Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Crédito: el leasing trepa sólo 11% en un año afectado por las altas tasas y el freno industrial

Crédito: el leasing trepa sólo 11% en un año afectado por las altas tasas y el freno industrial

Durante los últimos años, el leasing tuvo un comportamiento dispar en la Argentina. Mientras otros productos financieros experimentaban expansiones y recortes de igual manera, en el caso del leasing todo fue crecimiento. Cierto es mencionar que el punto de partida -la base del leasing en stock- aún resulta escaso. Por tomar una referencia, diciembre de 2015 trajo un stock que sigue representando menos del 1% del PBI. Es más: si se lo compara con otros países de la región, mientras en nuestro país la cartera total de leasing alcanzaba la suma cercana a los u$s 1000 millones, en Brasil y en Chile Chile es casi diez veces más alta.

El dato es que 2016 trajo, por primera vez en mucho tiempo, un crecimiento más orgánico y -esta vez sí- en línea con la evolución del resto de los productos financieros. Según datos de la Asociación de Leasing de la Argentina (ALA), a fines de junio el leasing experimentaba un recorte del stock del 3,5% al pasar de $ 16.093 millones a $ 15.520 millones en sólo seis meses. La comparación anual resulta también ambigua, ya que si bien compara con los $ 13.902 millones de mediados de 2015, la suba de 11% en términos nominales pierde contra casi 40% de inflación.

Por supuesto, se trata de la primera caída en los últimos seis años, teniendo presente que desde la reglamentación del leasing en el año 2000 (ley 25.248) hasta la incorporación en el Código Civil y Comercial el año pasado, el mercado argentino de leasing había experimentado un período de fuerte expansión.

Para Gabriela Tolchinsky, flamante titular de ALA, "el leasing se vio afectado en los primeros meses del año por el fuerte estancamiento de la actividad económica' pero señala que 'la herramienta va a experimentar una expansión sostenida en los próximos años producto de las expectativas vinculadas al cambio de Gobierno y la llegada de las inversiones". En este sentido, señaló que en ALA -una entidad que agrupa a las compañías de leasing del Banco Santander Río, Banco Galicia, Credicoop, Itaú, Macro, Hipotecario, el ala financiera de Grupo Petersen, TCC Leasing, Banco Patagonia, Supervielle, CGM Leasing, Provincia Leasing, entre otros- la visión de conjunto es optimista ya que "en los últimos 10 años el leasing tuvo un crecimiento exponencial en términos reales en la economía e incluso es la herramienta financiera que más creció".

A la hora de los análisis, en ALA hacen una especie de mea culpa, al señalar que el leasing necesita más información y difusión. "Creemos que si bien el año no ha sido bueno del todo, una parte importante de nuestro trabajo pasa por las universidades y centros de estudio, ya que permitirían mayor desarrollo", sostiene Tolchinsky quien advierte que el próximo 17 de noviembre se realizará el quinto Congreso de Leasing en el auditorio del Banco Nación.

Según números de ALA, 5 de cada 10 clientes del leasing son pymes o microemprendimientos mientras que un 27% lo representan las grandes empresas. Por otro lado, en los últimos años ha crecido el número de tomadores de leasing por parte de los individuos que hoy representan más del 10% al tiempo que el sector público aporta por poco más del 9%. Es que de un tiempo a esta parte, los municipios y las provincias han sido de la partida. Por ejemplo el Banco Nación que conduce Carlos Melconian, ha recomenzado la estrategia de equipar a los estados municipales con maquinaria -celebró un acuerdo hace días con la intendencia de Bariloche que conduce Gustavo Gennuso.

Por otro lado, una reciente modificación en la normativa de Rentas de la Ciudad de Buenos Aires comienza a permitir federalizar el pago de patentes para vehículos adquiridos vía leasing. La gestión, que impulsara en su momento el ex titular de ALA, Nicolás Scioli, autoriza que los vehículos adquiridos a través de leasing puedan pagar sus patentes en los distritos en donde van a ser utilizados. Hay que recordar que con anterioridad a esta modificación, la ley exigía patentar los bienes adquiridos vía leasing en el domicilio legal del dador, lo que había generado algunos reclamos a la hora del cobro de patentes por parte de jurisdicciones del interior, ya que el grueso de las empresas se encuentra en la Ciudad de Buenos Aires.

En la City creen que los tiempos venideros serán mejores. Por un lado, sostienen que una menor presión inflacionaria, debería generar mayor inversión del sector privado lo que permitirá reactivar la demanda de leasing. Por otro, la cotización estable del dólar debería mantener los valores del mercado del leasing vinculado a maquinaria, es decir, facilitaría la adquisición de vía leasing de bienes durables cuyo precio de referencia es en dólares.

En esta línea sostienen que este escenario debería decantar a la vez una baja sensible en las tasas de interés, ya que en los últimos meses este factor también ha pesado fuerte en la retracción del sector, cuyo costo financiero va a la par de los créditos prendarios y personales.

Para algunos, la apuesta del leasing va por el lado del sector agropecuario. "Es probable que con el crecimiento esperado para este sector, comiencen a darse mayor demanda de leasing vinculado a la actividad agropecuaria", sostiene Tolchinsky, quien también apuesta a un reacomodamiento de esta herramienta para el sector inmobiliario pero también infraestructura.

Esto es así porque si bien los equipos de transporte y logística -pero también los automotores- siguen representando un mayor share de mercado en lo que hace al objeto de financiación del leasing, en ALA esperan un mayor crecimiento en lo que es maquinaria agrícola, vial y equipos vinculados a todo lo que representa la infraestructura.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar