en otra gestión. Esto es un castigo para los dirigentes que estamos haciendo bien las cosas", se quejó Héctor López, titular de Chacarita Juniors, en Radio Uno. Los 30 equipos de primera división A reciben cada mes $ 124,49 millones que se reparten en
tres grupos: River y Boca: $ 6.663.784; Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez: $ 5.081.103; los 24 restantes, $ 3.785.967. Del monto global, la máxima categoría aportaría $ 3,73 millones para distribuir como una contribución solidaria, entre los equipos de la B Nacional, Primera B, Primera C, Primera D y Federal A.

Entre este último torneo (semi-profesional) organizado por el Consejo Federal del Fútbol y la B Metropolitana, existe una brecha de $ 300 mil mensuales a favor de los clubes del Gran Buenos Aires, aún cuando los equipos de las restantes provincias están obligados a mayores gastos de traslado y hospedaje.

El pedido insatisfecho por un reparto más equitativo del dinero de la TV podría paralizar al fútbol. La mayoría de los clubes reciben embargos por deudas añejas y juicios iniciados por ex jugadores y ex técnicos. Al cierre del último libro de pases, Futbolistas Argentinos Agremiados gestionó el cobro de $ 70 millones por salarios impagos por cuenta y orden de los afiliados a esa entidad. La deuda de los clubes con la AFA está valuada en
$ 1.100 millones, a cancelarse en un plazo de 10 años. A su vez, la entidad rectora del fútbol argentino convive con más de 400 juicios donde se pugna por algún resarcimiento. En enero pasado, el tesorero Matías Lammens había revelado: "Trabajamos para ver si podemos entregar los cheques al día. Se había hecho costumbre que los cheques por los derechos de TV estaban, pero con fechas largas de cobro a 90 o 120 días. Eso obligaba a ir a las financieras a cambiarlos. Y se terminaban pagando tasas de un 45 o 50%. La idea es terminar con ese planteo falaz. Que la plata del fútbol quede en el fútbol". El art. 2 del Estatuto de AFA define como uno de sus objetivos "salvaguardar los intereses de sus miembros", pero este ideal hoy se observa desdibujado por una sumatoria de factores negativos. Es necesario profundizar en el conocimiento sobre las causas de la actual debacle económica, incluyendo la apertura del capítulo argentino de las investigaciones por el llamado FIFAGate y su grado de incidencia. El escritor brasileño Jorge Amado, (Bahía, 1912-2001), logró plasmar en su novela

‘La Tienda de los Milagros’ (1969) una infinidad de tipos costumbristas y situaciones dotadas de una gran imaginación y colorido. En esa cosmovisión que plantea el autor, vivos, muertos, diablos y dioses del candomblé (orixás) comparten un espacio plagado de irracionalidad, rituales y supersticiones. En un pasaje, Dorotéia, una diablesa disfrazada de mujer seduce al protagonista Pedro Archanjo, a pesar de la invocación de este mulato a sus dioses. Años después la diablesa convertida en una bella doncella, decide abandonarlo dejándole su hijo a cargo, a quien le dio el mandato de decirle que ella había muerto. Unos entienden que el príncipe regresó de los infiernos para llevarse a su súbdita y otros, ven a una mujer que partió deslumbrada por un apuesto forastero. En una de las visiones posibles, la AFA parece haber dejado atrás su histórico rol de seducción para transformarse en una gran tienda, donde todos buscan sin éxito el tan ansiado milagro.